Skip to content

Periodista gaditano amenazado

19 mayo 2007

Cuando la marcha, “Delphi no se cierra”, llega a la Casa Rosa y todos los medios se hacen eco de la digna defensa de sus puestos de trabajo emprendida por los afectados, quisiera ocuparme de un suceso colateral y en el que algunos intentan implicar a estos trabajadores.

Del periodista espero honestidad; la independencia y objetividad, la dejo para las sentencias y autos de los jueces.

Fernando Santiago, Presidente de la Asociación de la Prensa de Cádiz, ha sido insultado y amenazado por un grupúsculo de violentos que afirmaban representar a los trabajadores de Delphi. Dicen que como consecuencia de la osada ocurrencia del periodista al escribir un artículo en la prensa provincial rechazando los cortes de tráfico y algunas “licencias” laborales cuando la empresa estaba activa.

Las muestras de solidaridad con los trabajadores de Delphi han sido y son generalizadas; la sociedad gaditana ha expresado su apoyo con ellos de manera muy evidente y masiva; elocuente ha sido y es el apoyo de las instituciones en sus distintitos ámbitos. En este contexto Fernando Santiago, no bendice algunas de las medidas de presión que han tomado los afectados; los cortes de tráfico, por ejemplo, porque en Cádiz eso implica aislamiento, una especie de secuestro colectivo. No es la primera vez que se manifiesta en este sentido.

Alguien debió entender que el artículo de Santiago podía ser utilizado para achantar a quien escribe y de paso a todos los que discrepen de lo políticamente correcto y adecuado al caso. Estoy convencido que esta actuación violenta debió estar teledirigida porque de lo contrario no se entiende que publicado un viernes –en la edición impresa del Diario de Cádiz- se espere al miércoles siguiente para buscarle en la sede de la APC, insultarle y amenazarle.

Seis días es tiempo suficiente para pensar que no fue una reacción espontánea y airada ante unas opiniones que podían entenderse injustas con el global del colectivo afectado pero que, en cualquier caso tendrían que haber sido rebatidas con la palabra nunca con la violencia. Seis días son suficientes para organizar la cruzada; dicen que los cruzados eran los mismo que intentaron reventar algún acto de campaña del candidato socialista.

Los periodistas, como los políticos, los curas o los especuladores, no tienen buena prensa. Diría que se la han ganado a pulso, que incluso los hay que hacen méritos para alimentar ese rechazo. Pero que un grupo de señoras y señores actúen como una panda de matones, ni es una respuesta acorde con las actuaciones que, en defensa de sus puestos de trabajos, están llevando a cabo los trabajadores de Delphi ni es la respuesta adecuada a un artículo de opinión del que podemos y debemos discrepar desde la exposición de argumentos.

Entradas relacionadas con Delphi: ¿Capitalismo salvaje en Puerto Real? y Esperanza Oña

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. 19 mayo 2007 1:47 pm

    Júcaro, había escuchado lo de las amenazas al periodista, y también que había sido agredido. Creo que hay que defender los derechos de los trabajadores y que lo de Delphi es un marrón y un problema enorme, pero también pienso que tal vez algunos trabajadores hayan podido llevar demasiado lejos sus protestas.

  2. 19 mayo 2007 3:55 pm

    Pues por la parte que me toca como periodista, muchas gracias. En Vigo hemos estado hasta hace un par de días con la huelga del metal y pegaron y zarandearon a varios fotoperiodistas. No lo comprendo, porque sin el reflejo de los medios estas acciones de protesta no las sabría nadie fuera de la ciudad en que se hacen!

  3. 19 mayo 2007 4:19 pm

    Lo ocurrido con Fernando es absolutamente impresentable y reprobable. Pero, desde que me enteré que el compañero es el presidente de Reporteros Sin Fronteras en Cádiz, pensé que había perdido los papeles definitivamente…

  4. 19 mayo 2007 4:19 pm

    Mercé; amenazas, insultos y reparto de pasquines con su fotografía, su dirección y la imagen de su coche. Agredirle físicamente, no; no pudieron, pero las intenciones eran evidentes. La defensa de los derechos de los trabajadores por supuesto, como el derecho a informar, a opinar y publicar libremente sin la amenaza mafiosa de unos desarmados.
    Por otro lado, cuando ZP llegó al Gobierno una de las primeras cuestiones que abordó fue la crisis de los astilleros gaditanos. La solución es bastante satisfactoria ya que hay carga de trabajo para varios años; ahora nuevamente el Gobierno se compromete para buscar una salida al conflicto de Delphi, con el obstáculo añadido de que se trata de una empresa privada y de un sector en crisis pero seguro que también en este caso, como en el de los Astilleros, el Gobierno responderá a las necesidades de los trabajadores.
    Los trabajadores debieran saber que lo que les ocurre es consecuencia de sistema productivo típicamente capitalista. Cuando la General Motors se instaló en Cádiz lo hizo procedente de una planta inglesa que se cerró para buscar en España condiciones de trabajo más ventajosas para la empresa. Entonces, se les recibió como maná llovido del cielo sin pensar en las familias de los trabajadores ingleses que quedaron en el cambio. Ahora ocurre algo similar cuando Polonia ofrece “mejores” condiciones para la empresa. Capitalismo es el nombre.
    Una mujer desesperada. El periodístico es un ejercicio muy peculiar. Un partido planta a un medio y los que no son de ese medio, por lo general, como si ven llover; un ministro nefasto arroja una moneda a una periodista por una pregunta incómoda y los compañeros que cubren la información sonríen o quedan como pasmarotes; algún político en rueda de prensa ningunea a un periodista por pertenecer a una empresa determinada y el resto, a otra cosa comosi no fuera con ellos.
    Yo que no soy periodista criticaría un corporativismo desmedido, pero la defensa de la dignidad de esta profesión mercería un impulso decidido de sus profesionales.
    Digo todo esto porque suelo leer la prensa y de Vigo tuve noticias pero de esas agresiones sólo por tu comentario.

  5. Júcaro permalink*
    19 mayo 2007 4:39 pm

    Rojiverde: Cuando escribía el post pensaba que esto le ocurría a Fernando por ser periodista de izquierdas -creo que entre los gritos se escuchó algo así como rojo de mierda-; ahora me alegro de no reflejarlo desde esa posibilidad. Probablemente a Fernando Santiago le agredieron sobre todo por no bendecir los deslices de los trabajadores; una mujer desesperada , comenta unos incidentes con fotógrafos gráficos y muy probablemente los agresores lo ignoraban todo de esos periodistas anónimos.
    En fin solidaridad con Fernando y con todos periodistas que hacen su trabajo que no es otro que informar y/o opinar.

  6. 20 mayo 2007 11:59 am

    nos pasa igual cuando intentamos reivindicar nuestros derechos. por ejemplo, delphi sale en todos los medios. pero si es una televisión, como pasó hace poco en Localia Vigo, la que hace un paro exigiendo condiciones dignas, ningún medio lo recoge. lo tenemos complicado. pero si, como dices, los compañeros empezásemos por apoyarnos unos a otros, las cosas empezarían a cambiar!

  7. 22 mayo 2007 9:34 am

    Hace tiempo que paseo por este blog pero nunca me había decidido a escribir. Hoy la cuasa lo merece dado que me indigna el trato generalizado que hay hacía los periodistas.

    Soy estudiante de periodismo, todavía estoy en primero pero estoy realmente concienciada del mundo con el que me voy a encontrar una vez termine la carrea.

    Se supone que el periodista narra los hechos tal y como han sucedido, que su función es transmitir al resto de la sociedad lo que ocurra, desde una huelga, como las de Delphi, hasta un mitin político, de la menera más objetiva posible, pero como dice el Manual de Estilo de EL Mundo, la “imparcialidad total no existe” y los lectores deben ser conscientes de ello.

    Considero que debería existir imparcialidad total, pero también, acepto, que en ocasiones haya cierto grado de subjetividad, más siendo un artículo.

    La verdad es que desconozco por completo el artículo de Fernando Santiago, pero no creo que un periodista merezca ser despreciado por plasmar su opinión en un periódico.

    Un saludo

  8. Júcaro permalink*
    23 mayo 2007 9:39 pm

    La imparcialidad no existe, de los periodistas sólo espero honestidad en la información y en la opinión. El artículo objeto de polémica no puedo enlazarlo ya que en la edición digital del periódiuco que lo publicó no aparece.

    Un saludo

Trackbacks

  1. PLANET www.Red Progresista.com » Blog Archive » Periodista gaditano amenazado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: