Skip to content

Nosotros, los “blogeros”

8 febrero 2007

Primero nos dijeron que se trataba de 200 personas, luego de 420 pakistaníes. Pero aquí estamos ciegos, sordos e insensibles. En nuestras bitácoras repetimos aquello que los medios tradicionales agitan, bandera en mano, con más profesionalidad y recursos que nosotros. Pero además, seguimos su estela de confrontación dejando que ellos marquen la agenda para repetir, en nuestros cuadernos, lo que ellos ya decidieron. Así, como éste drama aquí y ahora no es pasto demagógico nos dedicamos, salvo alguna excepción, a los asuntos que nos impone la realidad publicada.

Por lo que parece nos volvemos más insolidarios, más ensimismados y refugiados en la cápsula que los medios de comunicación tradicionales nos han preparado. Ahora, apenas si hay espacio para el drama humanitario; los atentados de Iraq cada día aparecen menos y sin embargo son más y con más muerte. Igual sucede con la guerra de todos los días, en Oriente Próximo, o tantos otros asuntos que nos atañen como ciudadanos. Pero dice la agenda, está escrito, que nos enzarcemos en discusiones bizantinas sobre un recurso ad hoc, una hipotética dimisión o que nos explayemos en diatribas imposibles contra o a favor de ese matón de barrio del Congreso que, desafiante, advierte al Gobierno que tenga “mucho cuidado llevarse por delante la independencia y credibilidad del Tribunal Constitucional”.

Las 420 personas que permanecen enlatadas en el Marine I no conciernen a las autoridades Mauritanas. Por lo que parece, tampoco a nosotros. Si la actualidad fuera parca en noticias que convenientemente aderezadas y agitadas provocasen la ofuscación del cuerpo electoral -no somos otra cosa-, entonces sí sería portada de periódicos de tirada nacional y argumento de tertulias histriónicas donde cada vez se debate menos y se grita más. Ahora toca lo del Tribunal Constitucional, las fotos del terrorista en huelga de hambre y la sempiterna monserga que siempre agita una derecha enfurecida que cree haber hecho sangre y no está dispuesta a soltar su presa.

¿Dónde están los organismos internacionales? Dicen que el protocolo internacional obliga a los países más cercanos a socorrer a estas personas en caso de emergencia. España busca soluciones complicadas, Europa como siempre ausente y… nosotros, con nuestras miserias.

8 comentarios leave one →
  1. 8 febrero 2007 7:32 pm

    Los telediarios (el medio que marca la pauta de la información) cada vez tiene menos contenidos ajenos a las noticias de sucesos, sociedad y deporte. Hoy es una buena muestra de ello. Además de la noticia de la semana repetida y repetida hasta la saciedad y sin nnguna novedad, tenemos un video relleno ,anunciado y puesto en todos los informativos, de una persecución con tiroteo en los EEUU. El video tiene un año, y se desarrolla en UTAH. Efectivamente, no había otras noticias destacadas.

  2. 9 febrero 2007 12:35 am

    Me uno a esa queja. Creo que somos ya muchos los que estamos tocados de esta tristeza que nos va envolviendo sin darnos cuenta. Tu mención de El Roto me llevó hasta su viñeta. Qué facilidad tiene para decir tanto con tan poco.
    Un abrazo, Júcaro
    Te leo aunque no veas mis comentarios

  3. Júcaro permalink*
    9 febrero 2007 12:46 am

    Ottinger. El vaciado informativo, del que hablas con toda razón, se repite también en los periódicos. En la actualidad, aquí en España, el periodismo no tiene tanto interés en cumplir con esa supuesta triple función de informar, formar y entretener. Aquí y ahora, se hace un periodismo de trinchera que prefiere un “entretenimiento” del lector, pero de una intencionalidad perversa. Un ejemplo; es frecuente, es cierto que en unos periódicos más que en otros, un titular llamativo y espectacular. Bien a ese titular que recogerán todos los resúmenes de prensa sigue un desarrollo de la noticia que nada tiene que ver con la impresión que transmite ese titular. Hay noticias que merecen ser informadas para que se sepan incluso aunque no fueran objeto del pim pam pum partidario; noticias que tratadas con rigor concitarían el interés de los lectores.

  4. 9 febrero 2007 2:26 am

    Siempre recurro, en los casos en que se critica a los medios masivos de comunicación, a una reflexión muy simple, pero sumamente interesante. Ellos transmiten noticias, no hechos. La noticia siempre es fácil de manipular, retocar, elijan ustedes la opción, y cuando dejo de ser útil, a la basura, el hecho perdura en nuestra memoria, nos espanta o nos alegra, profundamente, por eso es que seguiremos viendo, leyendo y escuchando, noticias.

  5. 9 febrero 2007 5:28 am

    Creo que quedó claro, pero por si acaso, quise escribir. “y cuando dejó de ser útil”…

  6. Júcaro permalink*
    9 febrero 2007 10:08 pm

    Federico, muy acertada e interesante esa matización.

    Soy lector de dos diarios impresos y habitual de otro “on line”. Supongo que, más o menos, conozco los intereses de las empresas y sus líneas editoriales. El problema radica cuando leemos de la misma manera que vemos la televisión; esa televisión que permanece “puesta”, que alguien mira pero nadie ve; el problema surge cuando leemos para asentir sin matices y para dejarnos adoctrinar; la incomodidad se manifiesta cuando las bitácoras publican al son que marcan esas grandes empresas.

    Que una noticia tan tremenda como la de las cuatrocientas personas merezca tan escaso seguimiento en los “blogs”, de actualidad política y opinión, resulta muy significativo. Que la situación a bordo del Marine I no conmueva ni al “humanismo cristiano” de unos ni a la “solidaridad” de otros, sencillamente porque los grandes medios estos días están en otras “batallas” es un poco desalentador. Esta era la línea argumental del post que queda muy bien complementado con tu aportación.

    Saludos.

  7. 10 febrero 2007 5:59 am

    Por poner un ejemplo muy concreto, de hace unos minutos. En el diario El País publican un artículo sobre el “resurgimiento” del Ku Klux Klan en los Estados Unidos, un “hecho” siniestro, aberrante, pero no ajeno a quienes nos tomamos el trabajo de ir siguiendo los desastres que va padeciendo la humanidad, que no son todos naturales.
    Pero, reducido a “noticia”, bueno, hoy cubrió unos centimetros libres, mañana ya veremos, otra “noticia” ocupará su lugar. Y así vamos, de humanismo, más bien pobres.

  8. 10 febrero 2007 6:23 am

    El asunto es que puede hacer uno, ciudadano de a pie, para que esos centímetros, que día a día nos van quitando, no lleguen a una medida por la que nuestras mentes dejen de existir.
    Abrir espacios en los que poder discutir estos temas es un paso, pero extenderlo a la familia, los amigos. No hay más salida que resistir, y en la resistencia, quien sabe si no avanzamos, lentamente, pero dadas las circunstancias…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: