Skip to content

Si rectificar es de sabios, no cuenten con el PP

19 agosto 2009

El PP no sabe conjugar el verbo rectificar. Primero trataron de llenar el espacio de proclamas por su España, su Constitución, su bandera y su patria; simple ficción, pura patraña. España sólo les interesa si la gobiernan ellos y si obedece a su concepción nacional. Ahora, como una serpiente de verano envenenado, anuncian sin aportar una sola prueba o un simple indicio que son objeto de una persecución desde todas las instancias del Estado. Aparcan por un día sus vacaciones y lejos de reconducir la situación, redoblan sus energías para aparecer como objeto de seguimientos, escuchas, conspiraciones y persecuciones. ¿Qué le pasa a esta derecha que nunca supo conjugar el verbo rectificar? Está claro que más que representar una opción política, un ideal o una idea de España, se muestra como una organización que busca la manera más eficaz de sacar votos de donde sea y como sea para gobernar.

En el blog de Javier Caso Iglesias se recogen los 11 principios de propaganda de Geobbels plasmados en la nueva estrategia del PP. Da un poco de vértigo leerlos asociándolos a un partido que puede formar gobierno. Como el óxido, el proceso de batasunización del Partido Popular ni se detiene, ni descansa. Día a día, acostumbrados a los primeros vértigos de la difamación y la adrenalina que les provoca ser primera página del quiosco nacional, se exigen una dosis superior para mantener sus constantes vitales. Si la Justicia está al servicio del Gobierno, como dice Batasuna, el PP anuncia que buscará en Europa, igual que Batasuna, la Justicia que aquí se le niega. 

El Comité de Dirección del PP abandonó sus vacaciones para reafirmarse en todas las declaraciones y abrir nuevos frentes. Pese a la imposibilidad de presentar alguna prueba, Cospedal no rectificará por la mentira del verano, como no rectificará nadie en el PP de Rajoy. En cualquier país democrático si la oposición dice sentirse observada, acude a la Justicia con los indicios que tuviera para que se proceda a la correspondiente investigación  y no actúa bajo la obsesión del perseguido que se cree objeto de un supuesto complot orquestado por medidos de comunicación y el Gobierno con el soporte necesario de policía, jueces y fiscales. En  cualquier país democrático y de Derecho hay que desmostrar la culpabilidad y no la inocencia. En cualquier país, el obseso pide cita al psicólogo, algunos incluso al psiquiatra. Si rectificar es de sabio, ¡qué quieren que les diga del PP! 

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. 20 agosto 2009 2:13 pm

    Salud

    Es muy posible que a Trillo, y otros en el PP, les espíen, la pregunta sería “¿quién?”, porque el último político que ha llevado a la justicia un caso de seguimiento es uno del PP, habiendo sido espiado por otro del PP, todo ello en un feudo del PP, Madrid.

    ¿Que estoy acusando al PP sin pruebas? Me remito a las mismas que se han remitido ellas, a lo publicado en los periódicos. Y a autos judiciales, que es algo que ellos no hacen, los que abren el proceso contra la CAM a instancias de una denuncia de un miembro del PP.

    En fin, viven en una estrategia de victimización y ataque constantes (como las que tanto critican a sus vecinos con otros nacionalismos), y ya hasta aburren, a todos menos a su parroquia, que les creen y votan, sin más. Si lo dice Rajoy debe ser verdad, como las armas de destrucción masiva en Iraq y aquel Aznar diciéndome “créanme, que yo lo sé bien”.

    Pues hala, a creerles.

    Hasta luego 😉

    • 21 agosto 2009 10:25 am

      Que al PP se le espía es cierto. Pensaba que “Onanismo espía” sería un título adecuado para tratar sobre el PP y sus espías.

  2. 20 agosto 2009 7:11 pm

    Hola Júcaro.

    El PP no rectificará, como ha sido incapaz siempre de reconocer ningún error, pero no persistirá en estas acusaciones.
    A la vuelta del verano generará una nueva estrategia, que podrá tener que ver con esta o no, pero que les parecerá efectiva para su único propósito: Despistar y quitarse el muerto de encima.

    El PP lleva 7 estrategias de defensa distinta desde que estalló el caso Gürtel. Esta de la conspiración no es sino una más, y no pervivirá. Por muy estupefactos que nos quedemos, en breves semanas, cuando pregunten los periodistas por la conspiración, responderán “Eso no toca ahora”, “Yo he venido a hablar de x” o frases de este estilo sacadas del manual político del PP.

    Eso sí, restificar no rectificarán, pero la abandonarán. Serán otros, sus bufones mediáticos, los que insistan en esta teoría, y el PP callará, para jugar a dos barajas como hace siempre.

    • 21 agosto 2009 10:28 am

      Puede que tengas razón, pero todo lo que se ha dicho es de tal gravedad que no debiera caer en el olvido. Por cierto, pienso que Blanco anunciando una posible subida de impuestos, sin especificar cómo y en qué consistirá esa subida, puede que haya contribuido a ese cambio de estrategia. Salvo que la decisión sea inminente no entiendo que se anuncie ahora por muy necesria que sea.

      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: