Skip to content

Leer un post

22 febrero 2008

Publicado en Ciberprensa

 

Decían los griegos clásicos, unos señores a quienes debemos mucho, que para hablar bien era preciso tener personalidad, emoción y argumentos. Entonces no existían los periódicos, tampoco los blogs, pero bien podríamos asumir aquellos preceptos para hacerlos nuestros.

En los blogs debiéramos ser capaces de transmitir esa triada, de lo contrario más nos valdría restringir su acceso y mantenerlos, como aquellos diarios personales que se escribían con la intención de no ser violados por la lectura de algún fisgón inoportuno. Por el contrario, si tenemos nuestras bitácoras abiertas a la posible visita de algún lector ocasional o regular, ya debiéramos ser capaces de transmitir autenticidad, carácter propio y algo de sustancia para que ese posible lector encuentre motivos suficientes para la reincidencia.

La lectura de un post no debiera ser igual que la de una columna de opinión. Si leemos los post como leemos la prensa nos quedamos a medias. Esto, lo sintetiza magistralmente Surco en mileurismo.com con este afortunado título:un buen post; si leéis los links.

Si la concepción de post y de una columna periodística pudiera ser semejante, su materialización o resultado final tiene una diferencia sustancial. El escritor de blogs tiene el trabajo adicional de enriquecerlo con vínculos o enlaces a otros textos, sonidos o imágenes. Es una labor que requiere su tiempo; no se trata de linkear alegremente sino que todo enlace debe responder a unas razones. Se trata del hipertexto, definido por la RAE como el texto que contiene elementos a partir de los cuales se puede acceder a otra información y que, en el avance de su vigésimo tercera edición, opta de momento por el conjunto estructurado de textos, gráficos, etc., unidos entre sí por enlaces y conexiones lógicas. Algunos contemplan el hipertexto como una rémora ya que guía en exceso al lector, que no le deja pensar por sí mismo. No comparto esa opinión. En realidad la llamada escritura lineal también exige un grado de interactividad, de complicidad, entre el autor y lector. Las palabras están preñadas de conceptos y sugerencias; cuando quien escribe opta por un vocabulario concreto, cuando elige unas palabras y rechaza otras, cuando recurre a los esos recursos que ofrece el lenguaje, está marcando el camino para que el lector interprete cuanto él quiere expresar.

Si cuando leemos un post eludimos todos esos links, si rechazamos la interacción, nos quedamos en la superficie y despreciamos un abanico de matices que nos pueden conducir a múltiples lecturas. Los enlaces ofrecen nuevos trayectos, otros enfoques que apoyan, sugieren o contradicen el texto que estamos leyendo para remarcar ciertos conceptos, ideas o propósitos. Repudiar los enlaces es desechar una información complementaria que en cualquier caso matiza, complementa, contrapone o refuerza el significado del post. Si escribes un blog selecciona los enlaces, si lees un post ojea sus vínculos.

Un vídeo y un post

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. 22 febrero 2008 8:04 pm

    Pues sí. Efectivamente, el valor añadido de un post frente a un artículo de opinión en prensa es ese, pero también la posibilidad de diálogo con su autor y con otros comentaristas.
    Creo que precisamente ese intercambio es el que engrandece a los blogs.

    Un besote

  2. Júcaro permalink*
    22 febrero 2008 8:09 pm

    Maripuchi; efectivamente, precisamente ahora estoy enredado en la segunda parte de este post para significar el interés de las aportaciones de lo que comentamos en los blogs que leemos.

  3. 22 febrero 2008 8:33 pm

    Me pones “colorao” júcaro.

  4. 22 febrero 2008 10:00 pm

    Los enlaces son a los blogs lo que las notas al pie a la narrativa “tradicional”: ayudan cuando son colocadas en su justa medida y complementan el significado de lo que el texto principal quiere transmitir pero saturan cuando son meras reiteraciones o trasladan una información demasiado colateral.
    Por tanto, como decía Arístoteles, la virtud está en el término medio.

    Un saludo, Júcaro.

  5. 23 febrero 2008 5:27 pm

    De acuerdo. Pero sucede que la mayor parte de las cuestiones son opinables.

    Este asunto me recuerda, tras mi experiencia de años, como en reiteradas ocasiones, sesudos individuos basan una importante parte de su éxito en la capacidad que tienen de encontrar cien argumentos serios en favor de una tésis y otros 100 para sustentar la contraria.

    Comprenderás que existen montones de razones para estar de acuerdo contigo y otra montañita para lo contrario.

    Pero entrar en detalles sería latoso y cansino.

    Disculpa que no añada ningún link para reforzar mi comentario.

    Saludos.

  6. 23 febrero 2008 6:48 pm

    Mejor dicho imposible. Aunque he de reconocer, y admito mi culpa, que no he pinchado todos los enlaces. Solamente algunos. Me ha encantado esta declaración de estilo bloguera, que comparto sin matices. Muy bueno, Júcaro, muy bueno.

    Salud.

  7. 23 febrero 2008 9:43 pm

    Surco; con la de “meneos” que te dan últimamente supongo que eso de “colorao” es un decir.

    Rave; el link compulsivo carece de sentido

    Ernesto Allende; bienvenido y totalmente de acuerdo, todas las cuestiones son opinables. Faltaría más, le incito a la discrepancia; seguro que nos pondremos de acuerdo.

    Juanjo; gracias por tus palabras. Si no te importa, una segunda parte de este post versará sobre algo que sucede en algunos blogs como en tu Efervescente2H y el del profesor Justo Serna.

  8. 23 febrero 2008 10:48 pm

    Lo que quieras y cuando quieras. Me dejas con la intriga de qué sea eso que percibes que sucede. Encantado estaré de leer tu análisis. Me voy preparando por si llueven piedras 😉

    Un abrazo.

  9. Júcaro permalink*
    24 febrero 2008 10:18 am

    Juanjo, puedes estar tranquilo. Tardaré unos días en publicar esa segunda parte; en estos días reparto el tiempo libre entre la familia, campaña electoral y este blog. En cualquier caso trataé que esa lluvia a la que te refieres no sea un chaparrón excesivo de halagos, admiración y reconocimiento. Sólo puedo avanzar, para mantener una cierta intriga, que la segunda parte de este post irá en línea por lo apuntado por Maripuchi en el comentario 1 de esta entrada.

    Saludos

Trackbacks

  1. Leer un post (segunda parte) | CiberPrensa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: