Skip to content

PSOE y PP, no es lo mismo

4 julio 2008

Uno de los momentos más interesantes en el debate sobre la situación económica celebrado en el Congreso, sin entrar en esa milonga absurda de montar todo un debate sobre la imperiosa necesidad de utilizar la palabra crisis o la necedad de rechazar esta palabra y buscar subterfugios para evitarla, se produjo cuando Zapatero replicó a Rajoy, al plantear éste que no había política económica de derechas ni de izquierdas sino políticas eficaces.

Particularmente, tampoco sería tan rotundo en el uso de la expresión política económica de izquierdas porque algunas de las así consideradas están más cerca del populismo tontón que de cualquier política de izquierdas. Siendo esto así, no es menos cierto que tanto en tiempos de crisis, como también en los de bonanza, PP y PSOE han actuado de manera diferente. Si estas diferencias son más de brocha gorda que trazos sutiles, cada cual tendrá su percepción. Zapatero explicó estas diferencias, más o menos de la siguiente manera:

¿Sabe lo que es una política económica de derechas?
Ante una dificultad, hacer un decretazo para que los trabajadores tengan menos derechos. Eso es una política de derechas.
¿Sabe qué es una política progresista?
Cuando hay dificultades, hacer diálogo, acuerdos sociales, mantener la mejora de la prestación al desempleo y transferir rentas a las familias con más necesidades, como hace este Gobierno.

¿Sabe qué es una política económica de derechas?
Cuando la economía crecía, proceder a la congelación salarial.
¿Sabe lo que es una política progresista?
Aumentar el salario mínimo interprofesional un 30 por ciento, como lo ha aumentado este Gobierno, porque afecta a los trabajadores con menos ingresos y con menos renta.

¿Sabe lo que es una política de derechas?
Creciendo la economía como crecía, mantener la subida de las pensiones mínimas en la subida media de la inflación.
¿Sabe lo que es una política socialdemócrata, progresista?
Aumentar las pensiones mínimas un 30 por ciento por encima de la media en una época de crecimiento
económico, y permitirnos a la vez tener un Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

¿Sabe lo que es una política cínica de derechas, tanto hablan de la familia?
No instaurar ninguna prestación por nacimiento.
¿Sabe lo que es una política progresista y socialdemócrata?
Instaurar una prestación de 2.500 euros por nacimiento de hijo.

¿Sabe lo que es una política económica de derechas y conservadora?
Mantener, con crecimiento económico, el 0,2 por ciento de ayuda al desarrollo para luchar contra el hambre, la miseria y la pobreza.
¿Sabe lo que es una política progresista y socialdemócrata?
Llegar al 0,5 por ciento de ayuda al desarrollo para la lucha contra la miseria y contra la pobreza en el mundo. Eso es una política progresista.

¿Sabe lo que es una política conservadora? ¿Neoconservadora y de derechas?
Lo saben bien los ciudadanos; las hay, claro que las hay. ¿Saben lo que es? Pues no hacer ningún esfuerzo presupuestario o de inversión en gasto en investigación, en desarrollo y en innovación. Eso es una política conservadora.
¿Sabe lo que es una política progresista, socialdemócrata y de izquierdas?
Triplicar el gasto en inversión, en innovación, en desarrollo y en investigación como ha hecho este Gobierno.

Aunque en más de una ocasión nos parezcan iguales, e independientemente de lo acertado de calificar como de izquierda ciertas medidas, lo cierto es que el PSOE y el PP no han actuado de igual manera. Una pregunta final. Este es el post de un militante, ¿se nota demasiado?

Anuncios
19 comentarios leave one →
  1. santi permalink
    4 julio 2008 1:46 pm

    No hace falta ser militante para explicar así un asunto: quiero decir que una persona que no fuera militante posiblemente lo explicaría igual. En todo caso, faltaría por explicar las consecuencias de la “política económica de derechas” para saber a quién benefician.

  2. 4 julio 2008 3:52 pm

    No es lo mismo, desde luego. La política del PSOE y del PP no son lo mismo. Ni de coña. Lo que no quiere decir, querido Júcaro que la política económica del PSOE sea de izquierdas. Hay algunas cuestiones, pero desde luego, desde mi punto de vita, dista mucho de serlo. Hay mucho que decir, alguna entrada he hecho al respecto sobre el progresismo de la política económica de Solbes. Es muy mejorable. Siendo, sin ninguna duda, menos mala que la del PP.

    Salud y República

  3. Anónimo permalink
    4 julio 2008 4:18 pm

    Voy a hacer un par de criticas a tu texto:

    __________________________________
    ¿Sabe lo que es una política económica de derechas?
    Ante una dificultad, hacer un decretazo para que los trabajadores tengan menos derechos. Eso es una política de derechas.
    ¿Sabe qué es una política progresista?
    Cuando hay dificultades, hacer diálogo, acuerdos sociales, mantener la mejora de la prestación al desempleo y transferir rentas a las familias con más necesidades, como hace este Gobierno.
    __________________________________

    ¿Cuando hay dificultades? Porque utilizas eufemismos en tu blog, esto no es un bache de la vida, es un ciclo normal en el sistema economico en el que vivimos. Pero sigamos…

    -“hacer diálogo” ¿? Hacer diálogo se supone que hablar, de manera que tendré que preguntar con quién.
    -“acuerdos sociales” ¿? Con quien acuerda? Negociar con los cabecillas liberados de los 2 sindicatos mayoritarios a día de hoy me parece de mal gusto llamarlo acuerdo social, y a estos personajillos llamarles representantes de los trabajadores.

    -“mantener la mejora de la prestación al desempleo y transferir rentas a las familias con más necesidades, como hace este Gobierno.”
    Realmente se de gobiernos de derechas con la misma política, me parece que cruzar la línea es demasiado fácil. Y abusas de retórica, te animo a que trates de evitarla, ya que para demagogia ya me llega con ver la tele.

    ______________________

    ¿Sabe lo que es una política progresista y socialdemócrata?
    Instaurar una prestación de 2.500 euros por nacimiento de hijo.
    _______________________

    Eso no es de izquierdas. No me creo ninguna autoridad en el tema, pero de momento pagar por tener más hijos no es algo que se pueda cuadrar en el eje económico izquierda-derecha. Regalar dinero no es de izquierdas siento decirte.

    ______________________
    ¿Sabe lo que es una política económica de derechas y conservadora?
    Mantener, con crecimiento económico, el 0,2 por ciento de ayuda al desarrollo para luchar contra el hambre, la miseria y la pobreza.
    ¿Sabe lo que es una política progresista y socialdemócrata?
    Llegar al 0,5 por ciento de ayuda al desarrollo para la lucha contra la miseria y contra la pobreza en el mundo. Eso es una política progresista.
    _______________________
    ¿Dónde está el umbral de socialdemócrata aquí? En 0.3, en 0.4…. jugar con una diferencia de porcentajes ridícula me parece una tontería. Además el término “lucha contra el hambre…etc…” me parece bastante cínico dicho en palabras de gente que despilfarra dinero del estado en cada viaje, conferencia, etc… Pero el asunto no acaba ahí, sino que el principal problema está en que ese 0.5 no vale para nada, no es más que un “pan para hoy, hambre para mañana”, lo dificil para los socialdemócratas es encontrar el centro del problema y combatirlo, ya que combatirlo supondría tener que cambiar algunas ideas fijas que son la base de la ideología. No habría mejor ayuda al desarrollo que hacer desaparecer a las multinacionales que se dedican a explotar mano de obra barata, mientras el FMI y el BM hacen de las suyas para controlar la economía del país y poder seguir robando…ç

    Por último decir que los números que usas en la última comparación muestran una media-verdad del tema, ya que España está a la cola en estas cosas dentro de Europa y el PSOE ya lleva suficientes años gobernando para haber hecho algun cambio ya.

    Lo siento , hoy estoy espeso. Lo siento por el tochote.

  4. 4 julio 2008 6:09 pm

    Santi, las consecuencias de la política económica de derechas las recordamos bien; no hace tanto que dejó de gobernar el PP y algunas de ellas las reflejo en el post.

    Rafa, pues eso que escribes es lo que pretendía expresar en el post. Claro que es muy mejorable y claro que nos venden el camelo al disfrazar como progresista lo que no lo es. Intenté expresar eso mismo que escribes pero no debí acertar en las palabras.

    Una suerte contar siempre con tu presencia y comentarios.

    Anónimo; pretendía utilizar el razonamiento que hizo Zapatero en el Congreso. Si critica la utilización de eufemismos, entonces será que no supe expresarme de manera adecuada. Por otro lado, los acuerdos sociales se suelen adoptar con las principales fuerzas sindicales independientemente de la consideración que nos merezcan, pero elección tras elección demuestran que son los que tienen más apoyos de los trabajadores, los que mejor les representan. En cuanto a la a la diferencia del 0,2 al 0,5 no me parece ninguna tontería. Esos sí, si un día se llegara al 0,7 tampoco solucionaría gran cosa si el resto de países no hacen el mismo esfuerzo o si esas ayudas no se gestionaran de manera adecuada.

    De otra parte, señor Anónimo, si volviera a leer el post igual no “me” criticaría algunas cosas que precisamente yo critico a Zapatero. Por ejemplo, se puede leer en el texto que algunas de las medidas consideras como políticas económicas de izquierdas “están más cerca del populismo tontón que de cualquier política de izquierdas.”

  5. PODEROSO permalink
    5 julio 2008 4:27 am

    Red Ciudadana

    Lo que comenzó como un impulso individual, se está convirtiendo en una plaza de encuentro para la discusión y el debate. Generación Y ha logrado involucrar a un montón de personas en todas partes del mundo que me ayudan con la actualización, las traducciones y la difusión de los textos. La colaboración principal ha sido para colgar los posts, pues desde la última semana de marzo no he podido acceder al sitio en los cibercafé públicos ni en los hoteles. De manera que envío mis textos por email, algunos amigos los publican y me mandan -también por correo electrónico- los comentarios que dejan los lectores. Soy una blogger a ciegas, una cibernauta con una balsa que hace aguas y que logra flotar gracias al apoyo de una espontánea red ciudadana.

    Todo el portal http://www.desdecuba.com sigue bloqueado en los servidores de locales públicos. He ido haciendo una copia de los mensajes de error que muestran los navegadores cuando intento acceder y aquí les dejo una muestra. También sé que el apagón no es total. Amigos que tienen internet en sus centros de trabajo pueden visitar el sitio, pero eso me sirve de poco, pues a esos lugares soy yo la que no puedo entrar.

    No obstante, tengo los mismos deseos de escribir en esta bitácora que cuando empecé. Ahora con más testarudez, pues no hay nada que me resulte más atractivo que aquello que se me impide hacer. Para saltar las dificultades de la conectividad y llegar a los lectores dentro de la Isla, otros amigos han creado un minidisk con el contenido del Blog, que distribuyen gratuitamente. A todos quiero agradecerles el apoyo, los remos y el viento que me permite mantener el rumbo.

    Escrito por:
    Yoani Sanchez, Blogg Generacion Y, 1 Julio 2008
    Blogera cubana perseguida por la dictadura cubana

    Exigimos
    Libertad de expresiòn en Cuba
    Libre y total acceso a Internet para el pueblo cubano
    Cese a la represiòn y persecuciòn polìtica
    Libertad a los presos politicos, a los periodistas encarcelados

    ¡Viva Cuba Libre!

  6. Juan Nadie permalink
    5 julio 2008 11:51 am

    Vamos a desmenuzar las preguntas, ¿ok?

    ¿Sabe qué es una política económica progresista? Dar una ayuda de 400 € a Emilio Botín, pero a la mujer que le limpia la casa no porque no cobra lo suficiente.

    ¿Sabe que es una política económica de derechas? Eximir del pago del IRPF a aquellos que cobren menos de 16.000 € anuales (propuesta de don Mariano para las últimas elecciones)

    ¿Sabe qué es una política económica de izquierdas y progresista? Incentivar el trabajo en negro con las famosas ayudas para el desempleo (pide trabajo en el campo, seguro que no te rechazan) y aumentar el SMI. La pregunta que cabe hacerse es: ¿por qué no poner directamente el SMI en 1500 €?

    ¿Sabe qué es una política de derechas? Congelar el salario de los funcionarios. ¡Oh, qué pena de los funcionarios, que los pobrecitos están picando piedras en una mina y sin derecho a vacaciones, ni pagas extras, trabajando a destajo…! Y de paso, crear el famoso Fondo de Reserva de las Pensiones de la SS.

    ¿Sabe qué es una política progresista? Dar calderilla a los países del Tercer Mundo para que puedan comer hoy, aunque mañana se mueran de hambre, y dialogar con talante con los dictadorzuelos de cada país, que son precisamente los que más daño les hacen a sus ciudadanos.

    ¿Sabe qué es una política de derechas? Aislar a los países tercermundistas que no aceptan instaurar la democracia y un libre mercado transparente, que es la única manera de que los pueblos prosperen medianamente.

    ¿Sabe qué es una política progresista y moderna? Derogar cualquier ley de educación aprobada por gobiernos anteriores que pudiera suponer una mínima mejora en el sistema educativo público. Seguir con la misma porquería de ley que hace que un alumno se pueda acordar de la familia de su profesor sin que haya mayores consecuencias y que hace que la juventud española sea semianalfabeta.

    ¿Sabe qué más es una política de talante y progresista? Que mientras los funcionarios (¡pobres ellos!) viven poco menos que a cuerpo de rey, un asalarido tiene que trabajar seis meses al año (¡SEIS MESES AL AÑO!) sólo para pagar impuestos y la cotización a la SS. Que sobre los aparatos y soportes digitales se grave un canon que no va a parar a las arcas públicas, sino a una entidad privada (puto neoliberalismo). Negarse a construir centrales nucleares y querer solucionarlo todo con molinitos de viento y paneles solares, aunque esto suponga un aumento en el recibo de la luz de un 16% con respecto al año pasado por las mismas fechas (con dos subidas incluidas). Dejar la Seguridad Social en quiebra técnica y con un paro de casi el 25%, para que luego venga un gobierno neoliberal que reflote la SS y reduzca el paro al 11%. Que mientras que baja la matriculación de coches en general sean precisamente los Mercedes, los BMW y los Audi los que se venden mejor. Que España tenga más coches oficiales que los EEUU teniendo casi siete veces menos de población. Quejarse de que sube la inflación por culpa del petróleo y de que no crecemos económicamente mientras que Alemania sí lo está haciendo y sufre de igual manera la subida en los precios del crudo. Y así, ad infinitum…

  7. Ánxo Casteleiro permalink
    5 julio 2008 8:17 pm

    Juan Nadie: mentiroooosooooo!

  8. 5 julio 2008 10:55 pm

    Quien responde por Juan Nadie
    se propone dar lecciones,
    ni de la misa la media
    sabe el pollo dos cuestiones:

    Que no por mucho ladrar
    muerde el chucho más ufano,
    ni por mucho rebuznar
    tiene razón el fulano.

    Y que no se enfade el chorbo
    por sacar a colación,
    refranes tan “populares”
    de su dilecta afición.

    El asunto requiriera
    largos posts y parrafadas,
    pues la cosa no se acaba
    con dos o tres chuminadas.

    Ser de izquierdas o derechas
    no es materia baladí,
    ni comienza ni termina
    en blog de tanto postín.

    Sirvan, pues, mis veinte ripios
    para pedirle a la audiencia
    comprensión p’al positero
    de la carcundia sin ciencia.

  9. Sacha permalink
    6 julio 2008 12:36 am

    “…y transferir rentas a las familias con más necesidades, como hace este Gobierno.”
    Pero digo yo, ¿de donde provienen esas rentas, del bolsillo privativo de alguna miembra de la nomenklatura socialista, o de mi bolsillo?.
    Segundo, y puesto que la respuesta es de mi bolsillo, ¿porqué tengo yo que financiar la subsistencia a otro, o viceversa, un desconocido tiene que trabajar para que yo viva mejor?.
    Esto de los impuestos y el socialismo es como la religión con sus diezmos y caridades: cuestión de fe (y de uso de la coacción policial y carcelaria para cobrarse de los bolsillos de los demás).

  10. 6 julio 2008 9:39 pm

    Estimado Pierre Miró, por tu comentario, aunque solo fuera por tu respuesta el post está más que justificado.

    Un abrazo

  11. Bebel permalink
    7 julio 2008 1:23 pm

    (Aviso: comentario muy, muy largo)

    He aquí que, con un espíritu eutrapélico digno de alabanza (y de mejor causa, a fe mía), el señor Sacha se persona en este nido de rojos para sembrar la estupefacción y el desconcierto con una formidable “bomba verbal”, como dirían Dorio de Gádex, Clarinito y demás neo-maltusianos de postín: “Esto de los impuestos y el socialismo –escribe nuestro amigo- es como la religión con sus diezmos y caridades: cuestión de fe (y de uso de la coacción policial y carcelaria para cobrarse de los bolsillos de los demás)”.

    Estimado Sacha, sepa usted que nosotros los socialistas también podemos jugar a escandalizar, ¡y cómo! Cierto es que lo hacemos con arreglo a nuestros usos y costumbres, que -claro está- difieren no poco de los usos y costumbres de esos sedicentes liberales que de un tiempo a esta parte proliferan sobre el venturoso suelo de nuestra España. ¿Quiere un ejemplo de cómo nos las gastamos cuando nos da por “épater le bourgeois”? Pues bien, lo encontrará usted en esta curiosísima y verdadera historia que procedo a trasladar al papel (o, más bien, a la pantalla) para edificación y divertimento de toda la concurrencia:

    A finales del siglo XIX, el tatarabuelo de quien escribe estas líneas tenía su residencia en el término municipal de …, provincia de … Era mi antepasado un hombre cargado de espaldas (que no de escrúpulos), un poco corto de vista y un mucho largo de manos. No gozaba el cuitado de buena reputación entre sus convecinos, que no habían sabido perdonarle algunas inocentes travesuras juveniles del tiempo de la tercera carlistada (decían no sé qué cosas de partidas y de robos). Como es natural, aquellos recelos lo traían a mal traer, de modo que un buen día resolvió comenzar a trabajar de firme para borrar el recuerdo memoria de sus errores pasados y granjearse la admiración de todo el pueblo. Púsose, pues, al servicio del más ilustre hijo del lugar, el Sr. D. …, bachiller en Letras, licenciado en los dos Derechos, lector infatigable de las jeremiadas del Marqués de Valdegamas, fidelísimo subscriptor de “El siglo futuro”, y, sobre todo, protegido de Alejandro Pidal y Mon, con cuya colaboración consiguió un acta de diputado a Cortes. El caso es que, cuando los fusionistas tuvieron a bien reintroducir el sufragio universal, el Sr. D. … empezó a tener ciertos problemillas para conseguir la renovación de su acta. Y fue en ese momento cuando entró en escena mi tatarabuelo, que se ofreció para desempeñar el papel de -digamos- “agente electoral”. Cuando llegaba el día de las elecciones, con el auxilio de un puñado de amigos de sus años mozos, él se dirigía a los votantes potenciales de los otros candidatos e intentaba persuadirlos (con buenas razones o, si éstas no eran suficientes, a palos) de que cambiasen el sentido de su voto. Satisfecho por cómo se desempeñaba en su nuevo oficio, el Sr. D. … recompensó a mi tatarabuelo con singular largueza, fabricando para él unos documentos que demostraban que nuestra familia había sido propietaria de algunas fincas de los alrededores desde los tiempos de D. Pelayo (por lo menos). De los ocupantes de aquellas tierras se encargó mi tatarabuelo, que empleó con ellos los mismos instrumentos de persuasión que manejaba en las jornadas electorales… Y ésta es, poco más o menos, la historia de cómo mi buen antepasado se convirtió en propietario. En gracia a la brevedad, omito todo lo referente a su lucha ulterior por defender sus tres o cuatro pedacillos de tierra de la insaciable codicia de haraganes, desharrapados y demás ralea, lucha en la que contó, por supuesto, con la inestimable colaboración de la Guardia Civil y de los Tribunales. Baste con decir que hoy soy yo quien goza de aquellas heredades, y que me hallo a la espera de que el consistorio recalifique el terreno, para así poder levantar unos hórridos adosaditos que llenarán un poco más las ya repletas arcas de mi familia… ¡Lástima grande que entre tanto haya venido la crisis! Precisamente, el otro día me vi obligado a despedir a uno de mis domésticos, el cual -vean ustedes qué casualidad!- es descendiente de una de las familias desalojadas por mi tatarabuelo. Mientras le entregaba un sobre con el finiquito, una irritante vocecilla sonó en mi interior, y me dijo lo siguiente: “Esto de la propiedad privada y el liberalismo es como la religión con sus mandamientos y su infierno: cuestión de fe (y de uso de la coacción policial y carcelaria para protegerse de las necesidades de los demás)”. Y colorín colorado…

  12. Carles permalink
    8 julio 2008 12:56 pm

    Ante todo, le agradezco, señor Bebel, el interés mostrado por mi comentario.
    A continuación, paso a explicarle mi postura. Bien, liberalismos, como muchas otras cosas, hay tantos como personas. Cada una le dará el contenido que desee. Bien, yo lo entiendo, entre otras cosas, como la defensa de la propiedad, extensión natural del hombre, de su espíritu, de su ingenio y de su esfuerzo. Partiendo de aquí, usted intenta calificar a su abuelo y al terrateniente como liberales. Pues bien, yo no puedo calificarles como tales, sino como colectivistas, totalitarios, neonobleza, agentes del antiguo régimen, socialistas, progresistas, antiliberales o ladrones. No hace el hábito al monje, no importa de qué se disfrazaran, y cómo se autetiquetaran a ojos de los demás, sino que hay que mirar a los hechos y a sus comportamientos. Sus actos son contrarios a la defensa de la propiedad, ergo son antiliberales. Si hubieran sido liberales, o el ordenamiento jurídico protegiese realmente al hombre, su tatarabuelo no se hubiese podido apropiar nunca de lo que no le pertenecía. En cambio, las prebendas y cacicadas que menciona usted en el texto son de plena actualidad. Hay que decir que se dan sobre todo donde el poder público puede comprar voluntades porque le ha quitado el verdadero poder a los particulares.
    Sin más, le deseo sinceramente lo mismo que deseo para mí: salud, comercio y propiedad!.

  13. baron permalink
    9 julio 2008 1:36 am

    ¡Jo, vaya nivel!. parece que anda uno en el parlamento. Cuánta sensatez, cuánto dato, cuánta responsabilidad argumental, cuánta coherencia y posibilismo, cuánto realismo. ¡Pero que cansinos son ustedes!.
    Miren, las políticas de derechas ya las conocemos todos y no andan muy descaminados los que las exponen. La verdad es que nunca me han interesado lo más mínimo y es que uno no es rico ¿sabe usted?.
    Sí me preocupan las de izquierdas, aunque me imagino que esto es tanto como excluir al psoe de los actuantes; pero, que sirva para la ocasión. Una política de izquierdas no sé si tiene un lugar único de paso; pero lo que sí sé seguro es que no pasa por:
    1 La extensión urbi et orbi de los impuestos indirectos ( céntimo sanitario, recargo en los combustibles, subidas de alcohol y tabacos…y no me vengan con que esto es cosa de la protección de la salud del pueblo).
    2 Tampoco pasa por generosas derramas a los bolsillos de los contribuyentes, independientemente de cuales sean sus rentas. Eso del cheque-bebé, que se hayan dado a quienes son titulares de fortunas personales relevantes…
    3 Muy poco rojillo también lo de los 400€ a ” to cristo” que afore primero y el que no. Pues se siente.
    4 Tampoco ha estado a la altura la subvención de ordenadores. La de familias que se han reciclado a costa de mis impuestos…es que yo estoy fuera de edad ¿sabe usted?.
    5 Supongo que si es de izquierdas la retirada del Impuesto de Sucesiones, la duquesa de alba se hará “socia” del psoe mañana temprano.
    6 Y para no caer pesado, acabo. El dejar al mercado la responsabilidad del ordenamiento económico es lo menos de izquierdas que conozco…y sin siquiera lamentarse, aunque sea con la boca pequeña.

    Así que, nada. ¿Que hay derecha? Claro, como siempre…quien esté ahora de machaca para ella, eso es otra historia.

  14. Bebel permalink
    9 julio 2008 9:08 pm

    Estimado señor Sacha/Carles:

    Antes de nada, permítame que le advierta que, aun cuando pueda tener visos de realidad, la historia de mi tatarabuelo es absolutamente falsa (*). De mis tatarabuelos (tanto por parte de madre como por parte de padre) lo ignoro casi todo: la profesión, el lugar de residencia, el nombre de pila, los apellidos, etc. No obstante, estoy seguro de que ninguno de ellos se enriqueció trabajando como “agente electoral” para un protegido de Alejandro Pidal y Mon… De todas maneras, lo que me importa ahora es hacer notar que una tal historia es perfecta o casi perfectamente verosímil, y que dicha verosimilitud dice mucho, muchísimo, sobre el origen de muchas fortunas particulares. Fortunas cuya posesión, uso y disfrute constituyen para ustedes, los que se dicen liberales, un derecho tan inalienable como el derecho a la propia vida.

    Dice usted: “No hace el hábito al monje, no importa de qué se disfrazaran, y cómo se aut[o]etiquetaran a ojos de los demás, sino que hay que mirar a los hechos y a sus comportamientos. Sus actos son contrarios a la defensa de la propiedad, ergo son antiliberales. Si hubieran sido liberales, o el ordenamiento jurídico protegiese realmente al hombre, su tatarabuelo no se hubiese podido apropiar nunca de lo que no le pertenecía” (**). Palabras que me llevan a preguntarme con qué derecho pueden ustedes calificarnos de “utopistas” a quienes nos consideramos socialistas o social-demócratas. Si hay alguien aquí que vive en la utopía y en la ucronía, sin tomar jamás contacto con las duras y ásperas realidades, son ustedes. “Sus actos son contrarios a la defensa de la propiedad…”. ¿Y cómo creen, señores, que se han formado la inmensa mayoría de las grandes fortunas que en el mundo han sido? Indague, indague, y comprobará cómo en su génesis han desempeñado un papel capital el engaño y la violencia psíquica y física. Indague, sí, y caiga en la cuenta de que no pocos de los que blanden títulos y apelan a las leyes han sido antes meros usurpadores. Y, ya que me habla usted del “Antiguo Régimen”, permítame que le haga algunas preguntas:

    (a) ¿Acaso no eran una forma de propiedad los derechos señoriales? ¿No protestó airadamente E. Burke contra la abolición de tales derechos por parte de la Asamblea Nacional francesa? Me figuro que no me negará que Burke, que veía una amenaza contra la propiedad en cada nuevo paso que daban los revolucionarios del otro lado del Canal, es uno de los padres fundadores de esa escuela de pensamiento político que ustedes llaman “liberal”…
    (b) ¿Y qué hay de la esclavitud? Quien poseía esclavos, ¿no había pagado por ellos? Y conviene recordar que J. Locke, otro de sus inspiradores, no veía con malos ojos aquella peculiar institución (en este momento no obra en mi poder, pero, si usted me lo reclama, estoy dispuesto a buscar el texto que autoriza esta imputación).

    Lo que a mí, como socialista, me diferencia de ustedes, “liberales”, es que yo no creo que los títulos de propiedad (por legítimos que sean en su origen) le den a nadie el derecho de privar a sus semejantes de lo necesario para vivir libre y dignamente… Y no me extiendo más porque no quiero pecar de prolijo, ni abusar de la hospitalidad del señor Júcaro.

    Notas

    (*) Cuando la escribí, supuse que todos se darían cuenta de su carácter ficticio; luego de leer su respuesta, me percaté de que existía el riesgo de que fuese tomada en serio.

    (**) No estará de más señalar que Alejandro Pidal y Mon hubiese rechazado con indignación el calificativo de “liberal”. Él era el jefe de filas de los llamados “neo-católicos” (“católicos integristas”, diríamos hoy), y abominaba de las libertades de expresión, de conciencia, de cultos, etc., que a su juicio contribuían a la disolución de los lazos sociales y preparaban el terreno para el socialismo, del cual era acérrimo enemigo (al igual que Donoso Cortés, marqués de Valdegamas). En lo que coincidía con los liberales era en la defensa a ultranza de la propiedad privada y de las desigualdades “naturales”.

  15. Carles permalink
    10 julio 2008 12:02 pm

    Estimado Señor Bebel, que el texto era una ficción, a modo de cuento, para ejemplificar su posición ideológica, me resultó evidente desde el primer momento; yo me limité a argumentarle mi posición usando a la vez la misma historia. No obstante, no me hubiera sorprendido que fuese una historia verídica ( como para sorprenderse a estas alturas ), es más, debe haber un montón de casos semejantes. Al fin y al cabo, el robar, por los más variados medios, está a la orden del día.
    Respecto a lo que usted llama incongruencias de Locke y Burke, el tema puede llegar a ser tan denso que pienso que mejor lo dejamos para otro foro.
    Respeco a Alejandro Pidal y Mon, sólo voy a remitirme a lo que ya le comenté en un post anterior: para mí, lo importante no es cómo uno quiera autoetiquetarse, sino cuál es su comportamiento. Yo defino el liberalismo como aquella forma de pensar en la que el ser humano es consciente de su libertad y de su responsabilidad, consciente de que su vida sólo le pertenece a él, y que como consecuencia de todo ello puede hacer todo lo que quiera, y defenderse de todo aquel que sin permiso entre en su ámbito personal. Por todo ello, si este Alejandro Pidal y Mon abominaba de las libertades de expresión, de conciencia, de cultos, etc, y luchaba material, activa y efectivamente por su supresión, a mis ojos no es un liberal, sino un totalitario, un entrometido que desea gobernar la vida de los demás.
    Y terminando ya este post, sólo quiero expresarle mi grata sorpresa por poder conversar (y dudar, pues sin duda no hay cambios para avanzar) con un interlocutor, que aún cuando estimo que sus razones no son del todo certeras, por lo menos es el primero que no me llama de primeras “fascista”, “terrorista”, “criminal”, “explotador”, “reaccionario”, y demás lindeces sencillamente por no decir amén a todos los postulados de Eva Hache y a todos los lemas del Gran Wayoming o de La Sexta.
    Le recuerdo una vez más mi gratitud por este agradable intercambio de ideas, y le sugiero que si conoce algún foro mejor para seguir mutuamente enriqueciéndonos me lo diga (puesto que creo haber leído algo sobre la “paciencia de Jucaro, tal vez no sea éste el lugar para continuar el debate).
    Sinceramente, Carles Sacha.

  16. 10 julio 2008 10:18 pm

    Babel y Carles Sacha, el cruce de palabras entre vosotros ha resultado interesante e ilustrativo de cómo se pueden defenderse posiciones contrarias el respeto y la discrepancia argumentada. Sin duda un privilegio para este espacio.

    Lo mejor de escribir un blog es, no tengo dudas, la posibilidad de ser leído, acepto lo que suponga de exhibicionismo, pero sobre todo el que algunos lectores decidan hacer un comentario. Tengo la suerte de contar con magníficos blogueros que dejan sus opiniones aquí pero sin duda, en este post, os habéis sumado vosotros dos para contribuir a hacer de 14 de abril una bitácora algo más aceptable.

    Gracias a ambos

  17. Carles Sacha permalink
    11 julio 2008 11:34 pm

    Muchas gracias Júcaro, y muchas gracias Bebel.
    Me ha resultado enriquecedora esta experiencia. La necesidad de escribir me obliga a pensar bien las cosas para evitar decir tonterías, y también por economía del lenguaje.
    Por si os interesa, ahora estoy dando la brasa 🙂 en http://www.madridprogresista.es/2008/07/11/carrefour-la-primera-en-apuntarse-al-carro-de-la-liberacion-de-horarios/.
    Es un tema que me interesa muchísimo.
    Parafraseando (con cierta guasa, guasa que estimo de la que sabrán reírse conmigo) a muchos blogueros progresistas: Salud y autodeterminación, salud y propiedad.
    Un abrazo.

  18. Bebel permalink
    12 julio 2008 12:08 am

    Pues yo no voy a ser menos, de modo que me sumo a la acción de gracias… Y, por cierto, me ha parecido muy interesante la alusión de Júcaro al “exhibicionismo”. Más aún: después de leerla, he tenido que hacer examen de conciencia… y no me acaba de gustar lo que he encontrado. No voy a entrar en detalles, porque este no es lugar ni momento apropiado para flagelarme, pero una cosa sí voy a decir: también tenemos nuestro puntillo de vanidad -o, más bien, puntazo- los que, faltos de blog propio, nos dedicamos a hacer comentarios en los ajenos. En fin, para consolarnos de este defecto, nos queda el consuelo de que es la honra la que cría las artes, como decía el otro.

  19. kaled permalink
    17 julio 2008 11:38 am

    Juan Nadie, por pensar independiente te condenaron, un tal Pierre Miró, que tanto miró que ni si quiera por un momento por si mismo pensó y a florecidos y versados textos acudió para justificar tan maña ignorancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: