Skip to content

Derecho, propiedad y vivienda

25 enero 2007

Hace unos días un vecino anciano y agricultor afirmaba no entender nada sobre el aumento constante de los precios de la vivienda. Él, que todo lo aprendió con un ojo en la besana y otro en el cielo por si pasaba una nube cargada de agua para calcular si la lluvia caía en el momento oportuno o lo hacía a destiempo, compara la carestía de la vivienda con los productos de su huerta. Cuando la producción es muy abundante la cosecha pierde valor. Así, en ocasiones, es aconsejable no llevarlos al mercado porque cuando hay superproducción ésta hace bajar tanto los precios que resulta más rentable no ponerla en venta para ahorrar los gastos de recolección y transporte. Él, al observar el horizonte plantado de grúas y edificaciones, piensa que el mercado está saturado y que, al igual que a sus tomates o patatas ante tanta abundancia los precios tienen necesariamente que bajar; lo contrario no es lógico y merecería la adecuada respuesta de las autoridades o, en su defecto la acción decidida de los ciudadanos.Ahora la OCDE viene a decir lo mismo que mi vecino y afirma que la vivienda en España está sobrevalorada añadiendo que “mientras muchas viviendas permanecen vacías, el mercado de alquiler es muy limitado”.

En estos días la derecha más conservadora, se desconoce si la electoral también, anda exaltada porque en Catalunya y País Vasco se estudian fórmulas que consigan poner en el mercado las viviendas vacías. El estruendo, algo que no es novedad en estos sectores, parece exagerado y peroran sobre el cerco a los propietarios o apelan irritados a la conculcación del derecho a la propiedad privada. En su sempiterna paranoia hablan de expropiación; nada, sin embargo, comentan del derecho a una vivienda digna reconocido en la Constitución y que las administraciones parecen no tener voluntad suficiente para abordarlo con decisiva determinación. No obstante, éstas medidas que algunas comunidades plantean nada tienen que ver con la expropiación ni, en modo alguno, atentan contra el derecho de propiedad. Pero en el estrépito y la exageración intuyen encontrar razones para sus propios desvaríos. No se entiende, o sí, tanto revuelo por unos simples parches voluntaristas y tanta complacencia o silencio con los abusos hipotecarios de la banca o con esos precios desorbitados.

A estas alturas sabemos que muchos propietarios prefieren mantener sus casas cerradas a ponerlas en el mercado del alquiler y es que les resulta más beneficioso el pelotazo que supone la ganancia de unas decenas de miles de euros en unas horas o en unos días, que la renta mensual que pudieran lograr con el alquiler . El Gobierno ha impulsado medidas como la Sociedad Pública de Alquiler o la nueva ley de IRPF que beneficia a aquellos propietarios que den el paso de alquilar sus propiedades, algunas comunidades tambien fuerzan la situación, pero ni por esas.

Hoy se calcula que pueden ser varios los millones de viviendas que permanecen cerradas en espera de una operación especulativa. Mientras tanto, la vivienda continúa en unos precios abusivos e inaccesibles para las rentas medias por no hablar para quienes sueñan con llegar al umbral de los mil euros mensuales. Así mismo se constata que, para ciertas élites, existen derechos que son de primera, el derecho a la propiead privada, y para el resto de ciudadanos unos derechos de segunda, tercera o simple retórica constitucionalista, como en el caso del derecho a una vivienda digna.

________________________________________________________

Hontza, enlace muy recomendable. Gracias, Fernando mh

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. 25 enero 2007 3:41 pm

    Os recomiendo la lectura del resumen de los debates que se han producido en la blogosfera a raíz de la propuesta del Gobierno Vasco sobre el Canon sobre la vivienda vacía que mi colega Pablo ha recopilado en su blog hontza, No tiene desperdicio. Y como en botica, hay opiniones para todos los gustos.

  2. 25 enero 2007 5:48 pm

    Comparto su análisis certero. Propongo en mi modesto Blog un par de medidas a mi juicio eficaces….Saludos..y espero que la justicia prevalezca.

  3. 25 enero 2007 8:19 pm

    No es nada fácil la solución, porque de momento son las constructoras las que mueven los hilos además de económicos, políticos de los ayuntamientos. Léase por hilos comisiones, corruptelas y demás… Y no sé hasta que punto se puede legislar sobre el valor del suelo si eso forma parte de la oferta y la demanda. Y mientras la cosa siga así, quien puede compra dos o más pisos, que no alquilará, para luego especular o esperar que una empresa los compre para construir otros más caros…
    Pasa como con las farmacéuticas: a ver quien es el guapo que dice que ya sabe cómo se erradica el sida o la gripe, por ejemplo. Que se de por atropellado.

  4. 26 enero 2007 9:39 am

    querido AMigo es que el problema está en definir lo que es un piso vacío. Para evitar esa disquisición, es mejor el gravamen sobre las segundas y terceras propiedades que no estén alquiladas estén o no vacías.

  5. Bensoussan permalink
    27 enero 2007 6:32 pm

    Mi señor abuelo, anciano y agricultor, se fue a vivir a casa de mi tía y trató de alquilar su piso. Encontró unos inquilinos muy majos que le pagaron el primer mes. Desde entonces no volvió a ver ni un duro. Tuvo que contratar a un abogado e ir a juicio. No podía cobrar el dinero ni sacar a los inquilinos.
    Después de varios meses logró echarlos, le jodieron todos los muebles. Y tuvo que pagar unos 1.500 euros de gastos de abogados.
    Ahora tiene el piso vacío.
    ¿Es un especulador? ¿Un capitalista conspirador? Simplemente un currante de toda la vida fastidiado por unas leyes que protegen a los parásitos.

    Para que funcione el mercado del alquiler hay que proteger al propietario de los morosos de mala fe. Si no pagan dos meses, a la calle.

  6. Júcaro permalink*
    27 enero 2007 7:18 pm

    El caso que nos cuenta es ciertamente lamentable. En la actualidad el Estado ofrece unas condiciones bastante aceptables, a través de la Sociedad pública de Alquiler. Si su señor abuelo, anciano y agricultor, quiere rentabilizar esa vivienda puede dirigirse a dicha sociedad porque le garantizarían el alquiler mensual y la entrega de la vivienda a los 5 años, en las condiciones que él la dejara.

    Ahora comienzan a existir mecanismos para que nadie sea víctima de ningún desalmado y además puede contar con la garantía del Estado y/o, en algunos sitios, con la del ayuntamiento o comunidad autónoma. También se buscan fórmulas para que salgan al mercado del alquiler esas viviendas que permanecen cerradas por intereses especulativos o por miedo a sufrir experiencias como las que usted narra.

    Definir nítidamente el concepto legal de “casa vacía” es una labor apremiante que debe ser seguida de iniciativas que garanticen los derechos tanto de los propietarios como de los inquilinos. A continuación hay que buscar formulas que hagan realidad esos aspectos reconocidos en la Constitución y que tan a menudo se olvidan: derecho a una vivienda digna y lo referente a la función social de la propiedad que, como recoge el texto constitucional, delimitará su contenido de acuerdo con las leyes”. Es decir, la Constitución está esperando un desarrollo legal más solidario

Trackbacks

  1. PLANET www.Red Progresista.com » Blog Archive » Derecho,propiedad y vivienda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: