Skip to content

¡Sofía, no se calle!

2 noviembre 2008

Pocas cosas hay más humillantes que la mordaza. Es cierto que un día tuvimos que optar entre democracia o dictadura dejando aparcada la discusión Monarquía o República; ese día nos la metieron en el mismo paquete pero, ¿había otra opción?, o mejor dicho, dejando como dejamos morir de puro viejo al dictador ¿estábamos por la labor de hacer una transición diferente? La elección era muy simple: o democracia, monarquía incluida, o correr el riego de combatir contra una derecha fanática que contaba con el apoyo de un ejército de naturaleza golpista y las bendiciones de una Iglesia Católica ultramontana. Ya fuera por simple pragmatismo, por desgana o hastío, el caso es que la monarquía parlamentaria se nos presentó como la opción más práctica en aquel momento. La historia es la que es, y aunque podemos interpretarla según queramos, lo cierto es que la realidad de aquellos fechas nos ha conducido hasta la actualidad de estos días.

Resulta paradójico este sistema democrático que alardea de la libertad de expresión como un valor fundamental y trate de silenciar algunas voces en virtud de su significación institucional. Es como si el propio sistema no estuviera convencido de ese valor o que, precisamente por conocer sus consecuencias, pretendiera preservar ciertas instancias. Sabedores de esta incoherencia, los redactores de la Constitución vigente no constataron ninguna mordaza expresiva en el articulado para la Corona; el silencio real es un acuerdo tácito, una garantía de futuro para esta institución propagado por sus más acérrimos partidarios. En cualquier caso, las palabras de la Reina Sofía de Grecia han levantado una tormenta política y mediática un poco ficticia y en la que se demuestra algo que escuché muchas veces; lo peor de la monarquía son los monárquicos, incluidos los miembros de la realeza.

No pediré a la señora consorte que se calle, sino todo lo contrario. Nunca me gustó la libertad de expresión selectiva. Visto, oído y leído el revuelo que nos han montado: ¡Señora, por favor no se calle! Si la Corona opina abiertamente sobre cuestiones controvertidas, será la institución misma la sometida a controversia. Esa es la clave. Lo dice con más claridad y contundencia El Roto: Si los reyes empiezan a opinar de lo nuestro…, nosotros empezaremos a opinar de lo suyo.

Opine, hable, muéstrese como es. Nadie puede sorprenderse por su talante conservador, lo contrario sí sería inesperado. Sus palabras no deben escandalizarnos, todo lo contrario. Demos alegrarnos de conocer qué es lo que piensa porque así, igual dejamos de escuchar la letanía pringosa de unas supuestas virtudes monárquicas ensalzadas por encima del bien y del mal. El silencio de la familia real, de todos y cada uno de sus miembros es o era su fortaleza; con esa falta de criterio se les ha mantenido en un altar inaccesible pero sustentado con nuestros impuestos.

Coincido con J. G. Centeno cuando escribe que es mejor que revelen su opinión, otros lo hicieron antes y fue beneficioso para el conjunto de la sociedad. Por nuestro bien, por la Tercera; ¡Sofía, no se calle!

Sobre el asunto, me interesó lo que escribieron: Jovekovic, Javier Casal, Enric Casanova, Franesco, Ramón Cotarelo, Carmen Moreno Martín, Lüzbel, Jonkepa, RGAlmazán, Mario García, Raúl FerCaJ. Saavedra, Félix Soria, Paco Piniella, Enrique Meneses y Mercè Perelló

Anuncios
18 comentarios leave one →
  1. 2 noviembre 2008 11:26 am

    Muy interesante argumentación. También estoy convencido de las ventajas de la transparencia. Y comparto sobre todo la preocupación por las peticiones de mordaza, especialmente las que se hacen desde medios de comunicación. Inexplicable.

  2. 2 noviembre 2008 12:12 pm

    Lo que resulta extraño es que el PSOE, mi partido, siga apoyando la Monarquía; una cosa es aceptar la institución, constitucional como tal, y otra cosa es apoyarla y peor aún, creérsela.
    ¡Salud y República!

  3. Júcaro permalink*
    2 noviembre 2008 2:59 pm

    David Álvarez; si discrepamos de la Corona siempre hay alguien que nos canturrea aquello de “eso no se dice, eso no se hace, eso no se toca”. ¡Ya está bien!

    Paco Piniella; ciertamente resulta extraño, o no, que el PSOE, exija al PP que desautorice “oficialmente” a su responsable de comunicación y le pida más responsabilidad por criticar a la Monarquía. El PSOE, por calculo electoral, se presenta como garante o avalista de la Monarquía. Ver para creer y mientras la cúpula entiende de asuntos reales; la militancia en otras cosas, ausente o no sabe no contesta.

    Lo que tú piensas, lo pensamos muchos, pero pocos son los que demandan al partido mayor coherencia en este y otros terrenos.

    Un saludo

  4. 2 noviembre 2008 7:23 pm

    “Si la Corona opina abiertamente sobre cuestiones controvertidas, será la institución misma la sometida a controversia”

    Totalmente de acuerdo, a ver si se pone más en cuestión lo “incuestionable”.

  5. Moiras permalink
    2 noviembre 2008 8:43 pm

    Hola, le invitamos a visitar este blog:
    http://expressevilla.blogspot.com/

    tal vez le haga cierta gracia la crítica a Antonio Burgos.
    Un saludo

  6. 3 noviembre 2008 10:08 am

    Júcaro, si discutimos su derecho a expresarse, limitamos nuestras oportunidades para expresar la discrepancia. Si tienen condiciones tan especiales para hablar, también para recibir críticas. Que hablen, y que podamos hablar. Mira todo lo que se ha dicho estos días después de una vez que habla en décadas…

  7. Júcaro permalink*
    3 noviembre 2008 11:16 am

    David; totalmente de acuerdo con lo que comentas. Que hablen, que hablen siempre, que no paren de hablar, es más, ¡Sofía, nos se calle!, se lo ruego. Y a Pilar Urbano, un monumento: este libro hace más por la causa que esa infantil queda de fotos reales.

  8. 3 noviembre 2008 12:30 pm

    Una reflexión que aporta y subraya cuestiones de alto interés. Gracias.

  9. 3 noviembre 2008 12:48 pm

    Tremendamente acertado Júcaro.

  10. 3 noviembre 2008 4:01 pm

    Señores, por favor, un poco de calma.

    La Corona no ha opinado sobre nada. Es la Reina la que, supuestamente, ha opinado a requerimiento de una periodista con el objeto de publicar un libro, y digo supuestamente porque Doña Sofía no ha salido a ningún foro público para manifestarse. Nadie puede afirmar que esas declaraciones han salido de su boca.

    Por que si de la Corona hablamos lo que si se puede demostrar es que el Rey, que es el que tiene obligaciones Constitucionales, ha firmado todas y cada una de las Leyes que le han llegado del parlamento, incluida la de uniones homosexuales.

    Así que un poco de tranquilidad para los impacientes que esperan el advenimiento de la tercera

  11. 3 noviembre 2008 6:18 pm

    Davichu; me alegra volverle a encontrar por este espacio. Por lo demás le diré que estamos muy tranquilos, tranquilos y satisfechos por el debate. Es cierto que quien habló fue la Reina consorte. Por ello, y dado el interés suscitado, desde aquí animamos a todos los miembros de la Familia Real a que se pronuncien sobre los temas de política, sobre cosas que nos afecta a todos para poderles responder como se merecen. Animamos inlcuso a la hermana del Rey a expresarse con la inteligencia propia del Borbón.

    Veraces o no, lo cierto es que sus palabras son eficaces para debatir sobre la Corona. Si hasta la fecha la Corona era un icono inaccesible, desde el momento que los miembros de la Familia Real hablan, todos tenemos derecho a replica.

  12. Manuel permalink
    3 noviembre 2008 6:49 pm

    ¿Pero tan seguros estais de que con una república nos iría mejor? ¿Es mejor lo de Bush, Berlusconi, el régimen del Apartheid de Sudáfrica, lo que hubo tras el Muro de Berlín (las dos últimas menciones, de tan infausto recuerdo), los regímenes bananeros o lo de China, porque sean repúblicas, que lo de Suecia, Noruega y Dinamarca que son monarquías parlamentarias?

    Dicho sea esto, la monarquía española que tan buenos aciertos tuvo en su momento, a mi entender, últimamente está metiendo la pata a lo grande, la verdad.

  13. 3 noviembre 2008 8:20 pm

    Hago referencia al banner de las civilizaciones. Ahí tienes al Aznar hablando, cómo no, de que él no cree en eso porque “más bien creo que la civilización es una, con distintas expresiones culturales, con diferentes experiencias históricas, bajo diversas creencias y raíces religiosas. Pero una única civilización”. Tienen tan metido el derecho natural y la unidad de destino en lo universal que les sale la vena en cuanto hablan de lo que sea.

  14. 3 noviembre 2008 9:23 pm

    Yo también soy un entusiasta partidario de la locuacidad real. Creo, como varios aquí, que las declaraciones de la reina nos acercan un poco más a la República.
    Además, quisiera apuntar una última cosa: El hecho de que la Constitución considere la necesidad de limitar la libertad de expresión de un órgano esencial del armazón jurídico político español, como es la Corona, da una idea de la anomalía que supone la existencia de ésta, con un carácter no democrático que la convierte en un cuerpo extraño y aislado en la cúspide del sistema democrático español.

  15. 4 noviembre 2008 12:15 am

    Júcaro, el derecho a réplica e incluso a la crítica de la monarquia y del sistema Constitucional les asiste totalmente, y es lo más sano que le ha podido pasar a la aún joven democracia española.

    Los partidarios de la Monarquía Parlamentaria no rehuimos el debate, así que todo lo que sea intercambiar ideas me parecerá bien. Si ustedes me convencen de que lo mejor es mandar la Corona a un museo e instaurar en su lugar una Presidencia de la República, no tendré ningún inconveniente en sumarme. Me gustaría que me convencieran.

    Pero no sólo a mi, también tienen que convencer a la mayoría de los españoles que piensan que nuestro actual sistema político es el mejor de nuestra complicada historia y el que más estabilidad y progreso nos ha dado.

    Animo.

  16. javier permalink
    4 noviembre 2008 12:29 am

    Metedura de pata por parte de Sofia ?
    Yo creo que hay algo mas todo esto que esta ocurriendo es demasiado previsible.

    Saludos.

  17. 4 noviembre 2008 1:42 am

    Júcaro, pues en esas estamos: ¡ Sofía, no te calles !

    El Roto lo simplifica y lo explica con exactitud en una simple pero gran viñeta. Ahora, Sofía nos enseña la “patita” entre las páginas de un libro de la “Obra”. Pilar Urbano ha hecho un buen trabajo; sobre todo para quienes exigimos igualdad para todos/as y nos encontramos saturados de ver y comprobar tantos privilegios en unos pocos.

    Está claro que 1977 tuvo un ultimátum: o democracia coactiva (monarquía incluída) o vuelta atrás sin consideraciones. Toda la izquierda cedió y claudicó, pero ya han pasado más de 30 años y es hora de alzar la voz (en Paz y Libertad).
    Democracia Sí, pero en “todos los estamentos del Estado”. Incluída su Jefatura, por supuesto.

    Saludos republicanos. Alfa79

  18. Manuel permalink
    4 noviembre 2008 12:25 pm

    Yo creo que la cesión de la izquierda fue el oficializar el silencio sobre los crímenes del franquismo y la impunidad de estos, algo que dura todavía con la endeblez de la Ley de Memoria Histórica. No creo que la monarquía parlamentaria sea una cesión a la derecha si no una garantía de estabilidad democrática y de fortaleza del Estado de Derecho.

    Y temo realmente que haya maniobras de la extrema derecha para desprestigiar nuestra monarquía parlamentaria que, sin duda, ya necesita reformas y aperturas pero, cuidado, no a cualquier precio. Lo de la opusina Pilar Urbano no huele nada bien. ¿Alguien cree que esa tia tiene alguna intención de avances democráticos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: