Skip to content

La mujer en el jazz

19 octubre 2008

Quisiera escribir que no hay diferencias, que no es cuestión de sexo, que la música es buena o mala independientemente de ser compuesta o interpretada por hombre o mujer. Lo escribo, pero seguramente la realidad vaya por otros derroteros. El jazz, como la vida misma, no escapa de todos los convencionalismos (ya sabemos que quienes firman las crónicas de jazz suelen ser hombres) y la mujer, como en tantos otros menesteres, lo ha tenido muy crudo en un modelo de sociedad patriarcal. Dicho esto, si hablas de la mujer en el jazz y te salen por Norah Jones; mejor cambiar de tema.

Es cierto que la mujer ha llevado la voz cantante pero no es menos cierto que el machismo cerró puertas. ¿Escucharon eso de: en el jazz están los músicos, las cantantes y los baterías? Desdén y desprecio, como es habitual. Los ambientes de los clubs de jazz alejaron a más de una del intento de abrirse camino en un mundo de machos. Parece que el espacio de la mujer en el jazz estuviera restringido a las grandes cantantes; Ella Fitzgeral, Billie Holiday, Sarah Vaghan, Carmen McRae y otras destacadas vocalistas. Es cierto que, entre tanta mujer, habría que mencionar a algún que otro vocalista; particularmente me quedo con Jimmy Rushing, que fue tan buen cantante de blues como de jazz, o con Jon Hendricks, Chet Baker, o Frank Sinatra pero no hay duda alguna que la mujer ha sido y sigue siendo, en el jazz, quien mejor afinó el instrumento vocal.

La relación voz instrumento está en la misma esencia del jazz. Dicen algunos estudiosos que el jazz surge, en buena parte, de la música vocal y que, por esas peripecias de la vida, el canto del jazz nace de la música instrumental, de la pretensión de usar la voz como un instrumento. Alguien podría haber dicho que Jeanne Lee, más que como una cantante suena como un instrumento vocal, y tendría razón. La historia del jazz está jalonada por las voces de un grupo selecto de grandes vocalistas del que particularmente no excluiría, junto a las ya citadas, a Helen Merril, Shirley Horn, Dinah Washington, Dianne Reeves o Abbey Lincoln. Sin embargo, aunque la mujer tocó otros palos en el jazz y las crónicas de esta música reserva un lugar preferente a Mary Lou Williams o Lil Hardin, una de las pioneras y miembro de la histórica Creole Jazz Band de King Oliver o los Hot Five y Seven de Louis Amstrong, lo cierto es que hasta hace poco la presencia de mujeres en el jazz tenía el campo muy restringido al jazz vocal y, en cierta medida, al piano: Shirley Scott, Mariam McPartland, Nina Simone, Carla Bley o las más recientes apariciones de Elianne Elias, Diana Krall o Madelaine Peyroux entre otras. Es cierto que siempre apareció alguna valiente rompiendo tendencias como la saxofonista Elsie Smith que tocó en la banda de Lionel Hampton , y que en ocasiones aparecieron mujeres en orquestas espectáculos pero ahora los tiempos parecen que estan cambiando y son muchas las que se dedican a otros instrumentos. Algún día aparecerán también un buen número de mujeres escribiendo las crónicas de los conciertos y reseñando los nuevos trabajos del jazz; cuando llegue ese día igual, puede que se preste mayor atención al jazz que tocan las mujeres.

Sin ánimo de ser exhaustivo, para eso se puede visitar Women in Jazz!, entre otras, dejo un buen ramillete de instrumentistas del jazz:

Guitarra; Mary Osborne, Susan Weinert. Bajo; Jennifer Vincent. Batería; Sylvia Cuenca. Contrabajo; Anne Mette Iversen. Saxo; Peggy Gisbert, Chefa Alonso, Anat Cohen, Ada Rovatti, Jane Ira Bloom, Melissa Aldana, Candy Dulfer, Little Larissa Lockett, Jane Bunnet,Carolyn Breuer, Ada Rave. Trombón; Annie Whitehead. Trompeta; Ingrid Jensen, Laurie Frink. Órgano; Shirley Scott, Rhoda Scott. Orquestas; Ina Rae Hutton, Thelma White, María Schneider. Percusión; Ana Norgard Violín; Regina Carter

Actualización: En los comentarios, tanto Federico Antín como Manuel añaden instrumentistas a esta selección.

About these ads
13 comentarios leave one →
  1. 21 octubre 2008 6:48 pm

    Júcaro:
    Interesante reflexión, a la que quisiera agregar dos nombres: Terri Lyne Carrington (batería y percusión) y Anne Mette Iversen (contrabajo).
    Un abrazo,

    Federico

    http://euskirtxoko.blogspot.com

  2. 21 octubre 2008 7:10 pm

    Genial, Júcaro. Te lo voy a tomar prestado para Iguales en Las Tres Mil. Muchísimas gracias por tan interesantísimo post.
    Un abrazo.

  3. Júcaro permalink*
    21 octubre 2008 9:43 pm

    Federico Antín, si no te parece mal las añado al post. Es un placer enriquecerlo con tu aportación.

    Juanjo, éste es un espacio sin derechos de autor. Haz lo que consideres, con este o cualquier otro contenido del blog, si además es para Iguales en Las Tres Mil, ¿qué quieres que diga?

  4. 22 octubre 2008 1:00 am

    Júcaro:
    Por supuesto que puedes incorporarlas en tu artículo, me alegra que mi aporte haya sido útil.
    Un abrazo,

    Federico

    http://euskirtxoko.blogspot.com

  5. 22 octubre 2008 11:02 pm

    Excelente post, Júcaro. Soy Manuel coautor de Iguales en las Tres Mil. Puedo apreciar que te gusta el jazz, como a mí, aunque desgraciadamente no soy músico ni tengo un oído privilegiado. Aunque ya saqué un post sobre las Directoras de orquestas de música clásica en Mujeres que toman la batuta , hace tiempo que tenía en mente hacer un post sobrelas mujeres en el Jazz, a raíz de la lectura de los dos excelentes tomos “Historia del jazz clásico” y “Historia del Jazz moderno” de Frank Tirro ( si alguien no lo conoce, está en la Editorial Ma Non Tropo. En cierto capítulo del primer tomo hablaba de las mujeres instrumentista del jazz y quise rescatar del olvido a estas pioneras y verdaderas artistas, que como pasa en la Historia del Arte “oficial” siempre son relegadas a un segundo plano o al anecdotario. Sea como sea que el proyecto de sacar un post no vio la luz en su momento, quisiera añadir unas notas biográficas más, aprovechando esta excelente entrada sobre las mujeres en el Jazz .
    A finales del los años 30 las mujeres instrumentistas ( como cantantes ya lo habían hecho antes) empezaron a abrirse el camino en el mundo jazzístico, feudo masculino por excelencia. En esta incursión tuvo que ver, como no, la guerra. La Segunda Guerra Mundial se llevó a al frente ( y a la tumba) a numerosos instrumentistas masculinos, por lo que las mujeres tuvieron mayores oportunidades de hacerse oír y respetar por un público y una crítica musical por un lado, todavía con reminiscencias racistas hacia los y las músicos/as de color y por otro, genuinamente machista. Las tristes y malogradas biografías de cantantes como Billy Holliday nos lo dicen todo: Vejaciones, desprecios, drogas, alcohol, cárcel, etc. Lo cierto es que a raíz de la gran guerra , dos orquestas femeninas destacaron de modo particular por su éxito y su técnica refinada: Ina Ray Hutton an Her melodears Oschestra, banda que por cierto ya era popular antes de la guerra , y The International Sweethearts of Rhythm. Ésta última contó con instrumentistas solistas de mucho talento como la saxofosnista tenor Viola Burnside, la trompetista Ernsnestine “Tiny” Davis y la baterista Johnnie Mae Rice.
    Fuera de estas agrupaciones femeninas también algunas mujeres se hicieron sitio en las orquestas masculinas. Podemos descatar entre otras a Valaida Snow, trompestista con Fletcher Henderson o Melba Liston, trombonista en la Dizzy Gillespie Orchestra.
    Bueno, hay muchas otras, pero ahora no dispongo de las referencias.
    Un cordial y jazzístico saludo.

  6. 23 octubre 2008 1:11 am

    Amigos:
    Me estoy olvidando de una gran trombonista, compositora y arregladora, Melba Liston, fabulosa en cada uno de los proyectos que encaró, su asociación con el pianista Randy Weston nos ofrece algunos de los más bellos momentos en la historia de la música.
    Saludos,

    Federico

    http://euskirtxoko.blogspot.com

    Pagina de homenaje a Melba Liston en MySpace

  7. Júcaro permalink*
    23 octubre 2008 7:58 am

    Manuel, gracias por la aportación que haces y, como ya hice con las sugerencias de Federico Antín, incorporaré las “jazzeras”, ¿valdría esta palabro?

    Tampoco soy músico y el jazz es solo una afición, una pasión tal vez. Por otra parte, es un enorme placer que gente como vosotros, Federico, Juanjo y tú, entréis hasta este blog para dedicar un tiempo a su lectura y comentarlo.

    Saludos

  8. 23 octubre 2008 11:07 am

    También es un placer encontrar gentes y espacios que tengan la sensibilidad de sacar post como éste. Nos vemos y nos encontramos por acá y por allá. Saludos. Y sí, jazzera “suena” bien, tanto como un buen solo del Lester Young de los mejores tiempos.

  9. Lola permalink
    25 agosto 2009 1:12 am

    Me ha encantado este post, muchas gracias a gente como ustedes que se dan el tiempo de regalarnos informacion valiosa como esta, no dejen de hacerlo; nuevamente mil gracias.

  10. 18 septiembre 2009 12:43 am

    Muy interesante e ilustrativo, tengo muuuuuuucha tarea por hacer y mucha música por estudiar.

    saludos!

  11. Sambaquipildoor permalink
    23 junio 2011 5:05 am

    ada rave es una gorda trola, mal

  12. 3 junio 2013 12:26 pm

    Hi there, I want to subscribe for this website to get most
    up-to-date updates, therefore where can i do it
    please help out.

Trackbacks

  1. Igualdad » Blog Archive » Recomendaciones, se acerca el 8 de marzo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 30 seguidores

%d personas les gusta esto: