Skip to content

Los intocables

1 febrero 2007

Sé poco de Derecho, es verdad, pero supongo que el desconocimiento de su funcionamiento, llegado el caso, no impedirá su amparo. Escribo esto porque después de escuchar a Rajoy respondiendo a las declaraciones de Zapatero y la respuesta del CGPJ a la manifestación del lunes en Bilbao, surgen algunas dudas. Afirmar que el Estado de Derecho permite “la libertad de expresión y la libertad de crítica”, en referencia a las actuaciones judiciales, parece una obviedad, pero no tanto. Porque aunque pensaramos que es inncesario, habrá que repetirlo una y otra vez. Así parece, sobre todo cuando a estas palabras responde Rajoy calificándolas de “colosal disparate” y remachando que “no se puede permitir”.

Después de escuchar a D. Mariano, igual preciso de algún togado que defienda mi derecho a opinar libremente. Sí, porque no dejo de sorprenderme ante las decisiones y pronunciamientos de algunos órganos judiciales. Tampoco acabo de entender muy bien cómo es posible manifestarse contra dos de los poderes del Estado pero no contra el tercero. Aquí sale gratis ofender a algunos, incluso los hay que cobran por ello. Pero ¡cuidado!, hay quienes pueden y son protegidos en sus campañas de insultos y quienes no podrán expresarse; quienes tengan su aquiescencia y beneplácito que se expresen con libertad absoluta (entiéndase la caverna mediática por ejemplo), los que no cuenten con esa protección que ni se les ocurra discutir sus decisiones. Quienes no estén bajo su sombra que se mantengan quietos y parados porque llegan los jueces y ordenan el «cese inmediato de cualesquiera campañas, manifestaciones o declaraciones que pretendan hostigar y deslegitimar a los jueces y magistrados que administran Justicia» ¿En qué año vivimos?

¡Pobrecillos!, acosados y hostigados no pueden ejercer sus funciones. Cobran de nuestros impuestos pero son “intocables” no se contentan con que acatemos sus decisiones, ¡qué remedio!, sino que además quieren que callemos nuestras discrepancias. Aunque dicen que aquí no hay castas, ya son varios los intocables: el rey, la patria y los jueces.

Anuncios
19 comentarios leave one →
  1. Arroba permalink
    1 febrero 2007 2:11 am

    ay júcaro, te puse un largo comentario pero se ha borrado completamente porque olvidé el nombre.
    Ya no puedo más que enviarte un beso muy fuerte por destructor de tabús.
    Suscribo tod lo que dices

  2. 1 febrero 2007 10:38 am

    Me pregunto si cuando desde la derecha mediática se le dio estopa al Juez del Olmo, no sólo crítica, si no insultos por no accder a las demandas de la derecha y el CGPJ se llamó andana y no protegió al pobre juez de los insultos de todo pelaje estaba eso bien y ahora pobres magistrados del TSJPV. Una vergüenza, porque desgraciadamente la derecha solo concibe la libertad para aquellos que son de su cuerda…Santa Madonna

  3. Metternich permalink
    1 febrero 2007 11:26 am

    Veo que sigue sin comprender la división de poderes: Los jueces y tribunales son (aparte de ser falso eso de que son intocables, pueden ser procesados igualmente) se limitan a aplicar la ley que ha sido aprobada en las cortes generales (un juez no puede condenar a nadie si no es con arreglo a la ley, coñe, que parece falta aclararlo).
    Si existen indicios de que Ibarretxe ha vulnerado el Código Penal, se investigará y en su caso se actuará o no contra él. Si no gusta, pues que se cambie la ley, pero que no se cargue contra los jueces, que simplemente hacen su trabajo.

  4. 1 febrero 2007 12:26 pm

    Metternich, cese inmediatamente de cualesquiera campañas, manifestaciones o declaraciones que pretendan hostigar y deslegitimar a los jueces y magistrados que administran Justicia

  5. 1 febrero 2007 2:31 pm

    Muy buen artículo, con su buena ironía para la reflexión, y muy adecuados los enlaces. Deberemos hacer que llegue un día que los intocables dejen de hacer lo que les salga de las narices, ¿no?

    Salud, compañero

  6. 1 febrero 2007 2:34 pm

    Je, je, los que administran justicia. Justicia para quién? Y ni tan sólo son elegidos por el pueblo. Menuda pandilla de…….

  7. 1 febrero 2007 2:34 pm

    Metternich, no señor, eso no es así. Un Instructor no investiga una denuncia y llama a declarar a alguien porque tenga indicios de comisión de delito, sino precisamente para saber si existen indicios de delito, y por lo tanto dar paso al Auto de enjuiciamiento si estos existen. Es decir, en el caso de Ibarretxe, Otegui & Co. se les llama a declarar para saber si existen indicios de delito. Y lo hace independientemente de si existe doctrinal del TS al respecto, porque no le queda otra.

    En este caso, existiendo doctrinal del TS, que el pobre diablo ese del Foro de Ermua conoce, no se trata de que el Instructor dé paso al enjuiciamiento, porque ir contra doctrina es de imbéciles, sino de crear el suficiente revuelo social como para conseguir dar la impresión de que el Lehendakari es un criminal porque se reúne con criminales. Esto no deja de ser otra forma de conseguir que se siga hablando de esta derecha, que jamás ha dejado de ser extrema, y que no tiene ni programa, ni ideas, ni capacidad, y encima poner en evidencia que gran parte de la izquierda es capaz de poner en duda el Estado de Derecho sin ningún tipo de pudor, en vez de permitir que los mecanismos judiciales hagan su trabajo.

    Lo peor de todo esto es que la izquierda… perdón, cierta izquierda, sea capaz de seguirles el juego. Cuando alguien es llamado a declarar por parte de un juzgado tiene que ir a declarar, como cualquier hijo de vecino, nadie está por encima de la ley, Ibarretxe tampoco. Y es lógico que a Ibarretxe no le guste ir a declarar, pero se tiene que joder como nos jodemos todos si somos llamados a lo mismo, estaría bueno.

    Y Rajoy no es imbécil. En vista de como se está comportando esta izquierda de la que hablo – fuimos lo suficientemente imbéciles como para poner en duda la sentencia de De Juana cuando esta se ajustaba a Derecho de todas todas, sin darnos cuenta de porqué la Fiscalía General del Estado elevaba el suplicatorio, que se le va a hacer…-, que está consiguiendo dar una imagen que no es real, porque la mayoría de la izquierda no pone en duda los mecanismos legales y filtros jurídicos que existen. Lo hacen aquellos que tienen un desconocimiento absoluto del funcionamiento del Estado de Derecho, cuando no hablan de el como si fuera el coco.

    Esto ha sido una zanahoria colgando de un palo y está claro que los burros se han ido detrás como imbéciles, nacionalistas vascos y pseudo izquierdistas los primeros. Ad ignorántiam, ya digo.

    Ôo-~

  8. Metternich permalink
    1 febrero 2007 3:47 pm

    Sun_Tsu: esa negación que me haces es totalmente gratuíta, puesto que ni siquiera entré en esas vicisitudes legales. Lo único que quise dejar claro es que es escandaloso que un señor, por el hecho de ser Lehendakari, se crea que esté por encima de la ley, no que critique la sentencia (todo el mundo esta en su derecho obviamente) sino que convoque a los ciudadanos, en plan gansteril, para que la justicia no actúe sobre él.(conclusión que por cierto no difiere mucho de la suya)

  9. 1 febrero 2007 4:52 pm

    Acá hoy dos puntos importantes. El primero, no es que los jueces hayan hecho algo ilegal, sino que tenían otras opciones mucho más justas, las han obviado en beneficio del punto de vista de la derecha más reaccionaria, que cuando le conviene la Justicia es maravillosa, pero si no les gustan los fallos hay que ir dando palos a diestra y siniestra, han hasta convocado marchas, más de una vez, o apoyado otras.
    El segundo, en cuanto al Lehendakari, Juan José Ibarretxe, su pueblo, Euskadi, tiene derecho a apoyarle, no veo motivo por el que no deban hacerlo. Pongamos las cosas en otra perspectiva, si José Luis Rodríguez Zapatero fuera imputado de manera injusta, no sería algo digno que quienes confían en el puedan expresarle su apoyo. ¿Por qué es presión la marcha de apoyo al Lehendakari y no lo es el mamarracho que ha hecho el PP con los jueces de la Audiencia Nacional?

  10. Júcaro permalink*
    1 febrero 2007 10:14 pm

    Gracias arroba, Amfortas, Jordi y Federico Atin por vuestros comentarios. Pemitidme,no obstante que responda a Santi, autor de un blog
    más que recomendable, especialmente porque que pone el contrapunto siempre necesario a nuestras opiniones.

    Santi, desde este blog no se pone en duda la legalidad de las actuaciones judiciales, simplemente se recalca el derecho a discrepar sobre algunas de ellas en línea con lo apuntado con ZP y en discrepancia con la interpretación que de sus palabras realiza Rajoy.

    En ningún momento se ha escrito que se hayan tomado decisiones al margen de la ley, especialmente porque para escribir en ese sentido tendría que conocer suficientemente la legislación vigente y no es el caso.
    Estoy convencido de que todas las actuaciones serán ajustadas a Derecho y si no lo fueran ya actuarán los recursos garantistas que contempla el Estado de Derecho. Dicho esto, el que una actuación sea legal no implica otra cosa que su ajuste a las Leyes; la pena de muerte en EEUU, y otros lugares, se supone que se impone conforme a las leyes de cada lugar, pero ¿quiere decir ello que habría que permanecer callados ante esas condenas? No ocurre igual en Guantánamo pero ese es otro tema.

    El post trata de reclamar el derecho a la discrepancia, incluidas las decisiones judiciales. Ello no supone poner en duda el Estado de Derecho; cuando hablamos de las deficiencias democráticas de nuestro sistema político ¿estamos cuestionando el sistema democrático o demandando que éste se perfeccione? Me molesta especialmente la insolencia del CGPJ cuando exige el “cese inmediato de cualesquiera campañas, manifestaciones o declaraciones que pretendan hostigar…”, y me molesta porque recuerda a tiempos pretéritos que deberíamos enterrar definitivamente, y molesta porque, en otros casos bien recientes, ha permanecido callada y como decía en el post pareciera que sólo algunos tienen derecho a la discrepancia.

    Otras cuestiones que planteas son contestadas por Federico Antin y, como en líneas generales comporto su réplica, no tengo más que añadir.

    Sabiendo que no aplacaré tu “indignación”, un afectuoso y cordial saludo.

  11. 2 febrero 2007 12:47 am

    Tengo una espinita con este tema, y tiene que ver con el sentido común. En general los modernos Estados democráticos dividen sus poderes, básicamente: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Bueno, si son aceptadas de buen grado las críticas, comentarios, y hasta insolencias impensables, a los dos primeros poderes, y aquí pierdo la paciencia: ¿por qué demonios no se puede opinar sobre las acciones de los jueces?

  12. 2 febrero 2007 3:50 pm

    De acuerdo totalmente con tu entrada. Y más de acuerdo aún con tu réplica, Júcaro.
    Y si me permites, le digo a Federico Antín que con los jueces en España pasa lo mismo que pasaba en las zonas rurales con el cura, el médico y el capitán de la guardia civil, que eran intocables, por no decir los amos del cotarro.
    Un saludo.

  13. Júcaro permalink*
    2 febrero 2007 6:01 pm

    Angelusa, es que es eso lo que no termino de entender. Resulta que podemos manifestarnos contra todos los poderes democráticos; contra el municipal, el autonómico, contra el ejecutivo o legislativo pero nunca contra el judicial.

    No hay problemas en ocupar la vía pública para expresar nuestras discrepancias con quienes elegimos democráticamente pero, tratándose del Poder Judicial, se nos quieren imponer la restricción de nuestras libertades. Por otra parte, como siempre pensé que la Justicia hablaba a través de las sentencias que emite, considero muy improcedente y rechazable el pronunciamiento del CGPJ tras la manifestación de Bilbao.

    Saludos.

  14. 3 febrero 2007 4:06 pm

    Podemos manifestarnos contra cualquier poder sin duda. Debemos hacerlo si lo consideramos necesario, pero en el caso vasco no podemos soslayar el carácter intimidatorio de las manifestaciones. Asimismo, tampoco podemos pasar por alto el carácter mayoritariamente (ultra)conservador de la cúpula judicial, y su servilismo con el PP.

  15. 3 febrero 2007 4:09 pm

    Pido disculpa por el laconismo en el comentario, pero quiero subrayar la existencia de dos cuestiones preocupantes: el objetivo verdadero de las manifestaciones de un lado, y la hiperpolitización del CGPJ.
    Saludos desde Barcelona.

  16. Júcaro permalink*
    3 febrero 2007 4:47 pm

    Jovekovic, la intencionalidad política de la convocatoria de Bilbao es algo distinto al ejercicio libre de manifestación ante algunas decisiones politico-judiciales que son rechazables. Si la politización de la justicia es un tema vidrioso, qué decir de la intervención de los jueces en el debate político cuando lo hacen fuera de las sentencias.

    Saludos

  17. 3 febrero 2007 8:16 pm

    Yo no vi ninguna intención “oscura” en el acto de apoyo al Lehendakari Juan José Ibarretxe, un pueblo tiene derecho a hacerle sentir a su Presidente que no está solo ante las adversidades. Caso contrario la marcha de hoy en Madrid, en la que el PP parece no cejar en su intento de manipular a algunas organizaciones de víctimas del terrorismo.
    Dos puntos llamativos de esta marcha, en los que como ejercicio me pondré en la piel de un asistente a la misma.
    Primero. Se supone que si se convoca por la libertad, un “no al diálogo”, pensando en las víctimas, bueno, es un acto de respeto, de introspección, nada de andar lanzado globos al aire, no es una fiesta.
    Segundo. “Zapatero dimisión”. De eso se trata, llegar al poder sacando al actual Presidente, ¿acaso eso no es coacción? ¿Dónde queda el asunto de la libertad?
    Es claro que el PP y su entorno tiene sólo una idea en la cabeza, más que una idea, digamos que una zona de Madrid, Moncloa, ¿será por su apego a las cuestiones inmobiliarias?

  18. Júcaro permalink*
    3 febrero 2007 8:54 pm

    “Oscura” o “luminosa” la concentración de Bilbao puede y debe ser analizada políticamente y habrá multiples lecturas al respecto. Sin embargo, en ese análisis, chirría mucho la interferencia del CGPJ.
    Sobre la manifestación de hoy, en Maadrid, suscribo totalmente tus palabras, ironía final incluida.

  19. 4 febrero 2007 1:21 am

    Por supuesto que la manifestación de apoyo al Lehendakari Juan José Ibarretxe es una manifestación política, lo mismo la del Foro de Ermua del día de hoy, construir espacios políticos, debatir, no esta nada mal, de hecho está muy bien, siempre y cuando sea uno respetuoso y honesto. Mi opinion es que en la primera manifestación se cumplieron esos requisitos, en la de hoy no, y mucho menos después de ver y escuchar lo que ocurrió en las calles de Madrid, faltaban las banderas con gaviotas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: