Skip to content

Obama, la educación y Andalucía

2 abril 2009

Decía Obama, el presidente más mediático de los que hayamos conocido, que el relativo declive de la educación en Estados Unidos es insostenible para nuestra economía, inadmisible para nuestra democracia e inaceptable para nuestros niños. Declaración de principios que muchos avalamos sin reparo alguno. Para corregir ese declive, propone un programa con cinco ejes. Alguna de sus propuestas, o muy similares, ya se han intentado aplicar en Andalucía sin contar con el entusiasmo de los profesionales de la enseñanza. Incluso, podría afirmarse que, han tenido una respuesta reaccionaria y corporativa por parte de un amplio sector profesorado andaluz.  

Propone Obama vincular el sueldo de los profesores a los resultados académicos de sus alumnos. Aquí, se ha pretendido algo similar con el conocido como Plan de Calidad; la reacción de los profesionales fue de lo más disparatada, reduciendo el asunto a que la pretensión de la administración educativa era la de chantajear los docentes con 7000 euros. Algún colectivo, con indignos argumentos,  llegó a elaborar el mapa de la dignidad docente.

Otra de las propuestas hace referencia a la ampliación del calendario y de la jornada escolar. En Andalucía, acabamos de asistir a una polémica estéril cuando la administración educativa trató de amoldar el calendario escolar andaluz al de otras 13 CCAA. Se trataba de ampliar el calendario en sólo 5 días. Nuevamente un ejército gremial de profesores ofendidos  convocó paros y reaccionó contra esta medida apelando a la dignidad profesional y refugiarse en la sorprendente excusa de la  falta de tiempo para preparar el curso escolar, si los alumnos se incorporan cinco días antes a sus clases.  Y todo este espectáculo con el amparo y la protección sindical. Del interés por el alumnado y la mejora del aprendizaje, poco o nada se sabe en las respuestas reaccionarias y corporativas por parte de estos sectores del profesorado andaluz.

Que conozca, no se ha intentado en Andalucía la propuesta educativa de Obama referente a la puesta en marcha de un  ejército de educadores que tendrán como objetivo verificar si los padres están a la altura de sus responsabilidades y prestarles las ayudas necesarias. No estaría nada mal esta propuesta; ya sabemos que la escuela empieza en casa.

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. 2 abril 2009 8:45 pm

    Después de estar de 4 a 7 de la tarde entregando las notas del 2º trimestre a las madres y padres (cada vez acuden más varones) de mi tutoría, de salir con un subidón de moral (han acudido todos), leo tu post y se me acaba la alegría. ¿Estaré yo viviendo en los mundos de Alicia?

    • Júcaro permalink*
      2 abril 2009 10:20 pm

      Lamento sinceramente acabar con la satisfacción que te ha proporcionado la entrega de notas. Como toda generalización es injusta y falsea la realidad, me cuidé mucho al referirme en el post a ese sector reaccionario que existe en la enseñanza. Sector del que tú, como docente, podrás ilustrar mejor que yo, que solo soy un simple observador y padre de dos chicos en edad de la enseñanza obligatoria.

      Precisamente porque aprecio la labor del maestro, porque la observo como una profesión muy respetable y porque me considero un defensor de la enseñanza pública me incomoda algunas actitudes de muchos de sus profesionales. El profesional de la enseñanza debe tener además de capacidad y conocimientos, eso que llaman vocación. Conozco enseñantes maravillosos y otros que tendrian que estar alejados de todo centro de enseñanza, igual tienes la suerte de compartir tus tareas con un grupo de profesionales honestos con la profesión.

      En todo caso, siento el incomodo que te haya proporcionado este post, espero compensarte algún otro día con un texto que no te provoque mal sabor de boca.

      Un abrazo.

  2. 3 abril 2009 2:22 am

    Estoy de acuerdo contigo, Júcaro, como en la mayoría de las ocasiones, y me gustaría matizar que, lamentablemente, por lo menos en lo que yo conozco, pues soy miembro del consejo escolar de la escuela de mis hijas, es un tema que se está politizando demasiado, como casi todo hoy en dia.
    Por encima de lo mas importante, los alumnos, que son, en esencia, el futuro, por encima de los intereses educativos y formativos de los estudiantes, se han creado intereses ilegítimos, que en nada benefician a la calidad de la enseñanza.
    El corporativismo, a mi juicio siempre es negativo, por interesado, y desgraciadamente en algunos colectivos se dá con demasiada frecuencia.
    en mi comunidad, te llevarías las manos a la cabeza, es aún peor, un conseller, Fontdemora, para contrariar políticamente al PSOE, decidió por su cuenta, obligar a los docentes a impartir EpC en inglés, en una comunidad autonoma con dos lenguas oficiales, que ninguna es inglés.
    Para que contar mas…
    En todos los ambitos “cuecen habas”, por parte de los docentes y por parte de la administración, lo malo, lo peor, es que, al final, o pagan los alumnos, que son los mas importantes.
    Salud y República!!
    Nexus.

    • Júcaro permalink*
      3 abril 2009 7:00 am

      Lo del conseller Fontdemora es una cuestión simplemente aberrante. Lo que éste, con el apoyo del señor tan trajeado que tenéis colocado en la presidència de la Generalitat, es un ejemplo palmario de manipulación política y del poco interés que algunos políticos muestran por la educación.

      En vuestra comunidad han utilizado a los alumnos y profesores como cobayas en sus cuitas partidarias. En fin un episodio triste y lamentable.Saludos.

  3. 3 abril 2009 10:58 am

    ¡Qué complejo es este tema! Como casi todo en la vida por otra parte. Yo podría comprender algunos de los argumentos en contra de los planes de calidad, por los que conozco a nivel universitario se trata de trasladar al mundo de la enseñanza algunos de los parámetros que se utilizan para analizar el éxito empresarial, los resultados. Y esto es ciertamente complejo, daría para debatir mucho.
    En cuanto a los enseñantes lo que hay que hacer es primero darles el reconocimiento social que se merecen, por supuesto que tienen que tener vocación, si no que se dediquen a otra cosa, pero es vital (más que subidas de sueldo o de días de vacaciones) que vuelvan a ser los ejes centrales del sistema. Un buen sistema educativo se debería sostener no sobre los resultados académicos de los alumnos (que son fácilmente manipulables bajando el nivel de exigencia) sino por un colectivo de docentes con calidad y motivación, ya se encargarán ellos de que sus alumnos tengan buenos resultados.
    Pero vuelvo a repetir que todo esto es muy complejo y venimos arrastrando una situación difícil de reconducir.

    • 3 abril 2009 6:21 pm

      Efectivamente es un tema complejo. Reconocer y primar “la productividad” en el mundo de la enseñanza es algo que aquí nunca se ha realizado -al menos en la enseñanza primaria y hasta donde conozco-. Sería motivo para debatir si ese premio por hacer las cosas bien tiene sentido.

      En lo que apuntas del reconocimiento del profesorado, totalmente de cuerdo pero ¿cómo se hace? Supongo que no es suficiente mejorarles el salario y en todo caso, ¿debe cobrar lo mismo quien ejerce desde la complicidad con la acción educativa y quien entra en el aula para cumplir rutinariamente con un horario y nada más?

      El curso pasado aquí, en Andalucía, se hizo una campaña institucional poniendo en valor el papel del docente en la sociedad actual. Ignoro la utilidad de este tipo de campña; la mejor dignificación de esta profesión es la labor que realizan muchos buenos profesionales que igual no ponen por bandera la dignidad sino que, con su trabajo, dignifican esta profesión.

      Estoy toatalmente de acuerdo con lo que apuntas. La calidad de la enseñanza no se mide sólo por los resultados académicos aunque bajar el nivel de exigencia para alcanzar los resultados apetecibles es tan absurdo como hacer trampas en el solitario.

      Formar a los docentes es la clave primera. Lo de la motivación, ¿cómo se logra en quien ejerce esta profesión porque no pudieron acceder a otro puesto de trabajo?

  4. 3 abril 2009 12:12 pm

    Júcaro, el problema está en cómo se plantee la vinculación del salario a los resultados obtenidos por los alumnos. ¿En exámenes del centro o en exámenes externos? ¿Se tendría en cuanta la problemática particular de un centro, pongamos por caso, en un barrio marginal, con escasas motivaciones educativas? ¿O se tiraría, como es típico en España, de tablas y a correr? ¿Es lo mismo un centro público rural como en el que yo estudié, con una media de 20 alumnos por clase (a menudo menos), todos -o casi todos- de familias vinculadas al lugar, que un centro público de una gran ciudad, con un elevado porcentaje de inmigrantes que desconocen el idioma y con un elevado ratio de alumnos por clase?

    Saludos!

    • 3 abril 2009 10:02 pm

      En la Orden que regula este asunto en Andalucía no se trata solo de vincular el salario a las notas obtenidas por los alumnos. De la lectura de la referida orden se deduce que los objetivos son: mejorar los renidmientos educativos del alumnado, mejorar el funcionamiento del centro y del grado de satisfación de las familias con el mismo, contribuir al éxito escolar del alumnado en función de sus capacidades, intereses y expectativas, fomentar procesos y proyectos de innovación educativa, fomnto del rbajo cooperativo del profesorado y de las buenas prácticas docentes, profundizar en las autonomía e los centros.

      Por lo tanto no se trata solo de mejorar las calificaciones de los alumnos, se pretende también implicar al profesorado en el logro de nos objetivos que van más allá de las calificaciones.

      El proceso será evaluado por la Agencia Andaluza de Evaluación Educativa y aquí observo un inconveniente, pienso que sería más adecuado que fuera evaluada por una empresa ajena a la Junta -¿ello implicaría poner la evaluación en manos de la privada?-. Sobre si se considera el ámbito social en el que está inmerso el centro si no fuera así sería absurdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: