Skip to content

A propósito de los insultos a Jéssica Fillol

29 enero 2009

Leo en Geografía Subjetiva que unos chicos a sueldo de  FJL, en un programa de televisión, se han dedicado a insultar a  Jessica Fillol por haber tenido la paciencia de  recopilar y publicar en un libro las “mejores intervenciones” del locutor de las mañanas episcopales.

La libertad de expresión es la coartada perfecta con la que algunos se parapetan para insultar. Siempre entendí el insulto como un signo de mediocridad y supongo que pocas cosas  deben producir más placer al mediocre que descalificar gratuita y compulsivamente. En el insulto, quien lo profiere, piensa que ejerce algún tipo de poder porque produce, en quienes observan el espectáculo, una especie de hipnosis que hace permanecer atentos, unos con suma complacencia y regocijo, otros con desagrado. Todos hemos sido testigos alguna vez de comportamientos de este tipo y sabemos que esta conducta se repite  en todos los espacios y ámbitos sociales. Lo que resulta algo más novedoso es hacer del insulto una profesión; un espectáculo con el que llenar la programación.

La descalificación es la malversación de la palabra porque quien se refugia en la ofensa desaprovecha la posibilidad de argumentar. Este desvarío podría observarse como una patología que debiera ser analizada por algún psicólogo o psiquiatra, según el cuadro clínico del paciente, o como el poso que nos queda de aquel ancestral animal que fuimos, cuando la virulencia prevalecía sobre la capacidad de reflexionar o argumentar.

No conozco personalmente a Jessica Fillol pero escribo que, cuando hace unos años y al iniciarme en esto de la blogosfera, encontré en ella una referencia y un aliciente para no desistir. Es la  alma mater -perdonen la cursilada- de Red Progresista, un espacio donde nos reunimos blogueros de una izquierda plural; mayormente comunistas y socialistas o sociatas, con tono despreciativo, como suelen llamarnos estos chicos, para agregar nuestros contenidos. Además de ser una acreditada activista de la blogosfera, Jessica Fillol administra un estupendo blog, No mires a los ojos de la gente, en el que deja constancia de sus inquietudes y compromisos.

Este post es solo para mostrar mi solidaridad con Jessica. Reconozco que escuché alguna vez a  FJL, que nunca sintonicé su televisión y que, en ocasiones como esta, lamento ser delicado con los profesionales de la descalificación y la incompetencia.

11 comentarios leave one →
  1. 29 enero 2009 5:11 pm

    Muchas gracias por tu apoyo!
    Un fuerte abrazo.

  2. 29 enero 2009 8:55 pm

    Todo mi apoyo para Jéssica.

  3. Santiago permalink
    30 enero 2009 12:25 am

    El programa es bazofia pura. Mi solidaridad con Jessica.

  4. Pablo permalink
    30 enero 2009 1:23 pm

    Demasiada delicadeza para tanta basura

  5. 30 enero 2009 4:23 pm

    ¿Y qué es FJL sin insultos? Es como un niño sin caramelos. En estos casos hay que usar la caridad cristiana con el sujeto en cuestión. De donde no hay no se puede sacar. Y FJL ni tiene ni tendrá nunca cualidades humanas. Es una cosa, más bien La Cosa.

  6. Anton Celtigos permalink
    28 marzo 2011 7:02 pm

    Todo mi apoyo y solidaridad con Jessica. Encuentro esta pagina recopilando información sobre como Jimenez Losantos es capaz de incitar al odio en algunos jovenes hacia lo que el desde su pulpito demoniza todos los días. En mi pequeño pueblo tenemos un grupito de dos o tres jovenes que se pasean por los foros reproduciendo el catecismo de Losantos. Fue de gran ayuda tener recopilados todas sus intervenciones pues las repiten una a una. Gracias Jessica y animo estamos todos en esto.

  7. dani999 permalink
    1 octubre 2014 10:37 pm

    Amigos del régimen de género, ¿para cuándo hablamos de denuncias falsas y del negocio del maltrato? ¿cuándo hablamos de Rockefeller, la masonería y “El nuevo orden mundial”? ¿cuándo hablamos de las subvenciones de la Unión europea por denuncia interpuesta (sin condena)? ¿cuándo hablamos del presupuesto minúsculo que se destina a las VERDADERAS maltratadas? ¿hablamos de los puestos de trabajo que ha creado la LIVG de 2004? ¿hablamos de juzgados fascistas que juzgan personas segregadas por sexo? ¿hablamos de la violación consentida de la CE? Poned todos los comentarios, que os viene muy bien sesgar. ¿Y sois vosotros los que os atrevéis a llamar fascistas a otros? menuda cara. #EXISTEN

  8. Flip permalink
    5 julio 2015 3:34 pm

    Claro, que malos esos que insultan a la pobre Jessica.
    Seguro que sus comentarios estilo “Los hombres de lo que tienen miedo es de que nos tomemos la revancha” refiriéndose a la violencia de género no tienen nada que ver. Esta mujer lanza mensajes de odio y los malos son los 4 aburridos que se dedican a molestar.

  9. inefable permalink
    19 febrero 2016 9:39 am

    Desgraciadamente el programa es basura, pero lamentablemente los contenidos de Jessica… también

  10. aurora permalink
    20 febrero 2016 12:55 pm

    Mi repulsa a FJL y el uso que hace de la información habitualmente, que desgraciadamente es conocida por todos y se auto-califica.

    Sin embargo, Jessica no es conocida por todos (en realidad por casi nadie) y busca permanentemente la notoriedad, siendo es una persona que se declara abiertamente “feminazi”. Cualquiera puede comprobar esta realidad en distintos foros incluyendo su blog personal, donde perfectamente podría pensarse que también ella se parapeta en la libertad de expresión para insultar y no le tiembla la mano administrando la información con una política que bien podría considerarse de una moralidad dudosa (p.e moderando discrecionalmente y sin ofrecer derecho a réplica).

    ¿A cuántas personas pensáis que Jessica habrá llamado “machistas” en su vida (con las connotaciones que implica la palabra en cuanto a actitudes: violencia, prepotencia, dominación…) sólo por no comulgar y adular lo que ella proclama a mi juicio de una forma bastante irracional?. Esto se comprueba bastante rápido también.

    No considero que exista un grado de incitación al odio muy diferente entre FJL y Jessica. Definitivamente estos sí que son lo mismo pero al revés (porque en realidad Jessica no es feminista). Alguien dirá que utilizo un argumento de FJL para calificar, pero no es cierto porque lo que pretendo expresar es que la imposición de las ideas mediante prácticas totalitarias (como interpretación de “feminazi”) perfectamente podría interpretarse como machista, por lo que en este caso esta opinión puede ser perfectamente válida.

    Lo que pretende este artículo es equivalente a que el lector sienta la necesidad de ofrecer apoyo a Belcebú para medrar en Satanás, pero ese es un largo camino que no pienso recorrer (casi una cañada real).

    Personalmente preferiría una sociedad donde no existiera este tipo de personajes de “sálvame cutre” y considero equivalentes las pretensiones de ambos y su escasa capacidad de uso de la razón como instrumento para el entendimiento.

  11. Juan permalink
    26 agosto 2016 4:47 pm

    El 0,01% de las denuncias por violencia de género son falsas. Me baso en que es el número de sentencias por denuncia falsa. Es cierto que en la mayoría de casos de denuncia por violencia de género no hay sentencia condenatoria pero también la mayoría de sentencias por violencia de género son condenatorias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: