Skip to content

Ciclismo; ¿por qué tanto escándalo?

24 julio 2007

Un reciente post de Fernando Sánchez Postigo me recordó que también pasé muchas tardes de julio frente al televisor. Me enganché, en esas horas de tedio y sopor veraniego, el día que contemplé una de las imágenes deportivas más hermosas.

Había escuchado hablar de las escapadas heroicas de Coppi, del ejemplo de español esforzado en Bahamontes, de las irresistibles ansias de ganar de un depredador llamado Eddy Merckx, de la caída inoportuna de un tal Luis Ocaña en un Tour que podría haber ganado, de las etapas míticas de los Dolomitas, Alpes o Pirineos. Había leído cuanto caía en mis manos sobre ciclismo y las vicisitudes heroicas de sus titanes subiendo las impresionantes rampas del Tourmalet con un calor sofocante y un asfalto casi derretido o las cuestas nevadas del Gavia con descensos imposibles entre nieve desbordando las cunetas y niebla ocultando el peligro del precipicio, de la Marmolada y sus terroríficas rectas o de las 21 curvas del Alpe d´Huez.

Puede que me cautivara ese lenguaje propio de la literatura épica tan usual en este deporte pero lo que terminó por engancharme al ciclismo, deporte que practiqué durante unos años como globlero, fue la televisión. La televisión y la retransmisión de unos de esos acontecimientos que se quedan marcados para siempre. Conservo aún el recuerdo de la etapa en la que un Pello Ruiz Cabestany exhausto, baja de la bicicleta en las primaras rampas de la subida a Luz Ardiden para indicarle a Pedro Delgado que ahora le tocaba a él. El ciclista donostiarra lo había dado todo para que el líder del equipo llegara en las mejores condiciones a los decisivos últimos kilómetros. Era el esfuerzo para que otro se llevara el laurel de los campeones. Entonces comprendí que el ciclismo se corre en equipo y cómo los gregarios se vacían hasta el agotamiento para facilitar la tarea del compañero líder.

Luego llegaron los triunfos de Indurain, Amstrong o la búsqueda de los destellos de “el Chava” Jiménez que fueron citas obligadas ante el televisor. Y en estas que comienzan, antes también, los continuos casos de dopaje y el absurdo puritanismo de quienes aún consideran que el deporte anda por donde los idealizara el Barón de Coubertain y el simplismo de quienes piensan que todos, o sólo los ciclistas, consumen sustancias dopantes. Al respecto, me parece muy ilustrativa y emotiva la carta pública que Alberto Contador escribiera a los aficionados al ciclismo hace un año.

¿Lucha contra el dopaje?, por supuesto. Pero si se desea un deporte limpio y sano, si los deportistas de élite se erigen en iconos, en referencia y modelos a seguir para la juventud, ¿por qué solo se aprietan las tuercas a deportes minoritarios? Otros deportes de masas adolecen de estos férreos controles, ¿acaso porque mueven grandes intereses económicos? Al ciclismo siempre se le exige la prueba del algodón: desempolvar la muerte de Tom Simpson por sobredosis de estimulantes allá por 1967, resulta un ejemplo recurrente y cansino.

Escribo y suena la música de Miles Davis que dicen se ayudó para buscar la inspiración, ¿desconecto el reproductor y rechazo escuchar ésta y otras músicas porque algunos de sus más ilustres fueron consumidores de drogas?, ¿lanzamos a la hoguera los libros de Oscar Wilde, Alan Poe, Victor Hugo y tantos otros?, ¿repudiamos las obras de Van Gogh o Manet?

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. 24 julio 2007 3:50 pm

    En el ciclismo hay doping como en todos los deportes. Pero ahora vende hablar del doping del ciclismo. Ya pasará la moda. Gracias por citarme.

    Contador me está volviendo a emocionar. Espero que mañana puede dejar al líder. Sería tan bonito volver a ver un español en el podio de París.

  2. 24 julio 2007 6:29 pm

    Fernando, tu post me trajo recuerdos de toda la familia delante del televisor para ver a esos que llaman los esforzados de la ruta. Cuando los éxitos de los ciclistas españoles dejaron de sorprender, poco a poco comenzaron a faltar a la cita televisiva casi todos los que solíamos congregarnos para disfrutar de hermosas imágenes y la emoción de una subida de porcentajes imposibles o la intriga de esos descensos terroríficos. Algunos nos quedamos cuando los éxitos los cosechaban ciclistas de otras nacionalidades, Contador es un espectáculo y puede hacer que volvamos a congregarnos todos delante del televisor.

    Algún día habría que reflexionar sobre el deporte como bandera, del deportista como estandarte de una patria y de cómo se le exige un último esfuerzo porque todo el país está pendiente de él. Puede que en esa apelación al último esfuerzo y a la responsabilidad de tener a millones de personas pendiente de su actuación, algunos deportistas buscaron el “reconstituyente” que les garantizara un resultado digno y así no defraudar.

  3. 25 julio 2007 10:26 am

    Vivir en comunidad implica un conjunto de conductas gregarias a pesar de la voluntad que pudiera tener una persona por no secundarlas. Algunas de estas conductas, verdaderamente despreciables y acomodaticias, denotan la escasa personalidad de quienes las mantienen. Todas esas conductas, sin embargo, no son reconocidas explícitamente como tal, excepto una, que se conoce por su nombre: los gregarios del ciclismo. El nombre, para mí, que está mal puesto. Son auténticos proveedores de los triunfos o intentos de triunfo de sus líderes de equipo, la pieza clave de un equipo sin la que no sería posible correr una competición, el trabajo ignorado y gris para el relumbrón y los oros de otros. Y en cuanto a las drogas, las etapas del tour y demás, la mejor síntesis la dibuja hoy Forges

  4. 25 julio 2007 1:00 pm

    Me has traido recuerdos imborrables, yo soy un pésimo deportista, a pesar de lo cual he intentado practicar muchos, boxeo incluido, como resultado de mis fracasos me he convertido en un deportista de “sillón”, que también tiene su mérito. Tenía 15 años, cuando con el Tour ganado, en el “col” de Mente, el irrepetible Luis Ocaña cayó y tuvo que retirarse. Lloré amargamente. Como disfruté cuando dos años despues arrasó en el Tour del 73, fué una verdadera lástima que Eddy Merckx, que todavía ganaría un Tour más decidiese aquel año no correr el Tour, ganando, por otra parte la Vuelta a España, que no es poco, porque entonces era una carrera a la altura del Giro o el Tour.
    El “dopping” existe en todos los deportes, pero la brutal y sobre todo continuada exigencia, se trata de tres semanas, a los deportistas, sin apenas posibilidad de recuperación, hace que se ponga de manifiesto de una forma más cruda. Lo demás es pura hipocresía

  5. maripuchi permalink
    1 agosto 2007 9:55 am

    Absolutamente todos los ciclistas se dopan. Y lo hacen desde juveniles ya …
    El problema (para ellos y sus médicos, digo) radica en la dosis. Si te pillan estás futut.
    Como decía Escartín, los Alpes no se suben con espaguetis…

  6. 1 agosto 2007 11:18 am

    Maripuchi; desconozco los datos que verifiquen una respuesta tan contundente como la que haces, en cualquier caso lo que me resulta molesto es ese dejar hacer en otras disciplinas deportivas o no.

    Veamos unos ejemplos; a los futbolistas no se les hacen controles tan exhaustivos como a los ciclistas, a los profesores, antes de impartir una clase, no les llega un control sorpresa para verificar si sus condiciones son las adecuadas para la tarea docente o educativa, los médicos nunca son objeto de algún control para comprobar que cuando atienden a un paciente sus condiciones mentales (las del galeno) son las más aconsejables, a los políticos cuando dicen las barbaridades que dicen tampoco se les pasa por la prueba del algodón. En fin, que por no seguir con obispos y locutores de sus ondas, pienso que siendo necesaria la no adulteración de una competición deportiva, hay mucho de hipocresía en esa parte de la sociedad que se lleva las manos a la cabeza ante las noticias que conocemos sobre el doping en el ciclismo.

    Maripuchi, por una vez y sin que sirva de precedente, discrepo de esa afirmación tan contundente de que todos los ciclistas se dopan. Si me hicieran, hoy y ahora, un control de ciclista yo también daría positivo a causa de un catarro y unos fármacos que me recetaron.

    Por cierto, tengo problemas para hacer comentarios en tu blog

  7. maripuchi permalink
    1 agosto 2007 12:13 pm

    Quizá me he pasado en la vehemencia, Júcaro.
    No obstante, la frase de Escartín es muy significativa y a mí me consta que sí hay ciclistas que se dopan desde juveniles.
    Lo que también es cierto es lo que apuntas, no sólo en el ciclismo existe esta práctica.
    Creo que en el fútbol menos, porque es importante la condición física, pero es más importante la táctica, visión de juego, toque, etc .. y éso no lo da un chute de lo que sea…
    Pero sí en natación, gimnasia, atletismo … y desde luego, en otras profesiones, medicina, pilotos … en fin, conozco de tó.

    Respecto a los problemas con mi blog, no sé, será cosa de blogger? ya me dirás si te sigue dando problemas ..

  8. 2 septiembre 2009 1:37 am

    Sres: No hay que ir muy lejos, un verdadero ciclista profesional compite desde la primera carrera que se corre en el año, y sigue corriendo todo el año desplazandose de país en país. EDDY MERCKX,
    ANQUETIL e HINAULT lo hicieron y ganaron los TOUR, VUELTA y GIRO.
    Los demás corredores que ganaron los TOURS, se prepararon para co-
    rrer solamente esa competencia. Hay que recordar que los corredores mencionados corrieron todo el año y ganaron durante el año que corrían
    las grandes clasicas, como Milano San Remo, Paris Roubaix, ganando también GIRO y Vuelta. Esos FUERON ciclistas de verdad, oncluyendo hasta el RECORD DE LA HORA. VIVA MERCKX, ANQUETIL, COPPI HINAULT, BOBET etc.

Trackbacks

  1. PLANET www.Red Progresista.com » Blog Archive » Ciclismo; ¿por qué tanto escándalo?
  2. meneame.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: