Saltar al contenido.

Elogio de la estupidez

2 noviembre 2007

En estos tiempos de himnos y banderas se exalta el patrioterismo y la estupidez con la misma frecuencia y desatino. Si alguien quisiera recopilar material para una antología del disparate, ¡una mina, oiga! ¿O acaso no es una solemne estupidez la penúltima de Rajoy al prometer flexibilizar los horarios de trabajo de modo que “cada trabajador” pueda elegir su jornada? El inefable Javier Arenas no quiere quedarse atrás. El político que cuando habla suele repetir la frase para decirse así mismo lo ingenioso que resulta o para creerse la última chorrada expresada, ha tenido una ocurrencia propia de andaluz tipo faralaes y pandereta que no desentona en nada con las últimas de D. Mariano.

No soy tan optimista como el candidato Arenas, que debe observar el panorama andaluz de manera inmejorable, cuando su gran propuesta electoral consiste en hacer oficial la versión que del himno andaluz interpretó Rocío Jurado en una película. En realidad, el aspirante a presidir la Junta no ha tenido ninguna idea propia. Me explico. Si en Génova esperan cada mañana las insidias del cantasermones de la emisora episcopal, aquí Arenas hace suya una iniciativa del energúmeno con columna de ABC. Si en Madrid el locutor reparte consignas, aquí este político, responsable en buena medida de mantener al PP en la oposición, no ha querido ser menos y hace suya la propuesta de ese señorito adulador de tonadilleras, toreros y condesas conocido como Antonio Burgos.

Es la gran propuesta del PP para las próximas elecciones andaluzas. Y digo yo, puestos a seguir el juego indecente de banalidades y tonterías varias; ¿por qué no rescatar aquella interpretación que Rocío Jurado y Joan Manuel Serrat realizaron en un programa de Canal Sur, para convertirla en himno oficial? Al señorito Arenas no se le ha ocurrido esta posibilidad. ¡Una lástima! Hubiera sido manera de restituir los anuncios infames que él impulsó cuando el debate del Estatut.

Dicho lo cual, ahora que quieren que usemos la bandera, que amemos la bandera, que besemos la bandera, ahora que al parecer tenemos que ser abanderados y debemos cantar nuestros himnos y por no quedar fuera del juego funesto de banderías, himnos y patrioterismo de opereta y chirigota propondría esta bandera alternativa e igualmente sugiero cambiar parte de la letra del himno de Andalucía. En tiempos de Blas Infante tenía sentido eso de “pedid tierra y libertad”; hoy la tierra no la quiere nadie salvo para especular o construir, por ello el verso anterior lo sustituiría por “pedid vivienda y libertad”; en cualquier caso, se aceptan sugerencias.

About these ads
7 comentarios leave one →
  1. 2 noviembre 2007 6:59 pm

    Ayer mismo me dí un homenaje con jirones de la bandera que propones y de la cual soy ferviente admirador. Me vas a permitir que en esta ocasión no realice ninguna propuesta para modificar el himno andaluz. No quiero interferir en las decisiones soberanas de un pueblo que volverá a colocar a cada quien en su lugar.

  2. 2 noviembre 2007 8:37 pm

    [Permítme el momento de autopublicidad.]

    Con esto de los himnos ocurre lo mismo que la mayoría de asuntos de gran calado en España (y no quiero decir que este asunto lo sea). Existe un gran desconocimiento de la Historia y así pasa lo que pasa. Se empieza por equivocar(nos) a todos y se termina tomandos lo incierto por verdad evidente y la verdad como hecho a olvidar. Y así (aquí tengo que poner falta a este blog por haberse perdido este detalle de pisoteo de todos aquellos que luchan contra la monaquía) se exhibe un cuadro del Fusilamiento de Torrijos como foto oficial de la inauguración de la ampliación del Prado, con el Rey en primer plano y nadie dice nada. Es más, le dan las gracias por poder sacarlo del almacén. [Y aquí la publicidad y resto de la historia http://derrotaurgente.blogspot.com/2007/11/el-fusilamiento-de-torrijos.html

  3. 2 noviembre 2007 9:16 pm

    Querido amigo, aunque tu creas que esa frase, “pedid tierra y libertad”, ahora mismo quede desfasada, creo que en un futuro no muy lejano vuelva ha estar de manifiesta realidad, si da un clara realidad económica en nuestro pueblo, los motores económicos de Andalucía, o por lo menos los de las zonas limítrofes a la costa, sobreviven exclusivamente de la construcción y la hostelería o/y el turismo.
    De todos es sabido de el desvió que se va ha cometer de materias primas dedicadas ahora, al consumo humano, para la fabricación de biocombustibles, cosa que hará que exista una mayor demanda sobre todo de cereales.
    Por todo ello el Campo, nuestro campo, si es que nos dejan alguno, puede ser un paliativo para superar las crisis económicas que seguro se nos avecinan, sería como una involución necesaria, y espero que ahora sí, seamos capaces de organizarnos, para conseguir aquello por lo que nuestros abuelos murieron, la tierra para quien la trabaje, y el pueblo andaluz no se deje pisotear por los antiguos caciques y terratenientes, ahora con la forma jurídica de S.A.

  4. 2 noviembre 2007 11:21 pm

    Creo que el título de tu post lo resume todo: el elogio de la estupidez nos lo ofrecen diariamente los dirigentes del PP con cada una de sus declaraciones. Y eso que dicen preocuparse de lo que realmente le importa a los ciudadanos… Pues si eso es lo que realmente nos preocupa será porque nos va fantásticamente bien, ¿no os parece?. Y si nos va fantásticamente bien, para qué cambiar a este gobierno que, según la actitud del PP y sus iniciativas, nos ha descargado de otras preocupaciones para que podamos dirigir todas nuestras energías hacia lo realmente importante: la bandera y el himno. Un saludo.

  5. 3 noviembre 2007 12:00 pm

    Hombre lo de la flexibilidad horaria más que estupidez sería una utopía. Lo de la bandera, es…..es….una soberana gilipoyez, y para los que las las banderas ni fu ni fa, una cortina para desviar la atención de otros temas.
    Pero que vamos a esperar de esta gente?
    Nada.

  6. 3 noviembre 2007 1:07 pm

    Yo trabajo en régimen de cierta flexibilidad horaria, tengo la posiblilidad de llegar hasta las nueve de la mañana, cumpliendo la totalidad de horas semanal, con lo cual hay muchos jueves, los viernes no se pueden utilizar como recuperadores, que termino a las mil y monas. No es ningún chollo, cualquier incidencia que tengas, desde que se estropee el metro hasta llevar a un hijo al médico, se aplica a la parte del horario flexible. En cuanto a las chorradas de Arenas y las perversiones de Antonio Burgos, poco hay que decir, pertenecen a un estereotipo de andaluz que ha hecho mucho daño a Andalucia y a España. Yo, madrileño, hijo de castellanos adustos cuando pienso en Andalucia prefiero pensar en Lorca, Alberti, Juan Ramón o Falla, por citar algunos de los muchos que hacen que uno pueda sentirse orgulloso de los andaluces sean compatriotas tuyos. Y más recientemente me quedo con Marinaleda, que quiere usted que le diga.

  7. 3 noviembre 2007 4:38 pm

    Josemanuel: cuentan que tanto en Ceuta como en Melilla se ha desatado la fiebre nacionalista y que se agotaron todas las banderas y los trapos para hacerla. Cosas que pasan, y mientras eso ocurre nosotros saboreando la nuestra regándola con buen Rioja o Ribera del Duero que tampoco está nada mal.

    Jirones, puede que tengas razón pero plantearía dos cuestiones en mi condición de vecino de pueblo de tradición agrícola y de ciudadano europeo: ¿los jóvenes andaluces quieren trabajar la tierra?, la eclosión de posibilidades de los cereales por ejemplo, ¿no sería una buena oportunidad para los habitantes de otros lugares?, no habría que dejarles esta oportunidad

    Ottinger: La observación es muy oportuna. De este asunto conversé con un amigo y no llegamos a conclusiones. El cuadro tiene tanto valor artístico como simbólico. Lo que no tengo muy claro es la intencionalidad de esa foto oficial con El fusilamiento de Torrijos al fondo y si es motivo de para escribir contra la monarquía actual. Igual el Borbón, y quienes le asesoran, entiende que esta foto oficial es un guiño para desprenderse de los errores y horrores de sus antepasados.

    Silvia: Sinceramente tal y como lo expresa Rajoy, cuando afirma que “cada trabajador pueda elegir su jornada”, puede utilizarse otro calificativo pero el de estupidez no le queda mal. Sólo por poner dos ejemplos: ¿qué horario tendría mi hijo, Educación Primaria, si cada profesor elije su jornada?; si tenemos que acudir a un Centro de Salud, en función de que cada sanitario pueda elegir su jornada, ¡quién nos garantiza la atención que necesitamos? Son ejemplos estúpidos lo sé, pero no lo es menos la propuesta del susodicho.

    Alberto: Gracias por la constancia. Tenemos que contribuir para desenmascarar a estos miserables

    J.G.Centeno: Efectivamente flexibilidad horaria no es igual que “cada trabajador pueda elegir su jornada”. En cuanto a las propuestas populistas, demagógicas y, de alguna manera, ofensivas me temo que proliferarán hasta las próximas elecciones.

    Pandereta y faralaes, querido amigo; esto es lo que hay.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 30 seguidores

%d personas les gusta esto: