Skip to content

Flamenco y jazz

1 febrero 2009

Si como suele afirmarse las músicas se inventaron para acompañar la soledad, penas y alegrías, tanto el flamenco como el jazz responden a esos criterios y comparten paralelismos. Los afroamericanos, la mano de obra barata y explotada del sur de los Estados Unidos, mezclaron sus ritmos transatlánticos con otros sones y diferentes conceptos musicales para ensamblarlos en el blues que evolucionó en lo que hoy conocemos como jazz. Los gitanos, un grupo humano despreciado y vituperado, junto a los más humildes, los desocupados de siempre y la gente más trabajadora, esa que cultivaba la tierra bajo temperaturas sofocantes, la vigilancia severa del manijero de turno y el salario miserable del señorito, dieron por cantar sus penas y alegrías mezclando aromas árabes, calés y andaluces para engendrar lo que conocemos como flamenco. Si como se suele afirmar, la integración hizo posible el blues, música que está en los orígenes y en las esencias del jazz; del mestizaje de distintas culturas surgió el flamenco.

En los génesis del jazz están los work song, cantos negros de trabajo, que se corresponderían con las tonás y los cantes de trilla o trilleras del flamenco; como lo religioso lo impregna todo, el jazz se alimenta de cantos religiosos (espirituales) mientras que por estas tierras de Andalucía, el flamenco no se inspira en músicas religiosas sino que tiene su propia versión en las saetas. Tanto el jazz como el flamenco se fundamentan en la interpretación personal de cada intérprete y se resisten a quedar impresos en pentagramas. Existen pues similitudes en el desarrollo de estas músicas y características propias en cada una de estas músicas.

Si estas razones parecieran insuficientes, habría que recordar otras circunstancias que las asemejan. Ricardo Molina deja escrito que «el cante flamenco está ligado al terruño con fuerza botánica y de la tierra prende su savia y vigor». Algo parecido podría escribirse del jazz. Ambas músicas surgen y se desarrollan en dos valles fluviales, los del Mississippi y Guadalquivir; ambas, desde New Orleans y Jerez o Sevilla, abandonaron el localismo siempre cateto y reaccionario para convertirse en patrimonio universal y en expresiones artísticas reconocidas y valoradas; las dos surgieron de los trabajadores más humildes, como ya se apuntó, y pasaron de los campos y calles a los cortijos y clubs para terminar siendo aceptadas por las clases más ociosas y adineradas hasta generalizarse como expresiones musicales representativas e influyentes de la cultura contemporánea; ambas formas musicales son productos del encuentro de distintas culturas, si en el jazz hay ecos de ritmos africanos, caribeños y europeos, en el flamenco se encuentran compases andaluces junto a reminiscencias árabes o hindúes. Ambas, son producto de la integración y como ambas se resisten a la escritura musical, nos tienen vedado el sonido de sus albores. Por último, tendría que reseñar que la improvisación está tan presente en la una como en la otra, en el duende como en el feeling, en el compás como en el swing.

Pero además, tanto en el jazz como en el flamenco se produce la aparición de músicos pertenecientes a la misma familia. El fluir de la sangre, los genes y las marcas impresas en el ADN también asemejan al flamenco y jazz. Bastaría con nombrar un cantaor o guitarrista flamenco para comprobar su pertenencia a una saga de artistas: Jerez está repleto de familias con arte flamenco. En el jazz, sin llegar a tanto, ocurre algo parecido pero eso será motivo que justifique otra entrada.

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. 1 febrero 2009 9:04 pm

    Buena reflexión Júcaro, creo que no somos pocos a los que nos gusta tanto el flamenco como el jazz, y cuando digo gustar digo que nos emociona profundamente.
    Espero tu entrada anunciada para la saga familiar del jazz 😀 que no la acabo de ver del todo pero será por falta de información; en cuanto al flamenco no es sólo que vaya en los genes es que se mama, y ya se sabe: de lo que se mama se cría…
    Un abrazo.

  2. Júcaro permalink*
    1 febrero 2009 9:34 pm

    Salva, pues es cierto que hay un buen número de músicos de jazz que tienen vínculos familiares. No son tantos como en el flamenco pero seguro que aprecerán unos cuantos y estoy convencido que habrá alguien que me recuerde algunos olvidos.

    Un abrazo.

  3. 2 febrero 2009 6:12 pm

    Júcaro:
    Sin duda el espíritu de libertad es algo que recorre tanto el alma del jazz como la del flamenco.
    En cuanto a las “familias del jazz”, hago un modesto aporte, “Los Jones”:
    Hank Jones (piano)
    Thad Jones (trompeta, fliscornio – flugelhorn -, trombón con pistones)
    Elvin Jones (batería)

    Lo curioso es que sólo el mayor de ellos, Hank (31/7/1918), sigue activo.
    Un abrazo,

    Federico (aka euskir)

  4. Júcaro permalink*
    2 febrero 2009 6:41 pm

    Federico, el ejemplo de los Jones o el de los Marsalis son de los más representativos pero hay muchos casos más y estoy convencido que contaré con tus aportaciones cuando me decida a publicar el post.

    El listado lo tengo bastante avanzado pero sabes que me gustan las formas y ahora trabajo en ellas.

    Un abrazo.

  5. 2 febrero 2009 8:03 pm

    Júcaro:
    Tendremos paciencia, confiamos en tu buen juicio.
    Un abrazo,

    Federico (aka euskir)

  6. 3 febrero 2009 10:36 pm

    Estupendo análisis, estoy convencido de que todas las músicas que parten de un inicio “duro”, que servían para reivindicar libertades o que expresaban los malos momentos de sus gentes, al final siguen trasmitiendo más que ninguna otra.

    Al final, el Jazz, el Soul, R&B o el Flamenco no hay que entenderlo, como bien dice @Salva, te tiene que emocionar, te tiene que llegar, que hacer sentir algo, independientemente del conocimiento musical que tengas.

    Un saludo.

Trackbacks

  1. Flamenco Dancing Guitar and Cajon Spanish Music » Blog Archive » Flamenco y jazz « 14 de abril
  2. Flamenco Dancing Guitar and Cajon Spanish Music » Blog Archive » Flamenco y jazz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: