Skip to content

Post a nadie

3 diciembre 2006

Ha llegado un tiempo en el que las palabras no se entienden: dices paz y te espera un rapapolvo semejante al que pudiera recibir alguien por hacer apología de la pederastia; hablas de proceso de paz y eres acusado de filoterrorista. Ha llegado el tiempo en que tampoco se entienden los gestos: ser amable o sonreír ahora parecen signos inequívocos de frivolidad; se impone el gesto serio, cierta mueca de mala leche y, como remate, un aire de suficiencia pedante de aquí te espero. En la actualidad, en ciertos sectores, dialogar es sinónimo de debilidad, buscar puntos de encuentro supone una bajada de pantalones; la respuesta adecuada parece ser el encontronazo, la mano dura, la derrota humillante y el escarnio público. Ha llegado un tiempo en el que se cofunde fabulación con realidad y mentira con razón.

Hojeo una actualizada versión de un diccionario y compruebo, por ejemplo, el significado de palabras como: paz, sonrisa o dialogo. Será que no está suficientemente actualizado porque las definiciones son las conocidas por todos y sin duda, para muchos no significan lo que expresaban unos meses atrás. ¿Será que algún hacker maligno inocula un virus en nuestras entendederas?

Los gramáticos se refieren a la semántica y etimología de las palabras para esclarecer el significado actual y el originario de las mismas. Sin embargo no terminan de alertarnos sobre este fenómeno que provoca síntomas tan preocupantes, como tampoco nos avisan de las medidas profilácticas necesarias para prevenir el contagio. O tal vez si, pero ¿quién hace caso a los gramáticos, a los pensadores? Parecen más los que marchan al son de trompetas estridentes.

Ha llegado el tiempo en el que el insulto enardece y la reflexión adormece. En sectores de la prensa seudoliberal, eufemismo de facha, y en el seguidismo de muchos, se apuesta por el instinto primario, por la reacción visceral. Son poderosos, cuentan con periódicos y cadenas de radio, con televisiones y muchos adictos avasallando en Internet pero aunque parezcan más, son menos. ¡Tienen que ser menos!

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. Pedro permalink
    3 diciembre 2006 1:46 pm

    Esto dices tú en tu blog:

    “Son poderosos, cuentan con periódicos y cadenas de radio, con televisiones y muchos adictos avasallando en Internet pero aunque parezcan más, son menos. ¡Tienen que ser menos!”

    ¿Tú lees lo que escribes? ¡Estás definiendo a lo que es la progresí española! Asi manda la izquierda en España… no la derecha.

    Cuando dices: ¡Tienen que ser menos! ¿Qué quieres decir? ¿Nos vas a fusilar a todos los que no somos progres, sociatas, aborteros, masones, etc?

    Eres un gran demócrata, amigo de los pobres, etc…

    Y ADEMÁS: MUY TOLERANTE.

  2. 3 diciembre 2006 4:11 pm

    Son menos, pero gritan más y están mejor organizados: esa es su fuerza. Esa y la desmoralización que consiguen inocularnos. Si yo me encuentro con un comentario como el anterior a un post mío, te aseguro que me desmoralizo: habla incluso de fusilar, no entiende nada, acusa a toda la izquierda de ser el reflejo en el espejo de la derecha, no hay autocrítica, no entienden nada, mirarse al espejo lo consideran un insulto y encima nos lo echan en cara. Fusilar, y te llama “demócrata” y “tolerante” con todo el cinismo de que es capaz… Hay una cierta derecha que es irrecuperable. La misma derecha que fusilaba a sus adversarios ideológicos y ahora se permite el lujo de preguntar, ante una duda numérica, si somos nosotros quienes vamos a fusilar a quienes opinan diferente. Esa es la derecha irrecuperable para la democracia, los que mejor organizados están en Internet. Es desmoralizador.

  3. Júcaro permalink*
    3 diciembre 2006 7:02 pm

    Jéssica, cuando decidí abrir el blog lo hice como medio para el desahogo y para contrarrestar, con mi insignificante aportación, el dominio del “facherío” en Internet. Así que, comentarios como el que escribe Pedro, más que desmoralizarme me incitan a continuar escribiendo. Verás nunca entro, salvo por error, en blogs fachas. Si lo hago en algunos de derechas y que demuestran más sensatez que estos que se denomina “liberales” cuando quieren decir fachas.

    Escribes sobre una “derecha irrecuperable para la democracia”, tienes razón aunque yo afirmaría que más que “irrecuperables para la democracia” si pudieran acabarían con ella como hicieron en el 36 o como lo intentaron en 1981.

    El comentario del tal Pedro me anima y como respuesta enlazo con la campaña EN MI NOMBRE SI

    Saludos, me alegra saber que has vuelto a la blogocosa; hoy somos más.

  4. 4 diciembre 2006 1:22 am

    Malos tiempos si no sirven las palabras. Demasiada crispación. Mientras nos miramos los unos a los otros no avanzamos. ¿Qué tal si miramos todos hacia adelante? Va siendo hora. Hace falta un poco de empatía, mirar a los otros, y no contra los otros, menos tensión y más sentido del humor. Entender que el otro es distinto, pero posible.
    Y no vale “y tú más” “y tú primero”. Cada cual que de un paso, y todos nos estaremos moviendo.

    Un saludo a todos.

  5. 4 diciembre 2006 1:20 pm

    Brillante artículo, sí señor. Cargado de sentimientos, de fuerza, de pasión. Hacía tiempo que no me sobrecogía por un post.

    Me ha encantado, Júcaro. Sobre todo, lo de “ser amable o sonreír ahora parecen signos inequívocos de frivolidad; se impone el gesto serio, cierta mueca de mala leche y, como remate, un aire de suficiencia pedante de aquí te espero”.

    Y, otra frase: “Ha llegado el tiempo en el que el insulto enardece y la reflexión adormece”

    Saludos desde Madrid.

  6. 6 diciembre 2006 1:10 am

    Ciertamente son pocos, pero muy ruidosos y con muy bajos instintos.
    Pero dejemos que ladren sus miserias por las esquinas.

    Un saludo Progresista.

  7. Josep permalink
    7 diciembre 2006 7:11 pm

    “¡Tienen que ser menos!”

    Sí, lo son. Aunque ahora muy activos y capaces de convencer a muchos, pero son como una gripe que pasará.
    Te parecerá que hay muchos, tantos que no quieres creerlo… pero tranquilo, mira a tu alrededor, a las personas reales. ¿Cuántos ves?

    ¡Son menos!

  8. PEtEr permalink
    22 diciembre 2006 2:48 pm

    La realidad es esa cabeza que vemos en el espejo, ese susurro que nos avisa de que estamos viviendo. Ama, y la verás. Huye, y no sabrás donde estas.

Trackbacks

  1. PLANET www.Red Progresista.com » Blog Archive » Post a nadie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: