Skip to content

Los aciertos de Aznar, Zapatero y Buenafuente

10 febrero 2007

Será que esta mañana me levanté optimista pero, que no se diga que desde la RP no tenemos capacidad para reconocer las cosas cuando están bien. Lo habitual, al leer los periódicos, es asistir con cierto cansancio a las dentelladas de unos contra otros por eso quisiera detenerme en tres aspectos positivos de las últimas noticias que incuben a Aznar, al Gobierno y a periodistas.

Aznar termina la semana de la mejor forma posible. Nos reconoció que no era tan listo como creía y nos lo dijo con más mentiras: “Todo el mundo pensaba que en Iraq había armas de destrucción masiva”, “Cuando yo no lo sabía, nadie lo sabía”. Mentira, estulticia y más mentira, una vuelta de tuerca más sobre su megalomanía. No sorprendía demasiado el falso reconocimiento de un error, que en su argumentación no era tal. Difícil saber si lo más pintoresco de la conferencia eran las palabras de Aznar, los aplausos de la clac o el gesto, como de “¡no puedo con mi cuerpo!, que el ex presidente dibujó mientras los palmeros calentaban su ego. Así pues, la semana no prometía mucho y auguraba más de lo mismo, pero ahora conocemos que el consejero de News Corporation envió una carta a The Times. Quienes pedíamos a Aznar que, en su calidad de empleado y ex Presidente, aclarara ciertos conceptos equívocos como el tratamiento de “grupo separatista”, cuando en realidad se trata de un grupo terrorista, debemos reconocer su iniciativa sin entrar a valorar que su carta se publicara junto a otra que felicitaba a la publicación por dar voz al independentismo vasco. Está bien el esfuerzo de Aznar y así hay que reconocerlo.

Otra buena noticia es la desclasificación de todos los documentos del CNI sobre los vuelos de la CIA. Si pedíamos transparencia en un tema tan preocupante, el Gobierno la ofrece. Es ahora el poder judicial el que debe estudiar toda la documentación y, preservando todo cuanto pudiera afectar a la seguridad, pronunciarse sobre la cuestión. Con esta decisión se difuminan las dudas sobre la actitud del Gobierno de colaborar con la Justicia, en este asunto, con la boca pequeña.

Para concluir, otra buena noticia que dice mucho de algunos periodistas y de otros. Que Buenafuente rechace compartir escenario, para recibir el premio concedido por la Federación de Asociaciones de Radio y Televisión de España, tras conocer que entre los premiados se encontraba el agitador de las mañanas, la voz los obispos, es un ejercicio profiláctico muy saludable. Que Luis del Olmo, como presidente de honor de la entidad concesionaria, apoye a Andréu Buenafuente en su decisión, es un resquicio a la esperanza.

Anuncios
14 comentarios leave one →
  1. andrés permalink
    10 febrero 2007 2:18 pm

    pues lo de buenafente es un poco cínico. En cataluña teniamos que ver su programa peloteo al pujiolismo en el qeu inclusó se llegó a matar a aznar en la ficción.

    Odio la forma de hacer radio de Losantos y la medalla cínica de héroe qeu se pone buenafuente.

  2. 10 febrero 2007 2:33 pm

    Andrés, escucho, veo y leo esporádicamente a Buenafuente. Su humor me parece inteligente aunque reconozco que pueda gustar o molestar a unos más que a otros, pero que se niege a compartir escenario con ese tipo que amedranta, insulta y miente bajo el amparo y protección episcopal considero que es un acto muy digno de alguien que se resiste a permanecer callado ante tanta infamia.

  3. 10 febrero 2007 6:08 pm

    Es cierto que sobre Buenafuente podríamos hablar largo y tendido, pero es el primero que ha dicho en voz alta y clara lo que piensa mucha gente: Jiménz Losantos no es periodista, no al modo en que se entiende el periodismo en una democracia razonablemente avanzada. Losantos es un agitador de extrema derecha, que desprecia la democracia. Nada más.
    El gesto de Buenafuente, que es un señor discutible en algunos aspectos, ha obligado a muchos a tomar posiciones de manera pública, empezando por Luis del Olmo – que tampoco es sospechoso de filoizquierdismo, eh!-.

  4. 10 febrero 2007 6:11 pm

    Del señor Aznar, ¿ qué cosa mala podemos decir que no hayamos dicho ya ?

  5. Josep permalink
    10 febrero 2007 6:29 pm

    Después de este gesto, podemos decir que hasta ahora Buenafuente ha hecho más contra el terrorista de las ondas que todo el gobierno y el sistema judicial juntos.
    Lo cual no dice nada bueno de este país.

  6. 10 febrero 2007 8:14 pm

    Vivan los gestos. PAQUITA

  7. 10 febrero 2007 10:43 pm

    En el cielo nos veremos

  8. 11 febrero 2007 2:12 pm

    Lo de Buenafuente ha sido ejemplar, entre otras cosas, porque nadie se lo ha reclamado dado que, en teoría, él no estaba en esa guerra. Chapeau, Anfreu. El pelele de las Azores ha reconocido que es tonto y que en Irak no hay armas de destrucción masiva. Las dos cosas eran obvias, pero de ninguna de las dos se querían enterar sus fans. Es curioso que hayan aplaudido más su primer reconocimiento. Si yo fuera Aznar estaría abochornado.

    Por cierto, ¡feliz 11 de Febrero! Hace 134 años fue la primera, hace 76 la segunda; va tocando la tercera…

  9. 11 febrero 2007 6:48 pm

    Yo también creo que el gesto de Buenafuente es una buena noticia. Puede que alguien crea que es un modo de ganar presencia en los medios, pero ya está bien de aguantar a Jiménez Losantos; y mucho peor aún que le den premios, como si hubiera hecho algo por este país o por el periodismo. Sí, algo sí ha hecho: es uno de los principales causantes de la atmósfera asfixiante que respiramos desde hace casi tres años. El PP les sigue, por si algún beneficio obtienen.
    Si muchos otros hicieran lo de Buenafuente poco a poco iríamos logrando que el falso periodismo, como los falsos libros de historia (Moa, Vidal, etc.), se reconocieran tan falsos como los billetes de 4 euros y medio.

  10. 12 febrero 2007 2:54 pm

    Saludos

    ¡Chapó! Buen artículo D. Júcaro ;).

    Lo de Aznar, cuando matizó una aceptación de error (tiempo después que sus antiguos socios de guerra) se cayó lo que era una rectificación necesaria. Por no decir que esa matización la realizó de una forma demasiado marxista (de Grouncho Marx, eso sí -¿O no les recuerda al sketh de las partes contratantes del contrato?-).

    La descalificación de los documentos del CNI era necesario. Por suerte el gobierno actuó, en este caso, como esperábamos que lo hiciera.

    Lo de Buenafuente (y deL Olmo) no me extraña. El primero ha mencionado más de una vez que JL no le cae precisamente bien. Le honra ser, en este caso, consecuente. Y Del Olmo ya ha mencionado muchas veces el desagrado que le produce JL, su estilo y su fanatismo. Como también lo han hecho personajes de la derecha mediática como el director del ABC (tachado de “rojo” por JL, todo sea dicho :S).

    Hasta Luego 😉

  11. 12 febrero 2007 4:30 pm

    Chapeau por Aznar, por darse cuenta ¡por fin! que no es tan listo como creía (algunos lo teníamos claro; no lo de las armas, que también, sino lo ed su inteligencia.

    Chapeau por Zapatero por la desclasificación de los documentos.

    Y Chapeau por Buenafuente. Eso es coherencia y sentido común.

  12. Júcaro permalink*
    12 febrero 2007 6:17 pm

    Gracias a todos por vuestros comentarios a los que hay poco que añadir, simplemente os remito al humor de
    Chapitel.

    PD. Justo Serna tuvo la deferencia de remitirnos él enlace de uno de sus artículos publicados en el periódico Levante –EMV, por razones que desconozco dicho enlace no nos conduce a “En el cielo nos veremos”, título del artículo en cuestión. En su defecto podéis visitar su más que interesante blog; os enlazo con su ultima entrada de título elocuente: Sociología del vocerío

  13. 12 febrero 2007 7:49 pm

    Aplaudo la decisión del gobierno de desclasificar esos papeles y dar luz en este asunto, así como la decisión de Buenafuente de no acudir a recoger un premio que también le ha sido concedido a alguien como Jiménez Losantos: coherencia en ambos casos. Sin embargo, en el caso de Aznar no veo tal coherencia, porque lo coherente habría sido reconocer que fuimos a una guerra basada en mentiras y que nos mintió a todos hace cuatro años. Las hemerotecas están ahí y su apoyo a Bush estaba basado en información privilegiada y confidencial. Una cosa es decir que no hay armas de destrucción masiva y admitirlo y otra decir que entonces nadie lo sabía: si nadie lo sabía, ¿por qué fueron a la guerra?. Aznar cometió un error dando su apoyo a esa mentira, pero ha vuelto a cometer otro error al no admitir que nos mintió cuando nos pedía que le creyésemos, que decía la verdad y que tenía pruebas de que Saddam tenía armas de destrucción masiva. ¿Acaso no las tiene EEUU, Israel, Francia o la India? A ellos no se les invade ni se les pide que las destruyan, a los que se les ha vendido ese armamento cuando convenía sí. Un saludo.

Trackbacks

  1. PLANET www.Red Progresista.com » Blog Archive » Los aciertos de Aznar, Zapatero y Buenafuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: