Skip to content

Contra Zapatero

16 julio 2008

Contra es una preposición democrática que usamos para expresar oposición y según el DRAE también, contrariedad. Contra también es un aliciente para escribir porque los post contra algo o alguien parecen salir más fluidamente. No sucede igual al escribir a favor de cualquier cosa; en este caso, sopesamos más los argumentos y seleccionamos con más esmero las palabras. En la blogosfera hay sobredosis de escritos contra. De este mal, o bien, cualquiera sabe, no se libran ni los articulistas más notorios de nuestra hemeroteca nacional. Savater, que entre otras cosas pasa por ser ensayista, filósofo o agitador de conciencias, ofendido por las críticas que recibió el Manifiesto por la Lengua Común, se despacha a gusto en El País y su respuesta es un ataque frontal, con gotas de soberbia incluidas, contra quienes han tenido la osadía democrática de posicionarse frente al referido Manifiesto.

Igual Hobbes tenía razón con aquello de “el hombre es un lobo para el hombre” y Rousseau un ingenuo cuando declaro que “el ser humano es bueno por naturaleza“; igual es que estamos cansados de que nos tomen por estúpidos y piensen que cuando ellos, los sabios o no tanto pero mandamases al fin y al cabo, piensen que todos miramos el dedo cuando ellos señalan la luna. Por ello, hay demasiadas veces en las que está justificado escribir contra actuaciones, proyectos o personalidades.

En los últimos días dos noticias objetivamente positivas se han publicado en los medios; han tenido menos eco que si las noticias fueran lo contrario:

  • Zapatero manifestó que “crezca lo que crezca la economía española“, la ayuda al desarrollo se incrementará hasta lograr el 0,7%. Es una simple declaración de intenciones pero, a falta de concretarse, es una estimulante noticia. Seguro que otros apostarían por recortes sociales y similares. Ahora que estamos pudriéndonos con directivas como la rebautizada, de manera acertada, como de la vergüenza o con las 65 horas. Ahora que lo que sucede en Italia nos hace dudar entre la evolución democrática o la regresión total, que el presidente de un Gobierno realice estas declaraciones, en principio, producen satisfacción. Otra cosa será ver la ejecución de ese anuncio, si otros gobiernos lo secundan y si, de una vez, las ayudas llegan a sus destinatarios pero la noticia en sí misma no dejo de observarla como gratificante.
  • Chacón anuncia que el Gobierno aprobará una moratoria sobre el empleo, desarrollo, producción,adquisición, almacenamiento, conservación o transferencia de las bombas de racimo. Esta por supuesto que es una buena noticia y, lamentablemente, su repercusión en la blogosfera no ha sido comparable con el aluvión contra este tipo de bombas cuando el Gobierno miraba para otro lado tolerando y autorizando la fabricación y comercialización de estas armas mortíferas.

Imaginemos por un momento que la posición gubernamental hubiere sido contraria a la que ha sido en estos temas. La reacción, de blogueros y columnistas hubiera sido copiosa y entonces; todos solidarios y pacifistas.

Aquí, desde una humilde posición de resistencia a la desinformación, se reclama el derecho y la necesidad de también dar cobertura a las buenas noticias; también a ser incrédulos y exigentes al respecto. Si abrimos el periódico o visitamos una web de información, el desequilibrio entre la cantidad de noticias alarmantes y las que podrían tranquilizar al lector sería abrumadora.

Por cierto, el título de este post está pensado contra los que solo buscan carnaza.

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. santi permalink
    16 julio 2008 12:39 pm

    ¿Cuales son los criterios para la elaboración de la agenda de un medio informativo? ¿La agenda de un medio tiene que coincidir completamente con la agenda política? ¿Cuál es la agenda ciudadana y quién la define? Estas y otras muchas preguntas a propósito de la agenda me las hago todos los días y no tengo respuestas concluyentes. Muchos piensan que la carnaza vende, luego forma parte de la agenda, y que las buenas noticias no venden, luego quedan excluidas. Asunto complejo. Me gustaría como a tí que las buenas noticias tuvieran más eco, pero creo que quienes pensamos así somos los que no pintamos nada en este mundillo. saludos.

  2. 16 julio 2008 7:29 pm

    Totalmente de acuerdo. Son dos buenas noticias. Pero entiendo que las dos noticias, el 0,7 y las bombas racimo, deberían haberse dado en la legislatura anterior.
    El hecho de que no se hayan producido antes, a mí me da vergüenza. Es como si ahora tuvieramos que aplaudir una nueva directiva europea que en vez de 65 horas hablara de 45.
    Me alegraré el día que de verdad este país sea laico, pero querido amigo, no me negarás de que tenía que haberse producido ya, o la ley de plazos del aborto.
    He manifestado y escrito a favor del gobierno cuando ha habido un avance claro sobre algo progresista, por ejemplo las bodas gay, la ley de dependencia. Y otras. ¡Olé! entonces sí, porque marcan diferencia progresista.
    Las que citas son buenas noticias, que provienen de una mala situación, por lo que a mi modo de ver tiene un valor político inferior.

    Salud y República

  3. Júcaro permalink*
    16 julio 2008 9:25 pm

    Santi, vaya preguntas que te haces, que nos haces. Evidentemente no tengo las respuesta. En cualquier caso, considero que los criterios de selección de noticias son tan relevantes como el enfoque que se le pueda dar y que la simple selección o desecho de noticias implica un posicionamiento.

    Las agendas de los políticos y medios no debieran coincidir pero en los medios se observa la tentación de querer influir, la pretensión de ejercer de poder fáctico capaz de reconducir las intenciones gubernamentales o de influir en la percepción que, sobre un tema, pueda tener la ciudadanía.

    Sobre la agenda ciudadana tampoco hay respuesta. Lo que observo es que tanto políticos como periodistas (editorialistas, columnistas y tertulianos) se pronuncian con mucha frecuencia afirmando que sus planteamientos están avalados por la opinión pública: la opinión pública exige esto o aquello, y que naturalmente coincide con las tesis que defiende el periodista o el político de turno.

  4. Júcaro permalink*
    16 julio 2008 9:37 pm

    Rafa, son dos buenas noticias con todos los matices que se les puedan poner que son muchos pero la pretensión del post estaba dirigida más a resaltar cómo nos resulta fácil escribir contra algo y lo complicado que se nos hace escribir a favor. Evidentemente no se trata de pedir que nos volvamos ciegos, sordos y mudos ante la situación que siempre nos depara situaciones repudiables pero seguramente ganemos en realismo si también nos hacemos ecos de las noticias buenas. Dicen que noticia es lo que no es frecuente; lo del perro que muerde al hombre o el hombre que muerde al perro, ¿recuerdas? Con la actualidad ocurre algo similar; en estas fechas la noticia quizá ya no sea una noticia mala más, porque todas lo son; lo verdaderamente noticioso es encontrar una noticia buena.

    Un saludo

  5. santi permalink
    16 julio 2008 10:59 pm

    Júcaro, me tengo que hacer esas preguntas porque son la base de mi trabajo.
    Sobre las agendas, hay una zona común de ciudadanos, periodistas y políticos, una zona común de ciudadanos y políticos y, también, de periodistas y políticos, y una zona independiente para cada uno de ellos. Depende de cómo se respeten las funciones de cada uno habrá medios que intenten influir más o menos (me parece legítimo si se hace pensando en el bien común) o políticos que intenten hacer más o menos propaganda.
    La opinión pública se conoce gracias a sondeos de opinión serios y rigurosos (casi inexistentes).

    Las buenas noticias son difíciles de vender porque los periodistas desconfían: la mayoría piensa que son propaganda (aunque no lo sean) a favor del gobierno que las vende, por eso no tienen la misma repercusión en los medios que las noticias negativas, que tienen amplia cobertura excepto si éstas son usadas como propaganda “contra” alguien, como bien dices.

    Perdona por la extensión, saludos.

  6. Alfa79 permalink
    17 julio 2008 8:57 am

    Hay periodistas y adláteres que se sitúan siempre en CONTRA de todo lo que, por interés político o mediático, no les sirve para su consolidación y situaciones de privilegio.
    Haga lo que haga Zapatero, siempre estarán “algunos” en su CONTRA, y sin preocuparse de mirar las propuestas y/o resultados.
    Ahora nos encontramos en un período de “crisis” económica que abarca a todas las economías mundiales de primer nivel. Se supone que en los últimos 4 años de mandato socialista ha habido un superávit económico, el cual iba a ir destinado a propuestas sociales en caso de crisis. Por tanto, el esfuerzo no debe ser demasiado grande para el gobierno (en teoría). ¡ Veremos !

    Espero/esperemos que Zapatero no se mueva hacia la derecha ni se deje llevar por los cantos de sirena de Sarko (en Europa) ni de los tremendistas (ahora, centristas) del PP.

    Saludos republicanos. Alfa79

  7. 17 julio 2008 8:33 pm

    Recuerdo que, cuando era chico, la preposición que más escuchaba era “so”. Era la más so-corrida en ferias y calles para mandar parar a los caballos. Luego, de mayor, descubrí que en el habla cotidiana el so siempre prefería la compañía de otros vocablos (so pena, so pretexto).
    Durante una etapa de mi vida jugué al o a la contra. Allí encontré la mejor gente. Luego, las preposiciones y las proposiciones se desbordaron y anduve contracorriente algún tiempo. Más tarde me topé con otros especímenes que también jugaban a la contra, pero ya no tenía nada que ver con ellos. Conjugaban el no por sistema, sin argumentar y gritando. Cuanto más gritaban, más se crecían y creían tener razón. Decidí no jugar más a las preposiciones y utilizarlas cuando procediera. De todas formas, no dejo de reconocer que me gusta mucho una: según.
    Buen veraneo.

  8. 19 julio 2008 4:59 am

    De acuerdo Júcaro. En nuestra sociedad hay más oposición que análisis. La preposición contra siempre debe de ir seguida de la palabra propuesta. Si solo se queda en contra, mal asunto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: