Skip to content

Barroso quiere ser rey

25 abril 2008

Será que los caminos del republicanismo de algunos, como los del Señor, me son inescrutables. Será que uno está equivocado al pensar que la vía es la pedagogía o la explicación de la historia alejada del panfleto. Será que uno está convencido que se avanza en el camino cuando se exigen derechos, educación y laicismo pero que se retrocede cuando repetimos los errores que ya se cometieron. Será que uno considera que la Tercera no puede venir por fuegos de artificios o exabruptos. Será que al tener la costumbre de recurrir al clásico qui prodest?, cada vez que algún personaje realiza algún número circense, no encuentra más que torpeza y estulticia en declaraciones como las del alcalde de Puerto Real.

José Antonio Barroso es uno de esos viejos mastodontes de la política gaditana, referencia y estandarte, en su día junto a Pacheco, entre los alcaldes gaditanos. Pero como a quien fuera alcalde andalucista de Jerez, los días de gloria y popularidad parecen restarle protagonismo en la misma medida que menguan sus apoyos en las urnas, tanto en las últimas municipales como en las generales, cuando encabezó las listas de IU para el Congreso de los Diputados. Este paulatino agotamiento de popularidad no parece haberle sentado bien y tengo la impresión de añorar los días en los que era noticia y portada de la prensa provincial. Solo así se puede explicar estas afirmaciones: “El Borbón es hijo de un crápula. El Borbón de condición deleznable, el presente, no es menos deleznable de lo que su padre fue. Afectó al golpe de estado, despreciado por el tirano, al que reiteradamente le solicitó su incorporación al Ejército faccioso. El Borbón es hijo de una persona de condición licenciosa, deplorable, deleznable. No menos licenciosa que la de su esposa. El Rey señores, porque su procedencia lo es, es corrupto“. Dijo también otras cosas como que “si el rey tiene huevos…“.

A Barroso le gustaría ser rey por un día, volver ocupar primeras páginas y ser materia de tertulias, columnas y blogs. Como republicano me defrauda el señor Barroso porque no hace un alegato contra la Monarquía, porque perjudica más que beneficia y porque todo en sus declaraciones se expresa demasiado forzado y exagerado. Sabedor que para ser titular de prensa hay que pisar charcos, centra su diatriba no en la Monarquía como institución sino en el personaje que ahora la ocupa. No soy de esos republicanos que se declaran juancarlistas, tampoco de los que esperan que la III República llegue quemando fotos o con alardes de testiculina rancia, inútil y contraproducente, sino que para alcanzar esta causa estoy convencido que, como escribe David Manjón, no hay otro camino que el de trabajar divulgando conocimientos, historia, democracia, derechos…

Se equivoca Barroso si piensa que pone la primera piedra para la III República. ¿Se percatan?, humilde que es el señor al autoproclamarse en el abanderado de la Tercera. En fin, mientras tanto, cuenta Barroso para sus delirios de grandeza con la inestimable ayuda de la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Cádiz que, conociendo estas declaraciones por la prensa, ha decidido hacer un nuevo mártir de la justicia o de la injusticia, al abrir una diligencia de investigación. Como si la Justicia no tuviera mejores empresas.

Me interesó lo que escribieron: José Carlos Fernández o Toni Sánchez

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. Alfa79 permalink
    25 abril 2008 10:20 am

    Júcaro estoy de acuerdo con tu artículo. La República llegará con tranquilidad, pedagogía (no me gusta esta palabra), convicción y sobre todo DEMOCRACIA.

    Parece que este Sr. Barroso ha querido “pachequear” un poco y a nivel informativo, y le ha salido bien su jugada.

    Tan sólo una precisión personal, puedo diferir en los comentarios de este alcalde, pero no creo que por decir lo que ha dicho haya que ir a la justicia; ni mucho menos.
    Que yo sepa, quien más insultos y calumnias ha recibido en los últimos 4 años ha sido Zapatero; no los he visto nunca a ningún político en democracia, y no veo ni que el fiscal ni el abogado del Estado hayan estado inquisitivos.

    La Familia Real no puede ser un grupo de PRIVILEGIADOS. Tienen que aguantar las críticas de todo tipo, y como cualquier ciudadano (con los límites que a todos nos contemplan).
    Si los republicanos nos acongojamos a la hora de “criticar” a la “realeza”, entonces es que la libertad de expresión está muy cuestionada.
    Prefiero que alguien se “exceda” hablando (aunque meta la pata) a que se calle por miedo, verdadero miedo.

    Saludos republicanos. Alfa79

  2. David permalink
    25 abril 2008 5:33 pm

    Una cosa es que estemos analizando, interesados los republicanos, y estudiando de la experiencia, cuáles son los métodos más convenientes para extender la idea republicana (dejando a un lado los que como único objetivo tengan ocupar un “minuto de gloria”), y otra que este político, cuya trayectoria (en este tema irrelevante) seguro tú conoces mucho mejor que yo por cercanía territorial, pueda o no decir lo que ha dicho del monarca sin pudor alguno (como ahora explicaré, creo que ha de poder, sin duda).
    Querido Júcaro, yo creo que tú has mezclado estas dos perspectivas (y estoy seguro, por lo elaborado de tus textos, que intencionadamente, y ahí yo no entro si esta que has expuesto es tú opinión, ya que la has argumentado, como siempre, con contundencia).
    Yo creo que en la primera de las perspectivas es donde cuadra el texto que has enlazado y que escribí a pocos días del día de la República: el republicano debe plantearse internamente cómo, si es que quiere, extender su idea de la forma más positiva. Sobre si lo dicho por Barroso es más o menos positivo para la Tercera, que cada uno (que haya leído lo que ha dicho) opine.
    Pero la lectura que yo hice al enterarme de esta polémica como republicano, no fue la de valorar la conveniencia de estas declaraciones sino el contenido de las declaraciones mismas, y la idea de la Fiscalía de proceder a una investigación.
    Sobre las declaraciones, está claro que Barroso en esta ocasión no se centró en sesudas críticas políticas a la monarquía, sino más bien en la figura del Rey. Desconozco el tono y la secuencia en que se realizó el discurso de Barroso, pero honestamente, si estuviera entre los presentes al acto, seguramente yo hubiera aplaudido. Esa es la verdad. Y es que a medida que pasan los meses y los años y el Rey (en mayúscula, como Dios) sigue siendo Rey, el rechazo a la institución monárquica se me va traduciendo en rechazo personal al individuo. No será en este comentario donde me ponga a profundizar sobre los casos de corrupción o el oscuro pasado que adornan a don Juan Carlos (desconozco si debo poner el <> también en mayúsculas: no es que sea estúpido a la hora de escribir, pero me llama desde siempre mucho la atención la jerarquía del poder también en esto del lenguaje y será, seguro, un buen tema para escribir algún día), pero los tengo muy en cuenta a la hora de valorar la imagen de este monarca (e insisto, si estuviéramos en la perspectiva de “camino a la república” creo que serían siempre mi última arma como argumentos).
    Como ya supondrás si has ido leyendo este extenso comentario, me asquea ver, una vez más, la burbuja de “intocabilidad” en la que vive la Familia Real. Me estoy refiriendo al hecho de que este hombre pueda ir a un juicio por lo que ha dicho, sobretodo apoyándome en lo que comentaba Alfa79 en el primer comentario, y con lo que estoy de acuerdo: hemos sido espectadores de ataques continuos y muy graves a esa otra institución que es el Presidente del Gobierno (y que desde luego, a mí, y sé que a tí, nos representa e influye más que el Rey), a candidatos y políticos de toda clase por parte de gentes de otras opiniones, a honrados artistas y periodistas, a ciudadanos víctimas del terrorismo… Todo cambia cuando se trata del Rey.
    Querido Júcaro, aplaudo que en este blog, nombre inclusive, siempre “tengas activado el piloto” de la primera perspectiva del tema de la que he hablado: siempre estás ocupado de lo que conviene en la lucha por la República. Ahora bien, la vergüenza y obscenidad de la monarquía en sí misma y más aún, de su permanencia, eclipsa el mayor o menor acierto de cualquier declaración.
    Ya me callo, pero no porque me lo pida el Rey, que conste en acta.

  3. David permalink
    25 abril 2008 5:34 pm

    *En el comentario 2, donde pone , debe poner don.

  4. 25 abril 2008 6:37 pm

    A David y Alfa79; agradezco vuestros comentarios y supuestas discrepancias. Ambos recalcáis la libertad de Barroso para expresarse en los términos en que lo hace y aludís a los insultos que el Presidente del Gobierno, artistas y otros, han estado, y continúan estando, sometidos a una descomunal campaña de insultos, descalificaciones y vejaciones de todo tipo. Bien, pudiendo coincidir con ese matiz, me parece oportuno precisar que particularmente me parece absurdo que, de oficio, actúe la Fiscalía tal y como apunto en el post. Dicho esto, hay una diferencia entre el Presidente del Gobierno y el rey/Rey, entre un artista y el rey/Rey, entre un ciudadano y el rey/Rey. Nos puede parecer absurdo, inapropiado o injusto, particularmente me parece esto y además una aberración democrática pero, cuando la justicia actúa en estos casos, lo hace en base a una legislación que lo permite.

    Nos guste o no, la actual Constitución consagra que la persona del rey es inviolable y que no está sujeta a responsabilidad (art.56.3). Es una aberración democrática, como ya dije, pero es lo que hay mientras no seamos capaces de cambiar las cosas. El objetivo entonces es cambiar esta Constitución, abolir todos los privilegios, hacer efectivo ese articulo constitucional que dice que todos somos iguales ante la ley porque sabemos que no es cierto y los privilegios de la máxima representación institucional es prueba de ello. No puedo separar las palabras de Barroso de las vías más efectivas para conseguir lo que perseguimos. Entonces, ¿a quién beneficia declaraciones como las del alcalde de Puerto Real?

    Un abrazo David, un abrazo Alfa79.

  5. David permalink
    25 abril 2008 10:30 pm

    En ese caso estaremos de acuerdo. Aunque considere un insulto esa legislación soy consciente totalmente de su validez actual. De hecho, si fuera de otro modo, sería absurdo que la criticara como lo hago. Es decir: si no reconociera la existencia de una serie de puntos en la Constitución que amparan estas jugarretas en favor del Rey de forma legal, no tendría sentido mi deseo de cambiarlas.

    Un abrazo

  6. 3 mayo 2008 12:42 pm

    La República es el modelo de Estado que existe y ha existido en todas las Dictaduras sudamericanas, y el régimen que existe en Cuba, Vietnam,… ¿Bush es Presidente, no? ¿y Don Juan Carlos Rey? Pués no creo que la República sea la panacea de la libertad y el socialismo democrático. Esto no quiere decir que yo no sea republicano, defiendo que más pronto que tarde llegue la III República, pero la democracia es lo que importa, la libertad de opinión, el Estado Social y de Derecho,… en fin lo que dice en términos generales más o menos nuestra Constitución.
    Cuando nuestros abuelos defendían la República tenían enfrente al fascismo, ahora algunos que defienden la República no defienden los Derechos Humanos.
    Vayamos por parte y no caigamos en los protagonistas de mediopelo de una Izquierda, que más que unida, esta hundida.

  7. 11 mayo 2008 7:34 pm

    Sinceramente, yo no me esperaba la última salidita del Rey de España. Este buen hombre chochea:

    http://sinblancaporelmundo.wordpress.com/2008/05/11/majestad-usted-chochea/

  8. iii republica permalink
    21 mayo 2008 4:37 am

    Claro, la Republica la va a traer usted. Y los que escriben cobardemente tras la pantalla de un ordenador. Va a “llegar” ella solita. Andando.
    No hace falta salirle al encuentro, no. Todos muy sentaditos a criticar a quien le sale al encuentro.
    “No me aborchorna nada, mas bien me alegro de lo bien muerto que está Antonio Machado” se dicen los pesoas. Y no les importan asesinarlo dos veces, las que hagan falta, vamos.

  9. 23 octubre 2008 5:54 pm

    Estoy de acuerdo en que , cuestión de tiempo ( y no de mucho…) la República llegará..pero con tranquilidad, con (mucha) pedagogía ( a mi si me gusta esta palabra), con convicción y sobre todo con la necesaria DEMOCRACIA,algo que el Sr. Barroso (alcalde de Puerto Real) me temo que no termina bien de enternder que es…y no ya por serlo o lo dejarlo de ser republicano…y si por muchos “tics”.

    No soy juancarlista, aunque tampoco espero que la III República llegue de la mano de la quema de fotos o con alardes rancios ni con espectaculos ( contraproducentes )como el que me temo esta dando el Sr. Barroso Toledo .

    Hay que divulgar la historia, hay que dar trigo a más de predicar( va por el Sr. Barroso Toledo) y hay que practicar democracia y asentar y defender derechos y libertades ; y para ello a veces sobran “gritos” y numeritos mediaticos…En todo caso -lo anterior- no se confundan mis palabras con que (yo) estime o pretenda ( que ni lo estimo ,ni lo pretendo) que la Familia Real pueda seguir siendo ser un grupete de privilegiados , Quizás es momento de empezar a profundizar en la Consticución y/o de superar (modificandola) ciertos aspectos arcaicos…

    Cordiales saludos desde Puerto Real (Cádiz)

    Salud y Républica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: