Skip to content

Vigencia del 14 de abril

2 abril 2008

Se acerca el 14 de abril y aunque, con el paso de los años, el eco de esta fecha parece diluirse, muchos de sus valores y principios continúan vigentes. Es cierto que, en las últimas elecciones, la única fuerza que se presentó en todo el territorio enarbolando los valores republicanos, a pecho descubierto sin disfraces ni caretas, fue vapuleada. Es cierto, que si hoy en España se convocara un referéndum para optar entre Monarquía o República, el resultado estaría cantado. Pero no es menos cierto que nuestra actual democracia, perpetúa muchos de sus principios, más allá de cuestionarse una institución como la Monarquía.

Cada 14 de abril deberíamos rememorar el pasado con intención de recuperar valores y desechar errores. La II República significó muchas ilusiones, un enorme avance democrático y el desarrollo de importantes derechos civiles; también una apuesta, que perdió el pueblo español, para gobernarse sin la tutela de la monarquía. Mal estaríamos, los republicanos de hoy, si nos quedáramos enredados en las nostalgias del pasado. Mal haríamos si no fuéramos capaces de trabajar, con todo el bagaje de aquella experiencia, para construir el futuro ampliando derechos, arraigando la igualdad efectiva o impulsando el laicismo de una manera decidida.

Con excepción de nostálgicos y revisionistas, suele aceptarse que con su proclamación se vivió una experiencia de avance y renovación sin precedentes que fue destrozada por un golpe militar fascista, con la inestimable colaboración de sectores antidemocráticos. La II República supuso la primera experiencia democrática, demasiado corta y violentamente interrumpida por una rebelión militar, de la que no hay que olvidar que muchos de sus principios y valores son hoy asumidos en buena medida por nuestra democracia. De hecho, como escribió Miguel Rodríguez-Piñero en un interesante artículo, la consolidación de nuestra democracia parlamentaria debe mucho a los valores republicanos, entendidos éstos no en relación a una determinada forma de Estado, sino a unos principios éticos, políticos y jurídicos sobre los que se edifica el Estado social y democrático de derecho que conocemos y del que deriva además su propia legitimación.

La derecha españolista, que tanto gusta de negar derechos; con desdén y desidia se refiere a la memoria histórica como eso que no interesa a nadie. Las urnas dijeron lo contrario pero continuarán en sus treces. Sin embargo, ante estas actitudes provocativas, mal haríamos si preferimos el exabrupto al razonamiento, el fanatismo a la persuasión. Podemos caer en el error de recrearnos en gestos fracasados del siglo pasado, arengar contra la monarquía, quemar fotos o colgar espantajos reales, pero ni la II República se puede defender así ni la tercera se puede construir sobre esos pilares.

Es cierto que nos encontramos con una política doblegada al sistema económico, al cálculo electoral y la propaganda, con la colaboración inestimable de poderosos medios de comunicación. Sin embargo, la red es un buen vehículo difusor y los blogs una herramienta útil que debemos aprovechar para por ejemplo, y entre otros muchos objetivos, reclamar la necesaria reforma electoral para que la distancia entre la voluntad popular y el reparto de escaños sea lo más aproximada posible. Este es un buen momento para recuperar aquellas energías dilapidadas, para poner en valor y sobre la mesa legislativa, el espíritu de la II República que como escribiera Manuel Vicent, “pertenece al patrimonio secreto de muchos españoles y forma parte de su corazón“.

Otros que han escrito mejor y con mayor criterio: Vicenc Navarro, Hugo Martínez Abarca o RGAlmazán

Anuncios
22 comentarios leave one →
  1. 2 abril 2008 5:22 pm

    Estoy de acuerdo contigo. Las formas son muy importantes. Leí recientemente el artículo de Navarro que citas, es excelente.
    Por cierto, el enlace que has puesto al artículo de Miguel Rodríguez-Piñero no funciona. Me gustaría leerlo.
    Saludos.

  2. Júcaro permalink*
    2 abril 2008 5:24 pm

    Mercè; gracias por advertirme del enlace fallido, supongo que ya está subsanado.

  3. 2 abril 2008 7:30 pm

    Hmmm no tengas tan clara la resolución de la refrenda, Júcaro.
    Muchos partidos abiertamente republicanos. La mayoría de militantes del PSOE lo somos así como muchos simpatizantes… y cada vez más del PP…
    Juancar está hecho un abuelete y los que se consideraban juancarlistas (que no monárquicos) tienen que estar temblando.
    Leo no será reina…. manquepierda.

  4. 2 abril 2008 8:26 pm

    Tal vez ni Felipe llegue a ser Rey… en realidad a mí no me cae especialmente mal, ni tampoco su padre, pero la institución (la monarquía), es paleolítica, corren nuevos tiempos.

  5. 2 abril 2008 9:06 pm

    Yo estoy de acuerdo con Júcaro, no veo a corto plazo la República. No soy tan optimista como Maripuchi y Mercè. No hay ningún partido político de peso, tampoco el PSOE, por mucho que se diga que sus militantes son republicanos (que habría que verlo, puesto que conozco algunos que no), está dispuesto a cuestionar la monarquía, con o sin Juan Carlos. No hay salida política. OJalá que me equivoque.

    Salud y República

  6. 2 abril 2008 9:06 pm

    Llevo años sin encontrar forma alguna decente, seria, lógica, razonable, para explicarle a mis alumnos que en su país la jefatura del Estado se hereda. Hace tiempo que quité la foto del Rey de mi despacho del instituto, el mismo día que entré en él. No quemo fotos, y estoy de acuerdo contigo, pero tampoco las pongo, porque como digo, no encuentro la forma de poder explicar este sinsentido monárquico que estamos perpetuando por acción u omisión. Asco intelectual, repugnancia democrática, es lo que siento ante esta institución trasnochada heredera de la voluntad franquista.

    ¡Salud!

  7. 2 abril 2008 10:38 pm

    Como Rafa, es evidente que no comparto el optimismo de Maripuchi o Mercè. ¡Ya me gustaría!, pero aquí bastaría un telediario o un Especial sobre las bondades de Juan Carlos I para, llegado el improbable caso de un referéndum, la mayoría se decantara por el proteccionismo paternalista y mojigato de la Corona.

    La corona cuenta con el apoyo de todos los grandes medios de comunicación y los grandes partidos políticos. El PSOE de hoy no se plantearía la posibilidad de un debate Monarquía-República porque es consciente que el desgaste electoral le alejaría de la posibilidad de gobernar.

    Otra cosa que es que, de alguna manera y en un ejercicio de optimismo, se pueda considerar la etapa democrática actual como continuación de la emprendida en la II República: desarrollo autonómico, derechos civiles o reforma del ejército pueden ser elementos de unión entre aquel periodo y éste; la forma política del Estado y relaciones del Estado con la Iglesia, serían las grandes diferencias entre un periodo y otro.

    Juanjo, es lógica esa desazón porque no hay una forma razonable de explicar a un alumno la lógica por la que se admite, sin rechistar, el que la corona se herede.

    Por cierto, tu post sobre la dignidad ofendida del profesorado andaluz es de una lógica, esta sí, aplastante. Felicidades.

  8. 2 abril 2008 11:28 pm

    Coincido contigo y con mi amigo Rafa Almazan, desgraciadamente la proclamación de la II República esta muy lejos, tan lejos que posiblemente ninguno de los que escribimos en este blog la veamos, por la sencilla razón, de que no vale con que algunos militantes se sientan republicanos. Sin una posición clara reivindicativa de la insitución republicana, eso no sirve para nada. Y desde luego dudo mucho que dengro del P.P. haya quienes defiendan un estado repúbicano.
    De todas maneras la forma de estado tiene que llenarse de contenido, sino servirá exclusivamente para tener opcion a decidir quien ejerce la jefatura del estado, que no es poco.
    Como otras muchas cosas, en esta, la tarea didactica de divulgación de los valores republicanos es de suma importacia para que poco a poco vaya calando en la ciudadanía la importancia de decidir democráticamente sobre la forma del estado y la posibvilidad de elegir democraticamente la jefatura del estado.
    Salud, República y Socialismo.

  9. 3 abril 2008 12:40 pm

    La república, el republicanismo, no es sólo cuestión de contenidos, es también de formas. No basta con hacer afirmaciones ambiguas, como las que hace el presidente Rodríguez Zapatero: “El rey es el primer republicano” o declaraciones como las de más de un dirigente de Izquierda Unida que nos habla de “Republicanismo cívico”. República y Morarquía son dos conceptos antitéticos, aquí y en Luxemburgo. En otro terreno entraríamos si hablaramos de monarquía y democracia, para mi igualmente contrarios, pero eso es discutible. En España, y no en otras partes del mundo, el término republicano tiene un innegable sentido progresista, los sectores del Pp no monárquicos son, en el fondo, nostálgicos del régimen anterior, el triunfo de la república en España irá acompañado de un avance radical en el camino hacia el socialismo, y al igual que Rafa yo lo veo aún lejano, aunque continuaremos trabajando por ello.
    ¡Salud y República!

  10. 3 abril 2008 12:56 pm

    Por si os consuela, deciros que el pasado 1 de abril se vieron muchas banderas republicanas en Alicante en recuerdo de las víctimas del franquismo. Aquí os dejo un enlace con algunas fotos:
    Fuimos sólo 1000 (efectivamente, no creo que ganásemos ningún referendum) pero lo positivo es que el espíritu de la República sigue vivo. No es necesario que la República esté en nuestras instituciones, sino que su espíritu permanezca en nuestras mentes.

  11. 3 abril 2008 2:34 pm

    Me animo a decir algo sobre este tema dada la categoría de quien escribe el ost de referencia, que para mí es mucha. Don Júcaro, a estas alturas puede que sea ya conocida mi relativa indiferencia por la república como objeto de deseo. Lo he explicado en un par de ocasiones en mi blog y no prtendo volver a hacerlo.

    Pero sí entiendo que en determinados momentos el debate sobre la República puede y debe tener un efecto benéfico de orden pedagógico. Dicho de otra manera, es más fácil poner sobre el tapete ciertas cuestiones que atañen a la Constitución si se hace al calor y al amparo de un debate sobre la forma de Estado, que si se intenta hacer a pelo. Naturalmente, el propio debate sobre la forma de Estado será también de interés, pero no lo único interesante.

    Un saludo.

  12. Júcaro permalink*
    3 abril 2008 7:37 pm

    Antonio; comparto tu opinión. Es la tara didáctica y divulgativa la mejor arma para acercarnos a la III República, por ello es preciso abjurar de acciones violentas e indeseables.

    J G Centeno; solo para matizar que las formas son importantes pero lo verdaderamente crucial es el contenido. No me importan las banderas, ni los himnos; no seremos mejores por pintar de otro color la franja inferior de la bandera, no porque suene el himno de Riego. Dicho esto, el simbolismo de la tricolor es evidente, como escribe Hugo Martínez Abarca: “cuando alguien luce la bandera tricolor se sabe que la república que está defendiendo no consiste simplemente en otro modo de elegir Jefe de Estado.”

    Rave; gracias por el enlace y permítame discrepar en cuanto a que no sea necesario que la República esté en las instituciones. Es necesario, otra cosa es que sea posible y mientras llega el momento nos queda ese consuelo de que su espíritu permanezca en nuestras mentes.

    AF: desde el respeto, la discrepancia. Evidentemente la República como simple objeto tampoco me despierta entusiasmo pero no entiendo que la forma de Estado sea un simple formalismo. Conceptualmente resulta difícil comprender y dar una explicación coherente y rigurosa sobre la justificación de la Corona como forma de Estado.

  13. 4 abril 2008 9:51 pm

    Yo pienso que la respuesta a la cuestión de la monarquía es bastante simple.

    La monarquía existe en España porque la gente quiere que sea así.

    Al pueblo le gusta la idea de tener un Rey como el que tenemos, cuya tarea está bien definida en la Constitución, que es beneficioso para nuestra imagen y comercio exterior y que le da a la nación un caracter de permanencia y estabilidad. Cosas muy importantes para el progreso de un país cainita como es España que no ha conocido en su larga y dificil historia un periodo de bienestar como el conoce con el reinado de S.M. Don Juan Carlos I.

    Salud y Constitución.

  14. Alfa79 permalink
    5 abril 2008 7:36 pm

    Artículo 1. España es una República democrática de TRABAJADORES DE TODA CLASE, que se organiza en régimen de Libertad y de Justicia.
    La bandera de la República española es roja, amarilla y MORADA.

    Artículo 2. TODOS los españoles son IGUALES ante la ley.

    Artículo 3. El Estado español NO tiene religión oficial.

    Artículo 6. España RENUNCIA A LA GUERRA como instrumento de política nacional.

    – Júcaro, acabo de descubrir tu blog y es magnífico; muy comprometido política y socialmente.
    Como buen republicano que me considero, no puedo evitar citar algunos artículos tan excelsos como -incluso- muy superiores a los de la Constitución de 1978.

    Tus argumentos y exposiciones (así como los comentarios de algunos blogueros) son verdaderamente demoledores.

    Salud y República, por supuesto.
    Alfa79 (desde “La rosa del desierto”)

  15. 5 abril 2008 11:50 pm

    Señor Alfa 79, por mi parte no tengo casi nada que objetar a los árticulos repúblicanos que usted cita…. Pero.

    Usted sabe que la legalidad republicana no fue votada por el pueblo español, sino impuesta por los partidos políticos que habian ganado las elecciones de 1931. Para mi la República de 1931 fue una legalidad impuesta.

    Prefiero con mucho la legalidad democrática y mayoritariamente votada por el pueblo español en 1978.

    Salud y Constitución.

  16. Alfa79 permalink
    6 abril 2008 12:10 am

    Sr. Davichu, los artìculos fueron algo más que “legales”: eran sentimentales, igualitarios, sencillos, “cristianos” (si se me permite la expresión), pero sobre todo, humanos, muy humanos.

    La legalidad del 31 es o fue, la misma que hubo o ha habido en el… 77,79, 82, 86, 89, 93, 96, 00, 04, 08 ¿ ó no ? ¿ o es que hubo más legalidad y legitimidad antes de 1931 ó después de 1939 )

    Por cierto , en 1931 se decía: “todos somos “IGUALES” ante la ley”; en 1978 : “algunos somos màs iguales que otros ante la ley” (excepto una familia biológica y todos sus descendientes).

    ¡ Ah !, y yo no voté la de 1978. Y creo, que casi el 75 % del resto de españoles/as, tampoco.
    ¿ Por qué tanto MIEDO a cambiar algunos artículos y disposiciones de la actual Constitución ?

    Saludos pacíficos, republicanos y sobre todo: democráticos.
    Alfa79

  17. 6 abril 2008 3:15 pm

    Tanto la legalidad republicana de 1931 como la legalidad franquista vigente desde 1939 a 1978 son legalidades impuestas.

    La republica es una forma de gobierno muy válida, de hecho, muchas de las grandes potencias del mundo lo son, sin embargo, los paises con mayor calidad de vida son monarquías. Cada forma de gobierno tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. La cuestión es que cada país tiene que saber con cual de las dos funciona mejor.
    Lo que yo digo, y los hechos me dan la razón, es que en España la mejor forma de Estado es la Monarquía Parlamentaria Democrática que nuestra Constitución promulga.

    En todo caso, Salud.

  18. Alfa79 permalink
    7 abril 2008 6:50 pm

    Davichu, ¿quieres decir que la legalidad de 1978 también es o fue impuesta ?
    La República de 1931 fue tan legítima como DEMOCRÁTICA. La imposición la pusieron las urnas y las elecciones libres (sufragio universal, libre y directo).

    ¿ Qué legitimidad tenía o tuvo el franquismo, su golpe de Estado y la sangrìa posterior ?

    La monarquía es la DESIGUALDAD entre las personas. Y yo estoy por la IGUALDAD.

    Salud. Alfa79

  19. 7 abril 2008 9:15 pm

    Sr. Alfa 79, creo que ha leido usted mal.

    No ponga en mi palabras que no he escrito.

    Y sobre todo, no mezcle una dictadura totalitaria y de corte fascista con una monarquía parlamentaria y democrática.

    Creo que es absolutamente demagógico comparar tiempos y espacios históricos. La España de 1931 no tiene nada que ver con la España actual. Afortunadamente.

    Salud y Sentido Común.

  20. Alfa79 permalink
    9 abril 2008 9:39 am

    Sr. Davichu, acepte mis disculpas si yo le he malinterpretado.
    En todo caso y aclarando un poco el tema, ud. dice

    ” Tanto la legalidad republicana de 1931 como la legalidad franquista vigente desde 1939 a 1978 son legalidades impuestas.”

    Creo, o a mi me lo parece, que expone una cierta equiparación entre ambos períodos.

    La legalidad republica sí, fue impuesta pero por las urnas y la democracia (a pesar de sus errores y etapas convulsas)
    .
    La “legalidad” franquista lo fue, pero por un golpe de Estado, la guerra, el terror y un sufrimiento inenarrable.

    Y por cierto, ¿ donde está la legitimidad de una monarquìa cuando ésta fue designada por el “gran dedo” del dictador ?

    ¿ Cree ud. que al aprobarse la Constitución de 1978, esto es motivo suficiente para que un Jefe de Estado se perpetúe vitaliciamente ? ¿ Es esto democracia ?

    ¿ Deben primar la biología y los miedos a, los votos y la voluntad popular democrática ?

    Un saludo e intentaré buscar el “sentido común”.

    Alfa79

  21. 9 abril 2008 3:26 pm

    Sr Alfa 79:

    Hagamos un poco de pedagogía.

    El 12 de Abril de 1931 se produjeron elecciones municipales, elecciones que NUNCA se plantearon para cambiar el régimen, pero que los partidarios de la república y por tanto antimonárquicos CONSIDERARON (ellos sin contar con nadie más) como un plebiscito y por ello proclamaron la república dos días después, de hecho si usted habla con alguna persona con la suficiente edad le podrá contar cómo la República ESTALLÓ, como si fuera el inicio de una guerra, porque si, muchos vieron la llegada de ese periodo como el inicio de la guerra que unos años después se oficializó mediante el golpe de estado de los generales José Sanjurjo, Emilio Mola y Francisco Franco.

    Muy diferente, como usted puede ver, con la proclamación de nuestro actual marco legal que fue votado inequívocamente y de forma mayoritaria por los españoles, por supuesto, con la figura de Juan Carlos I como Jefe de Estado, quien, en ese momento renunció a los plenos poderes heredados del franquismo para dárselo al pueblo, quién organizados en partidos políticos fueron los que llevaron a cabo la transición hacia el régimen democrático que disfrutamos hoy.

    Lo que me gustaría que ustedes reconocieran es que la República fue un régimen de unos contra otros, exactamente igual que la dictadura franquista, que fue otro régimen de unos contra otros.

    No creo que ustedes puedan decir que la Constitución de 1978 sea el inicio de un régimen impuesto contra nadie.

    Salud y Convivencia.

Trackbacks

  1. Iniciativa para el 14 de abril « 14 de abril

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: