Skip to content

El peso de la enseñanza

17 septiembre 2007

Alguien que no nos conociera y abriera los periódicos, escuchara la radio o leyera las bitácoras, pensaría que este pueblo otorga una gran importancia a la educación. En realidad no es así, pese a la impresión que ese extraño pudiera llevarse al leer o escuchar lo que se publica y al comprobar el espacio que se le dedica a la implantación de una nueva asignatura en el sistema educativo. En realidad hablamos, algunos incluso tenemos la osadía de escribir, mucho más de la enseñanza de lo que realmente nos interesa.

Quien no nos conociera podría llegar a pensar que somos unos ciudadanos ejemplares. Opinamos sobre el sistema educativo y nos ponemos muy serios y dignos lamentando su mal funcionamiento; luego, difícilmente nos acercamos al centro escolar para recabar información sobre la marcha de nuestros hijos, o llegamos a casa y en vez de conversar con los chicos para saber de ellos, de sus intereses, para comentar la marcha escolar; nos apoderamos del mando y zapeando que es gerundio para luego, a la hora de las disculpas, recurrir a la escuela, a su mal funcionamiento o a la ineptitud de los maestros.

El inicio de este curso en los medios es sinónimo de EpC. Es curioso y preocupante el gran poder para marcar la agenda que tiene la derecha. Una asignatura que se impartirá sólo en dos de los seis cursos de la Primaria y a la que en esos dos cursos se le dedicará sólo el 0,8% del tiempo docente, cuando a la Religión y Moral Católica se le dedica el 6%, no parece que pueda tener los perversos fines que estos sectores ultramontanos pretenden endosarle.

Como ya se ha contribuido desde este espacio al ruido, aclaración o toma de posición sobre la asignatura en cuestión, al iniciarse el curso escolar quisiera abordar un tema que no ocupa primeras páginas, que no es tema de columnas ni bitácoras pero que no sea un tema políticamente agitable, en estos meses previos a las elecciones, no significa que carezca de relevancia.

Comienza el curso y volveremos a ver escolares cargando a sus espaldas el peso de la enseñanza. Niños que recuerdan a cualquiera de esos exploradores antiguos portando sus provisiones para la nueva aventura. Niños que apenas se les divisa detrás de sus enormes mochilas y que exponen sus cuerpos a unos pesos desproporcionados, absurdos y perjudiciales para su salud.

Un grupo de alumnos del I.E.S. La Caleta de Cádiz realizaron, el curso pasado, un trabajo de sobre el peso de las mochilas del alumnado del centro. El portador de la mochila más pesada transportaba los nada despreciables ¡12 kilos de material didáctica sobre las espaldas!, el peso medio por alumno oscila entre 4 y 6 kilogramos. El trabajo concluía con algunas sugerencias como la colocación de taquillas para guardar el material o la propuesta a las editoriales para sustituir los libros de textos tradicionales por cuadernillos individualizados por temas que se guardarían en una carpeta general con el fin de transportar en la mochila sólo el librillo en el que se esté trabajando.

Por otra parte el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos-Organización Médica Colegial (OMC) y la Fundación Kovacs han puesto una campaña, El tebeo de la espalda incluido, para la prevención del dolor de espalda entre los escolares españoles. Según la OMC, ya antes de los 15 años, el 50,9% de los chicos y el 69,3% de las chicas han padecido dolor de espalda, lo que constituye un serio problema, puesto que además de limitar la práctica de sus aconsejables físicas actividades diarias, aumenta significativamente el riesgo de que padezcan estos dolores de forma crónica.

La llamada a la practica de la actividad física que hace la Organización Médica Colegial y la sugerencia a los padres para inculcar hábitos saludables en sus hijos, ejercicios físicos incluidos, deben ser complementadas con medidas de las autoridades educativas para paliar el peso excesivo y diario en las espaldas de nuestros escolares. La escuela está cambiando y se diferencia mucho de la de épocas anteriores, Internet y soportes digitales entran poco a poco en las escuelas pero la carga excesiva del material escolar es un peso que siguen portando nuestros escolares a sus espaldas.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. 17 septiembre 2007 9:27 am

    Y qué me dices de la época en que LAS (porque sobre todo son las) escolares deciden que no mola nada llevar mochila y se llevan los cuatro o seis kilos de libros en la mano??
    Creo que mis problemas de cervicales derivan de esta etapa…

  2. 17 septiembre 2007 12:43 pm

    Se está sobredimensionado el tema de la asignatura EPC. Se están falseando datos sobre los objetores, en la provincia de Cádiz, sin ir más lejos, y como siempre, los que están en desacuerdo gritan más que los que lo vemos como algo normal.

  3. 17 septiembre 2007 5:20 pm

    El tema de la EPC no es más que una de las consignas del PP para acosar al gobierno, en realidad la educación se las trae floja.
    Saludos.

Trackbacks

  1. madridsur.noticia.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: