Skip to content

Desahogo republicano

10 octubre 2007

Si por socialista tuviera que justificar todo lo que hiciera el PSOE, rompería vínculos; si por republicano me sintiera obligado a asumir tanta estupidez incendiaria o asentir ante la ejecución de un monigote travestido de monarca, arrojaría mi republicanismo al váter y con sumo placer tiraría de la cadena para sumirlo en las cloacas más pestilentes.

Los anteriores intentos fracasaron por variados motivos; precipitación, falta de conciencia social, panorama desolador dejado por las monarquías que las precedieron o por el golpe militar de los salvapatrias de turno. Con estos precedentes la tercera debe ser una fiesta democrática o no será. No imagino su implantación sin un respaldo social abrumador, sin una respuesta democrática incuestionable y, sinceramente, no preparamos ese día quemando fotos, ahorcando monarcas de trapo o amparándonos en las proclamas incendiarias y nauseabundas de un iluminado bendecido por la cúpula eclesiástica.

Algún día tendríamos que dejar los blogs y salir a la calle para compartirla. Tendríamos que salir quienes rechazamos todo tipo de violencia; quienes no queremos asistir como villanos medievales a la ejecución pública, en la horca u hoguera, de un pelele cualquiera; tendríamos que salir quienes entendemos que el camino es la palabra, la didáctica, el razonamiento y la persuasión; tendríamos que salir para expresarnos físicamente y para reivindicar que la calle no sólo es coto de exacerbados de orientaciones diversas o españolitos airados y exitados por un cantamañanas justiciero y faltón.

Estos arrebatos estentóreos resultan más perjudiciales que benéficos. Cuando diez, cien o mil ciudadanos prenden fuego a unas fotos del rey, los periódicos monárquicos y los más conservadores tienen garantizada munición para, en primeras páginas, editoriales y columnas de opinión, arremeter contra los republicanos con el doble objeto de beneficiar sus negocios y afianzar sus doctrinas monárquicas y conservadoras. Cuando unas decenas o centenas de universitarios cuelgan un espantapájaros real, producen más desesperanza que otra cosa porque si, supuestamente los mejor formados, no tienen otra iniciativa distinta a la representación de un ahorcamiento, apañados estamos. Cuando un energúmeno con micrófono pide la abdicación del rey con un argumentario que estremece prefiero la situación actual antes que una hipotética república que encumbrara a prototipos de jimenezlosantos, josemariaznar o cualquier tipejo al uso.

Quienes tienen en el objetivo a Juan Carlos I se equivocan; la meta es la monarquía como institución y no un monarca que, por otra parte, una mayoría identifica con la llegada de la democracia. Nos faltan referentes sociales; no puede ser que estos grupos de personas aficionadas a representar pasajes arcaicos de nuestra historia se erijan en nuestros representantes ni que permanezcamos impasibles ante los intento de otorgarles una representación que en absoluto tienen; tendríamos que poner en valor nuestro republicanismo y rechazar contundentemente estos intentos de identificarnos con estos, con esos, exaltados. ¿Dónde están los intelectuales republicanos de hoy?

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. 11 octubre 2007 10:29 am

    Sí señor.
    Lo de salir a la calle en masa a protestar por todo, llevo yo pregonándolo tiempo… por una vivienda digna y asequible, por un trabajo estable y de calidad, por una sanidad pública en condiciones … por un estado laico de verdad, por una sociedad que no discrimine al débil (llámese mujer, inmigrante, o discapacitado…).

    Lo que me pregunto es ¿dónde está la gente que piensa como yo?
    Apoltronados todos en nuestra mierda de rutina.

  2. 11 octubre 2007 7:01 pm

    Muy buen post, enhorabuena.

  3. 11 octubre 2007 7:05 pm

    Por lo visto los “intelectuales” republicanos estamos aquí, en la globosfera.

    El germen de la revolución moderna empezará en Internet, y esta semilla que plantamos día a día dará su fruto.

    Es preferible que todos lleguemos a conclusiones sobre diversos temas, a que coreen eslóganes vacíos de contenido por las calles refugiados en una pancarta.

    Los políticos empiezan a temer mas el poder de la globosfera que el de las manifestaciones, y como muestra el vídeo de Rajoy.

    Sigamos en la lucha desde nuestros modernos “púlpitos” que ya llegará la hora de salir a la calle. Allí nos vemos.

  4. 11 octubre 2007 8:17 pm

    Clarito. Sencillo. Totalmente compartible.

  5. LEstat permalink
    12 octubre 2007 11:53 pm

    Totalmente de acuerdo. Suscribo todas y cada una de las palabras.
    Muy bien dicho. Si señor.

  6. 15 octubre 2007 1:15 am

    Por más que leo y releo artículos sobre Monarquía vs. República, sigo comprobando que el personal cuando piensa en ésta última, piensa en la II y no en la III.

    Menos mal que siempre hay quien demuestra tener más de tres dedos de frente, como ocurre con este artículo.

    Enhobuena, compañero 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: