Skip to content

Gelman y la memoría histórica

23 abril 2008

La poesía de Juan Gelman no se entendería sin vincularla a su biografía, a su compromiso. Si el pasado, la memoria, el amor; si la lucha contra el olvido están presentes en su producción literaria, era previsible que en su discurso, al recibir el Premio Cervantes, también tuvieran su espacio. Su poesía está impregnada de un radicalismo reconfortante, de atrevimiento e inconformismo pero con la destreza suficiente para no caer en el panfleto. Hay una constante en los tiempos difíciles de cárceles y exilio que no se iba a silenciar ahora. Aquí un extracto del emocionante discurso de un poeta con un blog:

Hoy celebro nuevamente a una España empeñada en rescatar su memoria histórica, único camino para construir una conciencia cívica sólida que abra las puertas al futuro. Ya no vivimos en la Grecia del siglo V antes de Cristo en que los ciudadanos eran obligados a olvidar por decreto. Esa clase de olvido es imposible. Bien lo sabemos en nuestro Cono Sur.

Para San Agustín, la memoria es un santuario vasto, sin límite, en el que se llama a los recuerdos que a uno se le antojan. Pero hay recuerdos que no necesitan ser llamados y siempre están ahí y muestran su rostro sin descanso. Es el rostro de los seres amados que las dictaduras militares desaparecieron. Pesan en el interior de cada familiar, de cada amigo, de cada compañero de trabajo, alimentan preguntas incesantes: ¿cómo murieron? ¿Quiénes lo mataron? ¿Por qué? ¿Dónde están sus restos para recuperarlos y darles un lugar de homenaje y de memoria? ¿Dónde está la verdad, su verdad? La nuestra es la verdad del sufrimiento. La de los asesinos, la cobardía del silencio. Así prolongan la impunidad de sus crímenes y la convierten en impunidad dos veces.

Enterrar a sus muertos es una ley no escrita, dice Antígona, una ley fija siempre, inmutable, que no es una ley de hoy sino una ley eterna que nadie sabe cuándo comenzó a regir. “¡Iba yo a pisotear esas leyes venerables, impuestas por los dioses, ante la antojadiza voluntad de un hombre, fuera el que fuera!”, exclama. Así habla de y con los familiares de desaparecidos bajo las dictaduras militares que devastaron nuestros países. Y los hombres no han logrado aún lo que Medea pedía: curar el infortunio con el canto.

Hay quienes vilipendian este esfuerzo de memoria. Dicen que no hay que remover el pasado, que no hay que tener ojos en la nuca, que hay que mirar hacia adelante y no encarnizarse en reabrir viejas heridas. Están perfectamente equivocados. Las heridas aún no están cerradas. Laten en el subsuelo de la sociedad como un cáncer sin sosiego. Su único tratamiento es la verdad. Y luego, la justicia. Sólo así es posible el olvido verdadero. La memoria es memoria si es presente y así como Don Quijote limpiaba sus armas, hay que limpiar el pasado para que entre en su pasado. Y sospecho que no pocos de quienes preconizan la destitución del pasado en general, en realidad quieren la destitución de su pasado en particular.

Texto íntegro

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. Alfa79 permalink
    24 abril 2008 10:19 am

    “Pero ahí está la poesía: de pie contra la muerte”.

    Magnífico discurso (uno de los mejores que he leído en los últimos tiempos), comprometido, claro, sincero y directo.

    Un gran homenaje a JUAN GELMAN. Sus poesías te encandilan y te susurran algo más que un acúmulo de palabras. Me han sorprendido.

    Propongo que leáis algunos poemas de GELMAN (“Oración” por ejemplo).

    Saludos. Alfa79

  2. Júcaro permalink*
    24 abril 2008 2:53 pm

    Alfa79, gracias por completar el post con tu más que interesante comentario. Me tomé la libertad de poner el vínculo correspondiente a tu propuesta de conocer, por ejemplo, el poema Oración.

    Saludos

  3. Alfa79 permalink
    24 abril 2008 11:35 pm

    Júcaro, gracias a tí por exponer una poesía tan comprometida, tan llena de alma, tan … ¡ me faltan más palabras !
    Y el poema que has expuesto en mi blog: un agradable ajuntamiento de palabras, de sentimientos.

    Gracias. Alfa79

    P.D. y aunque me considero muy machadiano, -además de hernandiano, lorquiano, nerudiano…-, cada vez que leo a otro gran poeta, me quedo sorprendido por la belleza, el sentimiento en tan magna escritura.
    Lo peor, la ignorancia previa de una literatura tan magnífica, y por parte de este republicano lector.

  4. 29 abril 2008 4:51 pm

    Realmente el compromiso de Juan Gelman con la palabra está presente no sólo en cada poesía, sino en cada texto donde se expresa.
    Y donde la dimensión de la literatura, de la poesía, están tomados siempre desde ese compromiso. No se trata de adornos, sino de su palabra con un peso definido.
    Como ayer mismo escribía en mi blog, creo que nos ha “escatimado” su narrativa y nos muestra la dimensión de su poesía, desde donde el poeta asume la palabra y sea que como bien decís, hable del amor, el pasado, la memoria, la lucha contra el olvido, en cada verso ese esfuerzo de escritura y de inscripción de esas luchas cotidinas, siempre están presente en sus poemas, en sus textos.
    Saludos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: