Skip to content

Obamán, el nuevo héroe americano

20 enero 2009

Ya está aquí, ya llegó el nuevo héroe. Como el refresco con sabor genuinamente americano, el nuevo inquilino de la Casa Blanca se cuela en nuestras vidas como un icono de contemplación universal. Quien coleccionara, cuando niño, tebeos del hombre araña, se ha convertido en el superhéroe que debe poner cierta sensatez en este dislate universal. Faltaríamos a la verdad si redujésemos el fenómeno Obama a la simpleza de pensar que sólo es un producto fabricado por la gran multinacional norteamericana que ha logrado, en una campaña publicitaria perfecta, llegar a todos los rincones del imperio.

Es cierto que el filón mediático de Obama, o la necesidad de agarrarnos a algo, ante el cansancio, rechazo y agotamiento de un Bush lamentable, ha contribuido a forjar la idea de un ser superior capaz de poner criterio y cordura donde sólo había intereses y estulticia. El americano medio, como el ciudadano de cualquier parte de la geografía conocida, observa con esperanza este nuevo periodo de cambio que se vislumbra y espera mucho, probablemente demasiado del nuevo presidente. A diferencia del héroe del comic llevado al cine, el nuevo supermán, tendrá que utilizar algo más que fuerza y cualidades sobrehumanas para corregir la herencia desastrosa que deja Bush. Su elección es una buena noticia y, aunque tengamos que escuchar la estupidez de un personaje tan esperpéntico como el que vaticina que con su llegada al poder, se producirá “un previsible desastre económico”, como si el legado de Bush, que por fin se larga, no estuviera marcado por la debacle económica y financiera, por una política exterior belicista, errónea y sangrienta o un Guantánamo inhumano y contrario a derecho, ¡cómo si toda su gestión no fuera un tremendo error!. En todo caso, lo cierto es que Obama, hoy por hoy, se asocia con las palabras ilusión y esperanza.

Escéptico, por naturaleza, desconfío de todos los salvadores, pero la llegada de Barack Obama puede significar un cambio interesante en las relaciones internacionales. Como muchos otros también me uno a la ola para dar la bienvenida al candidato electo. Como ciudadano del imperio, su llegada la observo positiva y no caeré en el error del pesimismo tan frecuente en la autoproclamada verdadera izquierda que, antes de que acceda al poder, ya elaboró una batería de desengaños. Si su acción política fuera capaz de cambiar la dinámica de la guerra preventiva por el diálogo y el respeto al Derecho Internacional; si su guerra fuera la de luchar contra el hambre y la pobreza; si fuera capaz de permutar los intereses geoestratégicos y económicos por la defensa de los derechos del hombre, aquí, quien suscribe, no tendría reparos en reconocer sus méritos.

Leí por algún sitio a Naomi Klein argumentar que la victoria de Obama se quedará en nada si el movimiento de base que le llevó al poder, no continúa en sus treces y deja de reclamarle el cumplimiento de sus promesas electorales y no recuerda al Partido Demócrata que las traiciones se pagan. Si su héroe favorito era Spiderman, esperemos que no se enrede en la tela de araña que tejen los grandes lobbys y las corporaciones financieras expertas en controlar todas las voluntades.

Como José Rodríguez escribe a propósito del impacto de Obama en la blogosfera española, aquí nos conformamos con reseñar algunos post interesantes que se han escrito en torno al evento: Alicia Mora, Carmen Moreno Martín, Daniel Lobo, Javier Dean, José Segura Sola, Justo Serna, Miguel FC, Moeh, Paco Piniella, RGAlmazán, Ricardo J. Royo-Villanova, Santiago, Saramago,

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. 20 enero 2009 12:25 pm

    Estoy contigo Júcaro. No hay que esperar demasiado. Démosle la bienvenida y deseémosle suerte. Su campo de acción está limitado. Esperemos para juzgarle, y no esperemos demasiado para que no defraude demasiado. Sin duda, la mejor noticia es la marcha del peor presidente de la historia.

    Salud y República

  2. Júcaro permalink*
    20 enero 2009 3:39 pm

    Rafa, efectivamente, démosle tiempo para que ponga en marcha sus políticas y para comprobar los efectos de las mismas. Con Bush, el nefasto, nos fue muy mal, con Obama debe irnos necesarimente bastante mejor.

    Saludos

  3. santi permalink
    20 enero 2009 7:22 pm

    Con una visión estrictamente periodística, es cierto que debemos enjuiciar a Obama por sus hechos y no por las expectativas que pueda haber generado; lo digo porque los periodistas no deberíamos hablar de expectativas (un error que se ha puesto de moda) sino se hechos probados; no del futuro, sino del presente y, en todo caso, el pasado.
    No pienso que Obama ea un superhéroe, pero sólo con que ponga un poco de sentido común en lo que haga ya le saca unas cuantas brazas a Bush hijo y eso es esperanzador.
    Una última cosa; habrá que tener ojo con la primera medida que anuncia de firmar el cierre de Guantánamo: Con permiso del autor les recomiendo ésto
    http://blogs.rtve.es/vicenteromero/2009/1/20/un-iceberg-llamado-guantanamo
    Y gracias por el enlace, Júcaro. saludos

  4. Júcaro permalink*
    20 enero 2009 9:53 pm

    Santi, no soy periodista pero que un periodista escriba que éstos no deben escribir de expectativas sino de hechos probados resulta interesante aunque la realidad no corresponde con ese propósito. Desde las primera hasta la última de las páginas de cualquier periódico contradicen ése propósito. Los editoriales, los titulares de noticias y sus enfoques están repletos más que de hechos probados, de hipótesis y de lecturas interesadas de la noticia según tendencia ideológica.

    Como tú, tampoco considero que Obama sea un superhéroe, pero por los retos que tiene por delante y las expectativas que ha levantado parece que muchos si ven en él un hombre capaz de dar solución a todas las demandas. En el post, y como ciudadano de esta parte del imperio, enumero tres o cuatro actuaciones que considero indispensables.

    Un saludo

  5. 22 enero 2009 8:47 pm

    Hope! Esperanza es lo último que se pierde!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: