Saltar al contenido.

Derecha, delincuencia y la verdad sospechosa

14 septiembre 2009

La derecha, tan reaccionaria como insolente, se relamía de gusto cuando comenzaron a llegar las malas noticias económicas. Con la crisis, se abría el telón y se mostraba el escenario perfecto para que el guión de sus pretensiones pudiera representarse sin mayores contratiempos.

Entre otras calamidades auguraron un aumento de la inseguridad ciudadana, con la multiplicación de delitos y atentados contra la propiedad. Nos querían hacer creer que el hombre o la mujer en paro se lanzaría a romper escaparates, asaltar los supermercados del barrio o atracar al vecino de enfrente. Hablaban del regreso a los tiempos de los ladrones de gallinas, de las pequeñas rapiñas y del hurto famélico. Eso sí, aprovechaban la ocasión para “lamentar” la imposibilidad de contrarrestar esas acciones porque el Código Civil sólo considera falta los hurtos inferiores a cierta cantidad de euros. Igualmente, aprovechando algunos episodios lamentables y mediáticos, alertaron de la entrada de peligrosas mafias que acabarían con la tranquilidad de todos nosotros. Además de ello, si a la condición de parado se añadía la de emigrante, la conclusión era la evidente necesidad de expulsar a todos los emigrantes a sus países, endurecer la legislación y recortar libertades.

Como la derecha, si algo tiene es constancia y medios para difundir sus mensajes, medios de comunicación afines, opinadores incondicionales y políticos mendaces se lanzaron a propagar la idea del inevitable aumento de inseguridad. Pronto las encuestas reflejaron esa preocupación inducida.

Ahora conocemos los datos del Ministerio del Interior y resulta que la delincuencia se ha reducido en casi un dos por ciento en el último año y la tasa de homicidios se sitúa en su nivel más bajo de los últimos diez años, demostrándose que el desempleo y la necesidad no conducen a la delincuencia, que no hace al honrado deshonesto ni al pacífico violento. 

No esperen disculpas, una rectificación o una simple declaración mostrando satisfacción al conocer estos datos. Muy al contrario,  si acaso cuestionarán la fiabilidad de la información e incidirán en la necesidad de endurecer la legislación.  Curiosamente, mientras esta maldita crisis económica trae el decremento delincuencial pese a esos augurios ofensivos de la derecha,   lo que si parece constatado es el aumento de noticias que implican a políticos del PP como sospechosos de delinquir, por mucho que se nos quieran presentar como víctimas de persecuciones infundadas y detenciones políticamente interesadas.   

About these ads
Sin comentarios aún

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 30 seguidores

%d personas les gusta esto: