Skip to content

Un gran patriota de hojalata

12 octubre 2008

Ambrose Bierce, en su famoso diccionario, se refirió al patriotismo como el último recurso del pillo y de la patria dijo que era juguete de políticos e instrumentos de conquistadores. Lord Byron, negó la capacidad de muchos: nada puede amar quien no ama a su patria. Mariano Rajoy, hizo de la patria su bandera durante un tiempo pero ahora sabemos que eso del desfile con motivo del Día de la Fiesta Nacional o Día de la Hispanidad, le parece un coñazo y la jornada le merece el calificativo irónico de apasionante. Desechando las palabras del poeta, no sabría si quedarme con las del autor del Diccionario del Diablo o con la expresión del patriota de hojalata.

Para el auténtico patriota, el patriotismo es como una expresión de amor al lugar, al decorado urbano o paisajístico, al pueblo o ciudad donde se ha nacido; también a sus símbolos hasta el extremo que, llegado el caso, estaría dispuesto a matar y morir por su bandera; por supuesto todo patriota es ferviente defensor de la historia de su patria, eso sí, adecuadamente manipulada. En cualquier caso, por una vez y en referencia al desfile, a todos los desfiles, estoy de acuerdo con Rajoy, ¿es grave doctor?

Con la muerte de Jörg Haider, en accidente de coche, lamentablemente no desaparecerá la utilización de la patria con fines xenófobos ni dejará de hacerse del patrioterismo un peligro público. Con las palabras de Rajoy, no desaparecerá la apropiación indebida de los símbolos constitucionales pero este señor deja de estar legitimado para mensajes como el que, en un gesto grandilocuente y charlotesco, nos ofreció el año pasado por estas fechas. ¿Recuerdan aquel vídeo y su justificación para que todo el mundo sepa lo que los españoles sentimos por España?

El problema para muchos es saber cuándo mentía Rajoy, si en aquel vídeo con aires de estadista rancio pidiendo a los españoles que colocaran banderas en los balcones porque España se hundía, porque se balcanizaba y porque había que expresar el orgullo patrio, o ahora cuando se refiere al coñazo de esta jornada apasionante. El problema para Rajoy es que muchos no sabemos cuando miente, quizá porque mienta siempre. Sinceramente; ¿te imaginas a Rajoy cantando aquello de la música militar nunca me (la) supo levantar? El problema para Rajoy es que ahora muchos comprenderán los motivos de su enfado cuando Zapatero le definió como patriota de hojalata. ¡ZP, acertó!

También escribieron sobre el coñazo de Rajoy: , Mercè Perelló, Carmen Sánchez Carazo, Bernat Vidal, Carlos Rodríguez Ibáñez, José Carlos, Alfonso Saborido, Jose Antonio Castillejo, Fernando Berlín, José Ramón Mateos,Raúl, César Calderón, Paranoias, Paco, Víctor, Vicente Lera, Ojo crítico, Alberto Ginel, Óscar Cerezal, Manolo MP, Alterego, Álvaro Villar, Geógrafo Subversivo, Rafael Tous, Javier Bouzas y Juan, entre otros.

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. 12 octubre 2008 9:55 am

    jejejeje

  2. 12 octubre 2008 10:20 am

    Sí señor es, como todos suponíamos y como le dijo Zapatero, un patriota de hojalata.

    Salud y República

  3. 12 octubre 2008 2:05 pm

    No creo que debamos criticarlo. Eso es lo que pretende. Es todo un montaje para que el pueblo vea que utiliza sus mismas expresiones, que es un mortal con todos sus defectos: no puede pagar el colegio de los niños, le parece un coñazo los desfiles militares, no está de acuerdo con salvar a los amiguetes de la banca. Es decir, es el político más cercano al pueblo y los que lo critican son la élite filosocialista que no está con el pueblo. No caigan en su trampa. Carmen Chacón ya ha salido en su defensa.

  4. 12 octubre 2008 7:49 pm

    Y, para terminar de asemejarlo al común de los mortales, don Esteban Gonzáles Pons lo justifica diciendo que lo dijo porque querría haber pasado el domingo en familia con sus hijos. ¿Habrá un político en todo el Planeta más llano y del pueblo que don Mariano? Evidentemente no. Él se sabe ganar al pueblo.

  5. 13 octubre 2008 12:56 am

    Con todo el desprecio que siento por Rajoy, creo excesivo que lo compares, al nombrar a ambos en el mismo párrafo, con el afortunadamente para Europa fallecido Haider. El nuestro es un patán y un oportunista; el otro era un peligro para la seguridad de muchas vidas.

    Un saludo, amigo.

  6. 13 octubre 2008 8:41 am

    Franesco, no pongo a Rajoy al mismo nivel que al austriaco. Uno era un peligro y con su muerte, lamentablemente no desaparecerá todo lo que éste defendía y representaba. El líder del PP no representa ningún peligro pero coqueteó con simbolos y sentimientos para apropiarselo e hizo el juego a gente que defiende lo mismo que representaba Haider o alentó la discordia entre comunidades y utilizó, de una manera miserable, el terrorismo para ganarse un puñado de votos (supongo que no es preciso recurrir a las hemerotecas).
    Probablemente no sean comparables y por desgracia ni la muerte de uno acabará con sus ideas ni la confesión de otro será obstáculo para que, llegado el caso, vuelva a flirtear con lo más casposo de la ultraderecha nacionalista española.

  7. 13 octubre 2008 12:48 pm

    100% de acuerdo contigo.

    Te enlazo en mi blog.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: