Skip to content

Educación para la Ciudadanía, una asignatura

17 diciembre 2006

Hace unas fechas leí que los obispos se sublevaban contra la nueva asignatura “Educación para la Ciudadanía”. Argumentaban, los portavoces episcopales, que “el Estado no tiene ninguna competencia para definir el bien y el mal moral en una asignatura”. Es difícil callar cuando los obispos hablan de incompetencia cuando su impericia se revela en el campo educativo de manera más que evidente. Tantos años de nacionalcatolicismo y de pasear bajo palio al innombrable sólo han servido para que los seminarios sean una reliquia en peligro de extinción y sus clases de religión obligatoria una proverbial fabrica de ateos, agnósticos y otras ovejas descarriadas.

¿Qué asignatura es esta que sobresalta tanto a los monseñores? Cuando acaban de lograr enormes beneficios, cuando una vez más se les permite seleccionar al personal a costa del Estado, cuando logran el blindaje de la financiación pública, muy graves tropelías deben pretender este rojerío gobernante para que la muy templada cúpula episcopal se pronuncie con tanta beligerancia.

Busco el BOE, 8 de diciembre de 2006, y compruebo que los contenidos de la referida asignatura se organizan en tres bloques que, desde una perspectiva integrada, se abordan los conceptos, los procedimientos y las actitudes.

El bloque 1, Individuos y relaciones interpersonales y sociales, trata los aspectos personales: la autonomía y la identidad, el reconocimiento de las emociones propias y de las demás personas. Propone un modelo de relaciones basado en el reconocimiento de la dignidad de todas las personas, del respeto al otro, de las opiniones y creencias diferentes.
El bloque 2, La vida en comunidad, trata de la convivencia en las relaciones con el entorno, de los valores cívicos en que se fundamenta la sociedad democrática, de la forma de abordar la convivencia y el conflicto en los grupos de pertenencia (familia, centro escolar, amigos, localidad) y del ejercicio de los derechos y deberes.
El bloque 3, Vivir en sociedad, propone un planteamiento social más amplio: la necesidad y el conocimiento de las normas y principios de convivencia establecidos por la Constitución, el conocimiento y la valoración de los servicios públicos.

Nada en estos tres bloques hacen pensar en una respuesta tan contraria así que busco los contenidos por si el mal estuviera camuflado entre ellos.

Bloque 1. Individuos y relaciones interpersonales y sociales
– Autonomía y responsabilidad. Valoración de la identidad personal, de las emociones y del bienestar e intereses propios y de los demás. Desarrollo de la empatía.
– La dignidad humana. Derechos humanos y derechos de la infancia. Relaciones entre derechos y deberes.
– Reconocimiento de las diferencias de sexo. Identificación de desigualdades entre mujeres y hombres. Valoración de la igualdad de derechos de hombres y mujeres en la familia y en el mundo laboral y social.
Bloque 2. La vida en comunidad
– Valores cívicos en la sociedad democrática: respeto, tolerancia, solidaridad, justicia, cooperación y cultura de la paz.
– Aplicación de los valores cívicos en situaciones de convivencia y conflicto en el entorno inmediato (familia, centro escolar, amistades, localidad). Desarrollo de actitudes de comprensión y solidaridad y valoración del diálogo para solucionar los problemas de convivencia y los conflictos de intereses en la relación con las demás personas.
– El derecho y el deber de participar. Valoración de los diferentes cauces de participación.
– Responsabilidad en el ejercicio de los derechos y los deberes individuales que le corresponden como miembro de los grupos en los que se integra y participación en las tareas y decisiones de los mismos.
– La diversidad social, cultural y religiosa. Respeto crítico por las costumbres y modos de vida distintos al propio. Identificación de situaciones de marginación, desigualdad, discriminación e injusticia social.
Bloque 3. Vivir en sociedad
– La convivencia social. Necesidad de dotarnos de normas para convivir. Los principios de convivencia que establece la Constitución española.
– Identificación, aprecio, respeto y cuidado de los bienes comunes y de los servicios públicos que los ciudadanos reciben del Estado: Ayuntamiento, Comunidad Autónoma o Administración central del Estado y valoración de la importancia de la contribución de todos a su mantenimiento a través de los impuestos. – Hábitos cívicos. La protección civil y la colaboración ciudadana frente a los desastres. La seguridad integral del ciudadano. Valoración de la defensa como un compromiso cívico y solidario al servicio de la paz.
– Respeto a las normas de movilidad vial. Identificación de causas y grupos de riesgo en los accidentes de tráfico (peatones, viajeros, ciclistas, etc.)

Los obispos, acólitos y pregoneros están que trinan ¿tienen motivos?

Anuncios
12 comentarios leave one →
  1. 17 diciembre 2006 2:44 pm

    “El bloque 3, Vivir en sociedad, propone un planteamiento social más amplio: la necesidad y el conocimiento de las normas y principios de convivencia establecidos por la Constitución, el conocimiento y la valoración de los servicios públicos.”

    Eso es lo que se llama promocionar el sano sentimiento del pueblo alemá… perdón: español y social.

    La intromisión ideológica del estado en las mentes de los niños es un crimen como otro cualquiera: una coacción. Por otra parte este tipo de asignaturas contribuyen a aumentar la violencia (irónicamente) puesto que lo “dado” en ella no se corresponde con la creciente realidad de muchos colegios e institutos. Dedicar una asignatura a entonar una loa y celebración del presente Estado y sus leyes, bastantes malos ambos, haciendo un llamado a la armonía y convivencia chachiguay dentro de la diversidad en unos institutos en los que existe una violencia desbocada, donde las minorías violentas crecen cada día y dónde, en definitiva no hay ni orden, ni disciplina y por tanto tampoco convivencia… es algo peligroso. Porque se crea una realidad paralela que tiene por función última, aunque no deseada, el que los chavales desprecien todavía más su propia situación entregándose así al nihilismo absoluto dando por sentado que quiénes son responsables de su educación son unos lilas y unos alucinados de cuidado: una nueva clase de “curitas” que incapaces de mantener el orden en las clases se dedican a hacer una loa de un presunto orden inexistente. Es el camino a la anarquía.

    Salud y libre comercio

  2. Pablo permalink
    17 diciembre 2006 8:42 pm

    Estoy harto de toda esa gente que les llega a los alumnos hablándoles de solidaridad, de anticonsumismo y demás mientras ellos hacen bonitas escapadas a Praga aprovechando los puentes, o se compran una casita en la montaña para los veranos, o viven a 30 km del instituto, en alguna urbanización de clase media, y se desplazan en su monovolumen. Eso sí, después le sueltan a los críos todo el rollo antivideojuegos, antimarcas, solidarios din fronteras y demás paliza de progre sin imaginación y sin dos dedos de frente.

    La Educación para la Ciudadanía es lo más parecido a un golpe de Estado pedagógico. O sea, adoctrinar a los alumnos en la socialdemocracia a costa del dinero público.

  3. 18 diciembre 2006 11:49 am

    A ver, a mí me parece que la mayoría de los valores que se extraen de ésta asignatura ya van reflejados en los artículos de nuestra Constitución: libertad religiosa, sexual, de pensamiento, respeto por las instituciones, derechos humanos…

    ¿Y por qué carajo la signatura que se crea no se llama CONSTITUCIÓN y nos dejamos de terminología extravagante? ¿Quién va a estar en contra de que la consti se enseñe en los colegios?

    Creo que es una asignatura adecuada, pero no se está gestionando bien su implantación.

  4. 18 diciembre 2006 12:31 pm

    Alucino bastante con algunas respuestas…

    Me gustó tu artículo, está muy trabajado. Ahí un detalle a añadir más. Esta asignatura lleva años gestándose en Europa. La comunidad europea quiere que se enseñe en cada uno de sus países. Sin embargo los que la atacan en España olvidan este punto para asociarla completamente al gobierno e inventarse una serie de cataclismos. Parece que a la iglesia por mucho que le den (demasiado) lo único que vale es la estrategia del ruido y cuanto peor vaya mejor. Nada nuevo en pedroj land. La pinza es lo único que vale… luego dicen que la iglesia no son la cope. Me rio.

    Otra incoherencia del mensaje de la iglesia es q niega el derecho al estado a enseñar unos valores positivos, una ética. Y sin embargo ellos se adjudican ese derecho para enseñar su ética. La cual discrimina a la mujer y en mucha mayor medida a los homosexuales. Yo esa ética no la quiero para mis hijos.

    En inglaterra parece ser que la iglesia podría perder muchas de sus concesiones en educación si no deja definitivamente de discriminar a los homosexuales y no hace una declaración en ese sentido. Pero me parece que al igual que Batasuna no condena la violencia ellos tampoco condenarán la discriminación a este colectivo de personas. Aunque eso sí lo disfrazarán todo con su típica verborrea para al poco volver a insultar al colectivo.

    La ética es independiente de la iglesia. Y los valores que promueve esa asignatura son totalmente necesarios en esta sociedad. Desde luego que la asignatura sola no va a arreglar nada. Según mi punto de vista lo que está influyendo realmente de forma negativa a los niños (al respecto de la violencia) son los medios. El número de escenas violentas en estos últimos años ha aumentado exponencialmente y aquí son los padres los que tienen que hacer un esfuerzo.

    Una asignatura como esta es necesaria y lo único que hará será ayudar. Eso sí, salvo que grupos fundamentalistas la quieran convertir en elemento de confrontación entre personas.

  5. Júcaro permalink*
    18 diciembre 2006 9:48 pm

    Aunque muchos de los aspectos que aborda esta EpC venían siendo trabajado en la Educación Infantil y Primaria, especialmente en al área de Conocimiento del Medio, natural, social y cultural, parece muy pertinente que en último ciclo de Primaria se afronte de manera más específica y concreta en línea con lo auspiciado por organizaciones internacionales, como bien señala jossmy.

    Jossmy muy de acuerdo con todo tu comentario. Nada que precisar. Gracias. Sólo que no deben sorprender ciertos comentarios. Son los mismo que ciertos sectores difundían aún cuando no se había concretado ni los objetivos, ni la evaluación de unos contenidos que por supuesto tampoco eran conocido. Nada nuevo en las críticas. Todo obedece a un plan en el que algunos se aplican con mayor o menor brillantez y estridencia.

    Flashman, si se denominara Constitución muchos tendrían la tentación de aceptarlo como de su un nuevo “catecismo” no religioso se tratara. Los alumnos aprenderían el articulado memorísticamente como si de un nuevo Ripalda se tratara y, no es eso, o no debiera serlo. En cuanto a esa interrogante que haces “¿Quién va a estar en contra de que la consti se enseñe en los colegios?” Jóder, la Iglesia lleva pregonando “per secula seculorum” algunos valores como el respeto o el perdón, pero ¿qué mensaje difunden todos los días en su cadena de emisoras?

    Saludos

  6. 19 diciembre 2006 10:42 am

    Por supuesto, no me refiero a memorizar los artículos, no se puede obligar a unos chavales a saberse de memoria toda la Constitución. Se trata de hablar, de desarrollar en clase los artículos orientados a conocer el funcionamiento del estado, la puesta en práctica de los derechos y deberes, esas cosas…

    La iglesia lo tendría muy mal par oponerse a una asignatura llamada Constitución Española, sería retratarse de forma demasiado evidente…

  7. 16 abril 2007 3:16 am

    Grand emplacement! La conception est merveilleuse!

  8. 24 septiembre 2007 12:36 pm

    Ciudadanía, ya.

  9. 24 septiembre 2007 6:17 pm

    Apreciado profesor, acabo de leer su artículo “Credo y ciudadanía” publicado en Levante-EMV.com. Ya debe conocer la valoración que puedo hacer del texto, solo le diré que efectivamente: ciudadanía, ya y aunque sea en inglés. Por cierto, no cree que al señor Camps le faltó la asignación presupuestaria de su propuesta para pensar que no es una simple provocación y un desprecio hacia la nueva asignatura.

  10. 2 noviembre 2007 1:01 am

    esta porqueria no sale lo q busco

  11. 12 diciembre 2007 12:44 am

    me ayudo mucho a reflecionar de verdad que si

Trackbacks

  1. Cadena perpetua « 14 de abril

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: