Skip to content

Publicidad en el blog

24 octubre 2008

He decidido poner publicidad en el blog. Hasta la fecha me había negado sustentado esta decisión en los elementos perversos que le pueden ser inherentes, como por ejemplo: su efecto contaminante sobre la verdad o la capacidad para crear falsas necesidades en el consumidor. Especialmente desalentador resulta el efecto manipulador que ejerce, sobre los más inocentes y algunos incautos, la publicidad engañosa; engorrosa se nos muestra esa publicidad no deseada que nos llena el buzón y que muchos remitimos directamente al contenedor para su reciclaje; denunciable la imagen que, con demasiada frecuencia, se ofrece de la mujer.

Pese a sus indudables peligros, a la falta de ética que muchas veces observamos en ciertas campañas publicitarias o esa carencia total de escrúpulos, que manifiesta cuando no se detiene ante nada con tal de llegar al bolsillo del consumidor, hoy he decidido poner publicidad en este blog que ahora lees.

Ante los continuos abusos y sobredosis, se puede afirmar que la publicidad no tiene buena prensa. Y no la tiene pese a que en buena parte la prensa subsiste gracias a sus anunciantes. En este sentido Elena Valenciano escribió un interesante post recientemente en el que ponía de manifiesto la falsa moralidad de la prensa moralista.

La publicidad no tiene buena prensa y así es frecuente calificar la publicidad como inaceptable, sexista, imprudente, engañosa o vergonzosa pero, ¿qué sucedería si los medios de difusión dejasen de publicitarla? En un ensayo que está en casa desde siempre, se puede leer: que el consumista es un producto manufacturado del desarrollo y como tal producto carece de la facultad de pensar por sí mismo. No comparto es visión tan pesimista porque aún no fuimos reducidos a tanto por muhco que pensemos que lo pretenden una y otra vez. ,

La publicidad está en todas partes: al conectar la radio o la televisión, al abrir un periódicos o revista, si entramos en Internet o salimos a la calle. Hagamos lo que hagamos, siempre la tenemos cerca porque ella se cuela por todas las rendijas para, sugerente, ofrecernos todo un bazar de artículos inevitables, innecesarios y prescindibles. El uso que se hace de la publicidad puede estar falto de valores éticos en muchas ocasiones y, efectivamente, con demasiada frecuencia busca tu dinero y el mío, disponer de mi voluntad y la tuya, pero también existe otra publicidad que podríamos llamar necesaria.

Esta otra es la que insertaré regularmente en algunas entradas. En realidad ya lo hice en alguna ocasión solo que ahora he decidido ser más insistente. Si conoces una causa justa que precise, una campaña interesante, alguna publicación de valor, cualquier cosa que entiendas merezca nuestra atención, este espacio se ofrece para divulgarla sin otro interés que el de hacerla llegar a cuantos pasen por aquí. Hoy se trata de un blog muy interesante que aborda precisamente este asunto de la publicidad, mañana alguna propuesta que no guarde relación con el tema de la entrada.

10 comentarios leave one →
  1. 24 octubre 2008 10:15 am

    Una entrada esclarecedora. Seguiré leyendo este blog, porque me gusta y es bueno. Comprendo que tenga publicidad. Por otro lado, escribir un blog supone un gasto, de electricidad, de la cuota de ADSL, de tiempo… Igualmente no creo que la publicidad pueda cubrir los costes.

  2. 24 octubre 2008 11:17 am

    Salud

    Entonces hablamos de los “avisos a la comunidad” tan típicos en medios como la radio (como parte de su “servicio público”), que no dejan de ser publicidad de algo, pero en el sentido positivo del término.

    Buena entrada, buena reflexión, y buena causa para hacer publicidad😉

    Hasta luego.

  3. 24 octubre 2008 12:50 pm

    Me parece acertado el acercamiento al tema, pero echo en falta algo: ¿dónde está la publicidad?.

    Un saludo.

  4. Júcaro permalink*
    24 octubre 2008 2:49 pm

    Martín bolívar; como pretendí explicar en la entrada la publicidad que inserte será selectiva y positiva sin que suponga ingreso económico alguno.

    Jomra; la publicidad tiene muchos aspectos positivos. La que vaya subiendo en los distintos post serán causas justas y solidarias o propuestas interesantes de conocer.

    AF, la publicidad está al final. Si pinchas sobre la imagen, te conducirá a un blog magnífico. Como escribí en la entrada, en esta ocasión “se trata de un blog muy interesante que aborda precisamente este asunto de la publicidad”.

    Saludos.

  5. 24 octubre 2008 9:36 pm

    Júcaro:
    Interesante acercamiento al mundo de la publicidad, del que en alguna etapa de mi vida formé parte, aunque en tu caso es utilizar un medio para la comunicación de “mensajes nobles”, lo que la publicidad tal como la conocemos pocas veces hace (o casi nunca…).
    Un abrazo,

    Federico
    http://euskirtxoko.blogspot.com

  6. Júcaro permalink*
    24 octubre 2008 10:32 pm

    Federico; la publicidad va más allá de la meramente comercial. Cuando propagamos, divulgamos o comentamos noticias estamos haciendo publicidad. Tu blog, por ejemplo, es un magnífico espacio donde se publicitan eventos y músicos pocos conocidos. Entiendo que, con muchos de tus post haces publicidad, haces una publicidad positiva, sin otro interés que el de difundir la música de intérpretes que están fuera del gran comercio musical.

    La publicidad que pretendo insertar es del tipo de la que ya coloqué en el anterior post (La mujer en el jazz) donde pinchando en el banner, que aparecía en la entrada, se accedía a una campaña de AI contra la pena de muerte.

    Federico, una vez más debo estar agradecido por tus comentarios que siempre son un estimulo que no sabría como corresponder.

    Un abrazo

  7. 25 octubre 2008 12:51 am

    Júcaro:
    Entiendo tu intención, tal vez por haber sido parte de “la publicidad”, especialmente desde el punto de vista de las agencias de publicidad, separo entre lo que es publicitar, o promocionar un producto, para un cliente determinado, del hecho de “comunicar”, si bien todo entra dentro de las “comunicaciones”, palabra que es mucho más agradable.
    Allí podemos viajar al más elemental y primitivo concepto de “comunicar”, desde las cuevas de Altamira, y antes quizás, y luego proyectarnos a los elementos que hoy la tecnología pone en nuestras manos.
    No digo que esta “separación” que hago sea algo correcto, en una de esas es tan sólo un capricho de mi parte, por ejemplo, siempre ha habido una discusión sobre si las campañas de los partidos políticos, especialmente cuando se basan en una determinada figura de un líder o candidato, deben ser encaradas de la misma manera que cuando se trata de vender un jamón, o un refrigerador.
    De todas formas creo que has dado con una forma muy creativa de comunicar, y difundir, hechos relevantes.
    Un abrazo,

    Federico
    http://euskirtxoko.blogspot.com

  8. 25 octubre 2008 2:15 pm

    Comprendo tu actitud y coincido con tu opinión sobre el tema. Yo me hice cruces similares cuando decidí incluir publicidad en mi bitácora, reconozco que llenas de prejuicios. Soy antipublicidad. No escucho emisoras de radio que la emiten, con lo que me quedo siempre con las distintas opciones que ofrece RNE, y elijo la televisión que creo me castiga menos en ese ámbito, aunque es difícil salir impoluto e incólume de semejante intento. Pensé, en definitiva, que si Google me ofrece la posibilidad de publicar gratuitamente mis calenturas mentales, yo podía corresponderle accediendo a incluir inserciones publicitarias discretas. Lo son tanto que a veces ni yo mismo las veo. Saludos.

  9. Júcaro permalink*
    26 octubre 2008 9:29 am

    Federico, es evidente que utilizo el concepto de publicidad de una forma más genérica y que efectivamente por publicidad, en sentido estricto, se entiende a todo acto comunicativo destinado a llamar la atención del público, o de los medios de comunicación, hacia una determinada persona, producto o un servicio con el fin de que el destinatario adquiera el producto.

    En la actualidad la publicidad está en todas partes, lo invade todo. El autobús que nos lleva, el periódico que portamos bajo el brazo, el paisaje que vemos desde las ventanillas de ese autobús que nos lleva a otra parte de la ciudad, hasta el equipo de fútbol de nuestro barrio la lleva en las camisetas y, a veces en los pantalones. La publicidad nos invade e invita machaconamente a consumir productos innecesarios o a adquirirlos en determinados lugares. Pero, dicho esto podemos prescindir de ella, ¿es eficaz su estrategia de acoso?

    Migramundo; no podemos escapar de la publicidad, es imposible mantenerse alejado de ella salvo que nos fuéramos a lugares alejados de nucleos urbanos y aún así, el camino que nos condujera hasta ese lugar seguro que está sembrado de vallas publicitarias.

    En cualquier caso, los mensajes publicitarios trasmiten valores de comportamiento. Quizá fuera oportuino preguntarse si los publicistas y las empresas que los contratan, se percatan de ello. Si nos venden a un político, el último disco de zutano o una pasta dientes, entiendo que podemos utilizar sus resortes, sus mecanismo de difusión para hacer campañas publicitarias en favor de causas, digamos, altruistas. La publicidad en sí misma no es negativa, cuestión distinta es el uso más o menos habitual que se hace de ella.

    Saludos

  10. 26 octubre 2008 3:21 pm

    Júcaro:
    Nunca compartí desde dentro la estrategia de “saturación y acoso” de algunas campañas publicitarias, mucho menos desde fuera, desde mi punto de vista es algo tan ridículo como aumentar el volumen del audio en los cortes comerciales de la televisión.
    En gran parte creo que la publicidad comparte la decandencia que vemos en otras esferas, en el arte por ejemplo, y la falta de creatividad siempre es reemplazada por las peores maneras e ideas.
    Pretender convencer mediante la simple repetición de un concepto, es estar más cerca de las teorías de Joseph Goebbels, que de la creatividad bien entendida.
    Un abrazo,

    Federico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: