Skip to content

Los inquisidores y la España bananera

5 agosto 2009

Lo dijo Don Mariano. Si cuestionamos las relaciones de los dirigentes del PP con supuestos mafiosos, si dudamos de la  honorabilidad de sus dirigentes, si no pedimos perdón por las mentiras de Camps ante el juez y en el Parlamento, si entendemos que su judicatura amiga tendría parecer como la mujer de César, entonces, somos unos inquisidores y los vendedores de tila harían su agosto con nosotros. Pero qué le vamos a hacer, señor Rajoy, es cuestión de carácter y aquí nos tiene  a todo un ejército de inquisidores, según sus necias palabras,  dispuestos a no doblegarnos ni a sus silencios ni a sus descalificaciones. La estrategia de D. Mariano es tan antigua como mendaz. Si el rojerío español abomina de la Inquisición, tácheseles de inquisidores para desarmarles. Supone Rajoy desde su mediocridad, que somos semejantes a él, tan dado a descalificar como a esconder la cabeza debajo del ala cuando le bienen mal dadas.

Nosotros,  recordamos sus palabras: “La Justicia tiene que ser imparcial y parecerlo”. Si el PP recusó al juez Baltasar Garzón por su “enemistad manifiesta contra el PP”, Rajoy debiera entender que nosotros, los inquisidores, rechacemos que un amigo íntimo de Camps –“Tendremos que buscar en el diccionario otra palabra distinta a la de amistad que resuma y defina la íntima y sentida colaboración entre De la Rúa y el president de la Generalitat”-, sea parte implicada y tenga el voto decisivo en el archivo de la causa. Porque no parece ajustado al sentido común que quien tiene un “interés directo o indirecto en la causa“, presida el tribunal que dictamina sobre el asunto. Así ha sucedido entre el TSJCV, su presidente y Camps.  Luego, algunos se llenan la boca con expresiones como república bananera. No debiera ser admisible en ningún sistema democrático y de derecho el que una persona que declara su relación de amistad intervenga en ninguna fase del proceso judicial en el que esté implicado familiar o amigo alguno.

Si De la Rúa fuera empresario o profesor en vez de magistrado, y se supiera de su amistad con el presidente de la Generalitat nunca podría haber sido miembro del tribunal popular que tendría que haber juzgado a Camps. Independientemente de las múltiples incompatibilidades se prohíbe actuar como jurado en aquellos procesos en los que se haya intervenido en la causa como testigo, perito o interprete; o tengan interés directo o indirecto en la misma. Rajoy, lidera un partido político con apariencia democrática que aspira a un Estado en el que la Justicia tenga los ojos abiertos para discriminar a los amigos del resto de ciudadanos. De momento cuenta con periódicos y medios de comunicación que adoctrinan en ese sentido, también con miembros de la  judicatura que no tienen reparos en intervenir cuando a los amigos hay que hacerles un traje a medida. Lo dicho, aspiran a una España bananera.

Aquí otros inquisidores: Alterego, Àngels Martínez i Castells, Antonio Pulido, bonustrack73, Cartier, Egocrata, Farid Bentria, Fermín Bouzas,  José Carlos Castillo,  José Antonio Martínez Soler,  Juanjo, Kurtz, lainonottoreuss, Ramón Cotarelo, Sergio Aznar, PAT,  Ramón Pacheco,

Anuncios
9 comentarios leave one →
  1. 6 agosto 2009 11:17 am

    Por eso Campos estaba tan contento y con su sonrisa de oreja a oreja todo el tiempo…sabía que su amiguito lo salvaría. Vergonzoso!!

  2. 6 agosto 2009 11:18 am

    Upsss, Campos no, Camps

  3. 6 agosto 2009 12:56 pm

    Mercè, lo del amiguito es algo eticamente repudiable pero además supongo que juridicamente contrario a la legislación. No soy jurista pero supongo que saber leer es algo que no se nos tiene vedado a los inquisidores y así el artículo 219.9 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, dice: “Son causas de abstención y, en su caso, de recusación” (de un juez o de un magistrado): “Amistad íntima o enemistad manifiesta con cualquiera de las partes”.

    De la abstención de De la Rúa se pronuncian penalistas y expertos.

  4. 6 agosto 2009 12:59 pm

    Corre un rumor: el “más que un amigo” de Camps forzó las vacaciones de un juez, para asegurar su presencia en el Tribunal que vería el presunto cohecho del “honorable” Presidente de la Generalitat.

    Y a todo esto el CGPJ sin actuar. Cosas veredes que pasan, por nombrar a quien se nombró como cabeza de dicho organismo (Divar).

  5. 6 agosto 2009 9:55 pm

    Adrián, lo que muchos nos preguntamos desde el nombramiento de Divar es si el PP nombraria para el mismo cargo a un personaje que se hubiera declarado ateo, partidario de la despenalización del aborto y del consumo de la marihuana además de ser defensor de avanzar en la descentralización del estado de las autonomías y convencido defensor de la escuela y sanidad publica.

    • 6 agosto 2009 9:58 pm

      Amigo Júcaro creo que sabemos la respuesta: NO

  6. 10 agosto 2009 12:29 am

    Lo peor de todos estos casos de corrupción que siempre están salpicando a ambos partidos, es que hay gente que encima los apoya.

    Te invito a leer mi artículo:
    Las diferencias entre simpatizante y fanático
    http://www.terceraopinion.net/2009/08/09/diferencias-simpatizante-fanatico/

    Un saludo.

    • 10 agosto 2009 10:14 am

      Te agradezco la sugerencia para visitar tu blog, especialmente porque me ha descubierto un espacio muy interesante. Como podrás observar he reseñado un párrafo de uno de tus post en una sección que titulo “Sala de blogs”. Saludos.

Trackbacks

  1. Tila « El Blog de José Carlos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: