Skip to content

Cosas que pasan en verano

14 agosto 2007

Paseaba tranquilamente por la playa cuando me llegaron los sonidos de I Love You de Griffin. Como la sorpresa era enorme, en la playa se espera canciones del verano o esas que se repiten una y otra vez por las radiofórmulas, me dejé llevar por el sonido hasta un chiringuito donde efectivamente la música que sonaba para mi placer y sorpresa era la de Johnny Griffin. Así que no lo dudé, me pedí un güisqui y a disfrutar de un atardecer de película: una puesta de sol preciosa y una música fantástica. Estaba en esta disposición cuando se me acerca un desconocido y me pregunta por cómo va el verano, y le respondo que mal, con un tono lo suficientemente seco como para que pensara que levantar el vuelo sería lo más prudente. El buen señor o no conocía la prudencia o le importaba un pimiento mi actitud hosca y desabrida. Así pues, muy a mi pesar tuve que soportar una deshilvanada perorata.

Mal, claro, ¿cómo si no? El verano es una mierda. Antes los veranos eran para el descanso y sobre todo para el cambio de actividad. Las cosas habituales del resto del año se paralizaban; por no haber, no había ni noticias. Tan pocas eran, que los periodistas se inventaban las llamadas serpientes de verano para mantener a los lectores pendientes, enganchados al periódico o al transistor. Pero ya no quedan veranos sosegados, de un tiempo a esta parte todos los veranos son agitados, convulsos. Este sin ir más lejos, fíjese en Navarra. ¡La que tienen montada! ¿Y Cataluña? Esa Catalunya imaginaria que tanto nos vendieron, ¿nunca fue real? ¿Y esa Cataluña egoísta e insolidaria que nos contaron los guardianes patrioteros de la españagrandeylibre? Ahora no hay día sin sobresalto; cuando no es un apagón es un tren que no marcha o viceversa. Barcelona sin energía, ni trenes, ¡y la ministra pidiendo paciencia! ¿Que tengan paciencia? ¡Cuando tengan vergüenza! Le parecerá poca la que han demostrado los ciudadanos. En otros sitios, ¿se imagina una noche a oscuras sin más incidencias que unas cuantas caceroladas?

¿Y las eléctricas? ¿Para que coño están? Además de opas y beneficios abusivos, ¿qué hacen?, ¿por qué no sale ahora ese tal Pizarro con la Constitución en la mano para defender los intereses y derechos de sus abonados? ¡Son unos cerdos! Por cierto, los fachillas, esos que bramaban cuando lo de la financiación de autonómica porque decían que los catalanes lo querían todo, ¿dónde están? ¿Qué dicen ahora? Los catalanes tenían razón, sus infraestructuras, son una mierda y necesitan fondos para que funcionen, ¡cómo cualquier hijo de vecino, oiga! Ahora, los de la fascio cañí callados, como cerdos ventajistas Ya te digo, una pura mierda.

¿Y la Regás que me dice de doña Rosa y su diatriba contra la prensa? Sabemos que existe una prensa inmunda y cuartelera pero, ¿dejar de leer? ¡Incluso cómics cuajados de horrores ortográficos! Así, además de leer, jugamos entreteniéndonos en señalarlos.

Antes, los veranos eran proclives a la horterada y a la licencia del mal gusto, espacio para personajes pintorescos. Ahora, como no sea el Martinez Pujalte ejerciendo de Sazatornil persiguiendo a esculturales nórdicas para demostrarle que aún quedan machos ibéricos por muy amariconado que sea este puto gobierno de ZP, ¡no sé! Me parece que ya no quedan de esos o son pocos. Los españoles, las españolas también, cada día se parecen menos, por fortuna, a los entonces. No sé si es signo de modernidad o una afortunada pérdida de las señas de identidad patria. Me alegro sabes, ¡ya está bien eso de hacer el salido cuando aparecía una rubia! Era duro ¿Y aquello de la española cuando besa es que besa de verdad? Otra moralina de la señorita pepis y de la jons, ¡no te jode!

Y de los curas, qué dice usted de los curas. ¿Qué me dice “usté” de la que tienen estas almas en pena con la Educación para la Ciudadanía? En el fondo son unos “pringaos” que reconocen sus limitaciones. Por los siglos de los siglos predicando y evangelizando, y sus rebaños cada vez más escasos; ya no encuentran ni pastores que cuiden de sus ovejas, ni perros que le ayuden en sus labores. Bueno, algún perro sí que han encontrado para ladrar por esos micrófonos tan beatíficos que tienen. Ahora, los señores de la curia, cuando la dichosa asignatura pretende impartir unos conocimientos acerca de la vida, la igualdad, la seguridad, la convivencia o la libertad, nada sospechoso por tanto de ‘lavado de cerebro’, que ellos preconizan, montan en cólera y arman la de dios. Usted perdone si le ofendo pero es que me embalo. Es que no hay quien les crea. Porque se anuncie una asignatura que se impartirá, ¡una hora a la semana!, y no en todos los cursos, para hablar de derechos, dignidad y respeto, no es de recibo que monten la que están montando ¡Eso, no hay quien lo entienda, o sí. ¡Ni que les fueran a cerrar los púlpitos!

Pero aquí estamos en verano, soportando a un niño engreído que igual paga los impuestos en otro país, que va en un formula uno y tiene a medio país dispuesto a emprenderla contra la pérfida Albión porque otro niñato obedece o deja de obedecer al director ¡Viva la insumisión, coño! Es verano y siempre surgen piraos “pa” meterle fuego al monte y otros que aprovechan y se tiran al monte de la desvergüenza para hacer política de tierra quemada. Y será por la caló o por los genes pero mira por donde ahora nos sale otro Trillo para contarnos milongas de ladrón bueno.

En fin, ¿que quiere que le diga? El verano es una mierda. Mire, si viniera en invierno éste sería un lugar perfecto; poca gente, gente sana, mucho deportista buscando olas que surfear; gente correcta y educada en vez de estos que vienen a ponernos músicas raras de allá de donde el puto Bush y a clavarnos con unos precios abusivos. ¿Qué me dice?

– Johnny Hodges, la música que ahora suena es del Back to Back de Duke Ellintong y Johnny Hodges.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 17 agosto 2007 6:30 pm

    Pues fíjate si al ciudadano que estaba amargándote el güisqui y la música, le ocurriera como a mi, que aún no he cogido las vacaciones, ni se cuando las voy a coger, y para colmo de males mi equipo me está dando una pretemporada veraniega como para morirse. Lo dicho, el verano es una mierda, sobre todo porque algunos os lo estais pasando de “puta madre” y yo estoy aqui jodido.

  2. 16 marzo 2008 11:34 am

    ¿Piensas que el catalán es una puta mierda?

    http://sinblancaporelmundo.wordpress.com/2008/03/16/el-catala-es-una-puta-merda/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: