Skip to content

Los falsificadores del blog

29 agosto 2008

Hace tiempo leí una entrada que llamó mi atención. Cuando quise releerla al cabo de los días, como no había sido previsor, me encomendé al todopoderoso dios Google y escribí las tres palabras claves del post: zanahoria huevo café.

La sorpresa fue mayúscula; decenas y decenas de blogs, así como numerosas webs, recogían esta especie de fábula moral. Fácil deducir que el administrador del blog que buscaba no era el autor de la moralina y que él o ella, junto a todo un ejército de blogueros, se había lanzado a reproducir el mismo texto omitiendo que se trataba de un texto anónimo.

Fernando Tellado se lamentaba recientemente de toparse, cada vez más, con personajes que hacen copiapega de sus artículos. El autor del texto este de las zanahorias, huevos y café es desconocido y, o soy un ignorante integral que desconoce lo que todos saben o existe en la blogosfera un ejército de impostores dispuestos a engañar a incautos y a engañarse ellos mismo, aparentando una autoría que no les corresponde.

Aunque no estoy muy convencido de eso de la propiedad intelectual, confieso que me sentí engañado y tuve entonces la tentación de mencionar a los falsificadores pero, como estos están a un solo clic, me parece más sensato reconocer a los quienes, al reproducir ese relato, hacen constar que el texto es de autor desconocido. Entre las decenas de blogs que recogían el dichoso cuento, sólo me encontré con éstos que sí especificaban la condición anónima del texto: El fotolog de corremundos, Psicobolsa.com, Mafrancia o José Luis Domínguez Pascual.

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. 29 agosto 2008 1:47 pm

    A mi también me han hecho copia y pega de artículos de mi blog, y sin siquiera enlazarme o nombrarme para nada.
    Saludos.

  2. 29 agosto 2008 2:37 pm

    Las dos o tres primeras veces que uno mismo es víctima del copia y pega se sorprende, luego –si se racionaliza y se compara con otras actividades y otros mundos– es evidente que no hay nada novedoso. La Blogosfera no vive en el vacío.

  3. 29 agosto 2008 6:13 pm

    A Mercè y Félix: no me sorprendo porque alguien ejerza de copista lo que me incomoda es la cantidad de ellos sobre el mismo post y que incluso de la lectura de los comentarios dejados en esos blogs, sus administradores, ante las loas por el texto, lejos de aclarar que se trata de un cuento más o menos conocido, callan. Y con su silencio persisten en la omisión del origen o procedencia del mismo, manteniendo la idea de que son los autores.

    No me lamento como “escritor” de blogs sino como asiduo lector de los mismos. En esa condición de lector es donde me siendo estafado.

    Félix, claro que no se vive del vacío en la blogosfera. Por ello mismo no soy muy partidario de esa entelequia de los derechos de autor. ¿Hay alguien que sea original?, ¿que su producción no sea producto de otras anteriores? Pero eso es un tema y otro es el de la copia literal e íntegra.

  4. 29 agosto 2008 7:25 pm

    A riesgo de este exhibicionismo de nuestro ego, sí. Me han copiado entradas. Entre todos, el caso más lamentable guarda relación con mi “síndrome”. Explicado su significado en la primera entrada, fue copiado casi litaralmente por un diccionario político (luego hablan de la confianza de las fuentes, un blog en un primera entrada ya les genera tanta confianza que publican lo que ponen). Por ello redacté para wikipedia una breve explicación del síndrome para que estuviese disponible a todo el que lo buscase. Mi sorpresa fue mayor cuando descubri que otro blogger, en una entrada, se atribuía la explicación y encima le enlazaban en una de esas redes tan potentes. Y ya para rematar, la final, descubri que en un periódico se publicó un artículo sobre el sindrome de Ottinger en que se empleaba todo mi material.

    No se trata de un ejercicio de glorificación de uno mismo. A mi lo de los derechos de autor me da un poco de alergía, pero coño, es que esto es un abuso.

  5. 30 agosto 2008 3:49 am

    Yo, en algún momento, adherí con mi blog a la política de Creative Commons de protección de derechos, que me parece bastante aceptable.
    Por mi parte siempre cito fuentes, e inclusive cuando incluyo fotos trato de publicar su autor, y si es posible un link a sus trabajos.
    Pero entiendo, el anonimato de la web provoca cierto desorden, inevitable desde mi punto de vista, está en nuestra inteligencia “tamizar” tanto contenido.

  6. 30 agosto 2008 12:03 pm

    Efectivamente, hay mucho intrusismo, en este caso no profesional, y mucho complejo, mucha frustración oculta. Pero no es preocupante, en mi caso, y tambien he encontrado algún que otro “copiapega” sin permiso, me importa más que se difunda lo que pienso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: