Skip to content

Mario Benedetti

18 mayo 2009

Predican sobre el mundo, pero en verdad son moralistas del vacío. Descartan todas las propuestas, derriban todas las esperanzas; manejan la libertad no como una conquista sino como un fetiche. Pero lo cierto es que ya a nadie le sirve arrendar confortables habitaciones del Hotel del Abismo, así se trate de un Abyss Sheraton.  Sea por instinto de conservación o por conciencia de progreso (en este solo caso vienen a ser lo mismo), a América Latina en particular, y al Tercer Mundo en general, no nos van a dejar otra opción que convertirnos en fervorosos, indefensos, activos militantes de la utopía. Entre otras, de la utopia de vivir.

Mario Benedetti, “La realidad y la palabra”      

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. santi permalink
    18 mayo 2009 5:51 pm

    Todos los blogs amigos abren hoy sus ediciones con la noticia, pero no veo en ninguno tristeza, sino aprecio y consideración por la obra de éste hombre. Espero que su obra perdure mucho tiempo.

    • Júcaro permalink*
      18 mayo 2009 9:08 pm

      Reproducir sus textos es una buena forma de reconocerle como alguien cercano. ¿Tristeza? Nos quedan sus versos, su enorme producción, para mantener vivo sus valores.

      Estoy muy sorpendido por la respuesta de la blogosfera; los más valientes escriben palabras de reconocimiento quienes no nos atrevemos con tanto reproducimos sus textos.

      Sería curioso buscar qué obras son las más presente, las más recordadas; estuve un rato en el empeño pero la respuesta es tan enorme que he disistido.

  2. 18 mayo 2009 6:24 pm

    El mejor recuerdo, podría ser la lectura de cualquiera de sus poemas. Me quedo con “Un poema del alma”.

    No debe ser fácil ser un escritor universal, comprometido y distante del poder.

    • 18 mayo 2009 10:20 pm

      No tengo un poema en concreto, ahora se me vienen a la memorai los que cantaron otros poetas; Viglieti, Serrat Milanés…

      Lo que siempre me gustó de Benedetti fue la sencillez de sus poemas -paecen que pudieran ser escritos por cualquiera- y su compromiso.

  3. Eli permalink
    18 mayo 2009 8:30 pm

    Estaré donde menos
    lo esperes
    por ejemplo
    en un árbol añoso
    de oscuros cabeceos.

    Estaré en un lejano
    horizonte sin horas
    en la huella del tacto
    en tu sombra y mi sombra.

    Si Mario no dejaremos de ver un lejano horizonte, para poder asi encontrarte y encontrar la huella de tu tacto….

  4. 19 mayo 2009 12:47 am

    …a dónde va un poeta cuando muere…

    De vez en cuando hay que hacer una pausa…
    y con cuanta humildad haces la tuya…

    mi dulce Benedetti
    ahora me verás leerte y parafrasearte desde quien sabe dónde…
    no alcancé a llegar hasta Montevideo, para rastrearte, para encontrarte… no imaginé que te fueras tan pronto…

    Te pensé eterno como tus letras
    mi dulce Benedetti
    no le puse urgencia a este abrazo huérfano
    que hoy me deja suspendida…
    era la carne en poema
    era la vida poema
    no el libro
    si no los dedos frenéticos plasmando tus propios pesares…
    quería tanto llegar a Montevideo y encontrarte
    abrazarte
    y decirte cuanto me han cobijado tus palabras…
    te pensaba eterno…
    tibio
    mi benedetti querido
    yo me siento huérfana..
    mutilada en lo profundo del alma
    y llenándome de letras el vacío
    sé que no encontraré consuelo..

    Buen viaje y hasta quién sabe cuando…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: