Skip to content

Lenguaje eufemístico

16 octubre 2006

El lenguaje eufemístico se extiende irremediablemente. En en ocasiones como pura necesidad, en otras para adormecer conciencias o para ocultar la realidad cuando ésta se manifiesta despreciable. Algo semejante, expresado a lo bestia, como poner vaselina para que la cruda realidad entre mejor. Así, se flexibilizan las plantillas para ocultar que se habla de despidos de trabajadores; se deslocalizan empresas cuando se trata del traslado de una empresa a otro lugar donde los salarios sean más injustos, las condiciones laborales más abusivas y la cuenta de beneficios más brillante. Si se habla de daños colaterales, probablemente se asume el asesinato de población civil por parte de los guardianes de la paz y los garantes de no se sabe qué orden mundial. Y así podríamos recurrir a cientos de ejemplos de una utilización fraudulenta del lenguaje. Algunos eufemismos calan de tal manera que los utilizamos sin percatarnos de su significado real. Así limpieza étnica significa, asesinato de personas en virtud de su raza pero queda más suave y menos alarmante .

Evidentemente en el uso, también en el abuso, del eufemismo suele subyacer una intencionalidad política o ideológica. Es lo que hoy denominamos lenguaje políticamente correcto, que lejos de lo que podría pensarse, no supone ninguna novedad; ya sea por recato, necesidad o con la intención de someter y controlar desde siempre se ha utilizado un lenguaje enmascarado o metafórico.

El gran Miguel de Cervantes, en su Coloquio de los perros planteó esta cuestión hace unos quinientos años:

«Ese es el error que tuvo el que dijo que no era torpedad ni vicio nombrar las cosas por sus propios nombres, como si no fuese mejor, ya que sea forzoso nombrarlas, decirlas por circunloquios y rodeos que templen la asquerosidad que causa el oírlas por sus mismos nombres. Las honestas palabras dan indicio de la honestidad de quien las pronuncia o las escribe».

Cuando se atribuye el lenguaje políticamente correcto a los norteamericanos sólo puede admitirse como novedoso el término “politically correct” que ellos propagarán por todo occidente. Porque sin remontarse a la época cervantina, en los tiempos del franquismo y su censura, no había más remedio que sortear los tijeretazos de la censura calahaciendo de un uso jugoso de expresiones, dobles sentidos y lenguaje eufemístico que, cuentan, irritaba sobremanera a los censores ante las dificultades que tales estratagemas les ofrecía.

Se impone unas formas más suaves, más edulcoradas, como para pensar que vivimos en una sociedad perfecta o cercana a la perfección. En su estupidez piensan que, utilizando simples recursos expresivos, pueden cambiar la realidad. Tal y como están las cosas igual se impone alguna prerrogativa que obligue a publicar nuevas versiones, políticamentes correctas, de la literatura tradicional comenzando por cuentos como el de Caperucita Roja.

________________________________________________________
Seleccionado y publicado en la sección de opinión, DESTACADOS DEL DIA, de El Otro Diario

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 17 octubre 2006 7:46 am

    Supongo que el eufemismo, como dice Cervantes, “busca nombrar ciertas palabras por circunloquios y rodeos que templen la asquerosidad que causa el oírlas por sus mismos nombres”. Embellecer un poco el mundo, vamos. Bueno, eso no es necesariamente malo. Lo hacemos continuamente para no violentar a los demás. Pensemos en como quedaría que al volver a la mesa en un restaurante dijéramos algo como: “ya he terminado de cagar, he tardado un poco porque me ha costado soltar la mierda: estaba más dura que una piedra”. Casi mejor sentarse discretamente, ¿no?
    Otra cosa es lo de “políticamente correcto”, que viene a ser algo así como: si nosotros lo hacemos, bueno o malo, está bien hecho, y por lo tanto, tiene que sonar bien. Eso no es embellecer el mundo, sino más bien disimular lo que se hace para afearlo: justo lo contrario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: