Skip to content

Señores de PRISA: No me cuenten más cuentos

16 septiembre 2009

Hace tiempo lo dejamos escrito, Zapatero se queda sin país. Esta semana Enric Casanova abordaba el tema de “La venganza de “El País“. Anteayer, Ramón Cotarelo escribía sobre el Periodismo de trinchera. Hoy, en primera página yen durísimo editorial,  El País ya no deja dudas sobre la pendiente por la que el periódico ha decidido emprender su acción contra Zapatero. 

La primera página recoge unas palabras de Chaves y la correspondiente interpretación del periódico. Algo tan natural en el PSOE, y deseable todas las fuerzas políticas, como  es el debate interno, se le da tratamiento interesado de gran revelación. Lo preocupante, en una situación económica como la actual, sería lo contrario, que todos hablaran con la misma voz. Leo los entrecomillados de la noticia y no encuentro razones para ocupar lugar tan preferente en la portada.

Como es de suponer que la línea editorial de un periódico no se cambia de un día para otro, habría que aceptar la idea que desde el grupo empresarial se pretende alentar la aparición de un sector crítico, dentro del PSOE que acabe con José Luis Rodríguez Zapatero. ¿Motivos? Aunque me gustaría escribir que el periódico tiene razones ideológicas, en realidad la cosa es más chusca y simple; digamos que la culpa es del fútbol y la TDT.  

Mientras escribo esto, me viene a la memoria aquellos versos de León Felipe que reproduzco:    

Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustía del hombre los ahogan con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre…
ha inventado todos los cuentos.
Yo sé muy pocas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos…
y sé todos los cuentos.

Pues eso, señores de PRISA que entendiendo los motivos, y que el negocio es el negocio, les pediría que no me cuenten más cuentos.

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. 16 septiembre 2009 1:36 pm

    Yo no estoy del todo de acuerdo. Creo que esta polémica con el grupo PRISA viene de un problema de dogmatismo.

    Se da por hecho que El País debe ser afín al PSOE y no tiene posibilidad de crítica. No niego que haya ciertos intereses empresariales en el enfriamiento entre El País y el PSOE, pero sí pienso que El País es un periódico con una línea editorial centrada en la socialdemocracia clásica, y que Zapatero está llevando a cabo unas políticas muy alejadas de dicha línea.

    Creo que el problema no es tanto empresarial como ideológico, El País es un periódico felipista y el zapaterismo poco o nada tiene que ver con esa postura.

    Buen artículo, un saludo.

  2. 16 septiembre 2009 2:56 pm

    En absoluto pienso que El País deba ser afín al PSOE. Soy lector de este periódico desde hace muchos años y recuerdo, por ejemplo que en el caso GAL el Ministerio del Interior en tiempos de Barrionuevo se querelló contra el periódico por las informaciones que publicaba al respecto. Entendería normal, lógico y deseable las críticas del periódico a determinadas políticas del gobierno del PSOE pero tengo la impresión que no se cuestionan tanto las políticas como quien las lidera. El suplemento Negocios de hace un par de semanas es muy gráfico al respecto incluso con una portada tipo “Libertad Digital” , también las primeras páginas de estos últimos días y la editorial de hoy lo observo más como un ajuste de cuentas, por lo de la TDT de pago, que como la discrepancia logica y deseable entre un medio informativo independiente y cualquier gobierno.

    Lamento no coincidir contigo, la diferencia la boservo entre las medidas que favorezcan a PRISA y lasque le perjudican. Saludos.

  3. 16 septiembre 2009 7:56 pm

    Muy triste la actitud del País sí, lo leo desde más de 15 años, y me esperaba todo menos una guerra contra un gobierno de izquierdas sólo por preservar los intereses particulares del grupo PRISA.. Por suerte hay una alternativa, Público que cada día me gusta más.

    • 16 septiembre 2009 10:53 pm

      Resulta triste porque no es una crítica ideológica o programática sino personal, situando en el centro de la diana a Zapatero.

  4. 16 septiembre 2009 9:25 pm

    Hola,
    Hace algo más de un mes empecé a escuchar cosas raras en la cadena SER después de la concesión de la TDT de pago a Mediapro. Yo, que escucho frecuentemente la cadena SER, noté un tono que no podía reconocer.
    Copio aquí el post que hice ese mismo día:
    http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/1250199671/

    Bien, en el momento en que escribí el post pensé que el diario EL PAIS sería lo suficientemente serio para no caer ahí. Pero hemos visto que, al final, han podido más los intereses empresariales que el respeto a la verdad y la objetividad.

    • 16 septiembre 2009 11:00 pm

      En tu post se describe muy bien los acontecimientos aunque la frialdad entre el grupo PRISA y el PSOE de Zapatero viene de mucho antes. En octubre de 2007 y en el Forum Europa Juan Luis Cebrían marcó la pauta a seguir por el grupo con una intervención en la que criticaba, bajo la coartada de la política de comunicación del Gobierno, el supuesto trato de favor hacia Mediapro. De aquellos lodos futboleros vienen estas zancadillas. Un saludo.

  5. 17 septiembre 2009 6:25 pm

    Pido entrada por primera vez en este blog. He leido que la mayoría de los comentarios vertidos en él atribuyen la posición actual de El País a circunstancias derivadas de la polémica sobre la TDT de pago.

    No niego que pueda haber algo de esto pero no creo que sea el factor determinante. No voy a sacar el argumento de “matar al mensajero” pero pienso que realmente hay un fondo político de divergencia con la política actual del PSOE y el gobierno.

    El País está donde siempre ha estado. Es decir, en un posicionamiento de socialdemocracia light , muy cercana al espectro mas liberal de la socialdemocracia.

    Josep Ramoneda, comentarista de El País señalaba hace ya dos (2) años, los desviacionismos presidencialistas de J.L. Zapatero. Esto con el tiempo se ha hecho mucho más evidente.

    No solo es El País, las descoordinaciones, las sospechas de improvisación, el relevo de significados militantes: Caldera, Marín, Borrell, Ibarra, Sevilla, Aguilar, Jáuregui. Chaves, si también Chaves, indica un intento forzado de proceder a un relevo generacional temprano en el que los sucesores, salvo excepciones, no tienen el suficiente fondo y experiencia política para asumir con garantías el futuro.

    Quien haya conocido el PSOE de los ochenta, su dinamismo, el debate interno y el equilibrio de fuerzas en su seno y lo compare con el actual solo puede llegar a una conclusión: La carencia de debate en su seno y la asunción “in person” de todo por parte del presidente y secretario general del partido ha producido un empobrecimiento de las alternativas, la explicación política de lo efectuado y un anquilosamiento en las respuestas.

    El País puede tener en contra del gobierno en la defensa de sus intereses lo que tenga, que no lo dudo, pero los argumentos que emplean no son forzados ni rebuscados en este caso. Están ahí. y cualquiera que siga detenidamente como se gestan las políticas en el seno del partido, las opiniones de sus cuadros ( en privado, hay que guardar el puesto) , y sobre todo la marcha de la opinión de los votantes socialistas; encuestas de algunos medios, panel del CIS etc. no tendrá mas remedio que concluir lo más evidente: El creciente descontento del corpus socialista de este país.

    El Comité Federal respaldará con una sola voz al presidente, desde luego, eso se da por descontado. Las cosas seguiran igual, sin duda, y si la cuestión económica sigue igual es posible que se pierdan las elecciones. Llegados a este `punto, Zapatero no se presentará en el siguiente congreso. Luego los mismos que ahora apoyan buscaran al nuevo Almunia, luego al siguiente Borrell etc. Vuelta a empezar hasta que en un nuevo proceso eliminatorio entre los cuatro candidatos en liza voilveremops a votar a alguien por eliminación de los demás, al cual encumbraremos a lo mas alto para volver a empezar.

    Desde su fundación el PSOE convivió e hizo convivir a sus militantes no con un pensamiento único, no una misma forma de entender el socialismo sino que baso su poder en el equilibrio de fuerzas en su seno y en el debate interno.

    Perdón a todos por la extensión del comentario.

    Miguel Álvarez

    • 17 septiembre 2009 7:15 pm

      No tienes que pedir entrar porque este espacio está abierto a todos. Miguel, tienes razón en señalar las diferencias entre El País y el PSOE a un periodo de dos años. Es cierto pero no por lo escrito por Ramoneda que al fín y al cabo es un colaborador sino porque en 2007 Juan Luis Cebrían, y ya en plena guerra por el fútbol entre PRISA y MEDIAPRO, lanzara una dura andanada contra Zapatero.

      Afirmas y comparto que “El País está donde siempre ha estado. Es decir, en un posicionamiento de socialdemocracia light , muy cercana al espectro mas liberal de la socialdemocracia”. Es decir, en un posicionamiento ideológico muy similar al PSOE. Consecuentemente no debería existir esta tensión de no ser por la osadía de Zapatera de tocar los intereses del monopolio de la televisión de pago que durante 20 años ha estado del lado de PRISA.

      En el Comité Federal no pasará gran cosa porque el dinamismo interno de otras épocas está desterrado. No tanto por el culto al líder como por ausencia de referentes alternativos. Tenemos compañeros que les quitan el Ministerio y se enfadan, alguno como Sevilla espera el tiempo necesario para seguir en nómina mientras se consume el periodo de incompatibilidad y cuando ya puede encontrar trabajo anuncia que lo dejan. López Aguilar es un mal ejemplo, dejó su puesto en la oposición en Canarias para buscar no se sabe qué en Bruselas. Al final, ni en un sitio ni en otro. Si consiedro un error muy grave lo de Jáuregui.
      Borrel fue la esperanza perdida principlamente en una mala tarde parlamentaria y en un par de colaboradores corruptos. Otros, pueden tomar la palabra en el Comitñé Federal pero no lo harán. De otro lado, los llamados barones territoriales de hoy tienen un perfil más bajo que los de hace una o dos décadas.

      De todo esta situación podemos culpar a Zapatero, es lo cómodo, siempre resultó más fácil navegar a favor de la corriente pero hasta llegar a esta situación muchos militantes y dirigentes han callado.

      En el PSOE, como bien escribes, siempre “convivió e hizo convivir a sus militantes no con un pensamiento único, no una misma forma de entender el socialismo sino que basó su poder en el equilibrio de fuerzas en su seno y en el debate interno”. Pero el que esta situación haya cambiado no culpo tanto a Zapatero como a la militancia en su conjunto ymuy especialmente al conjunto de dirigentes y referentes del partido. La experiencia de las últimas disputas internas fueron tan duras que ahora se ha optado por un prietas las filas del que todos somos responsables.

      Como dejé escrito en otro blog: mientras llueva, creo que muchos prestaremos nuestros humildes e insuficientes paraguas, a quien es objeto de una campaña tan injusta como interesada. Saludos y reitero la bienvenida a este espacio.

  6. 18 septiembre 2009 12:30 am

    Pues yo estoy muy de acuerdo en la línea en la que se ha expresado Miguel, y así lo he expresado en otros foros. He visto lo que pienso reflejado en los editoriales de El País en las últimas semanas, al margen de que haya pique por la concesión de la TDT de pago a Mediapro en vez de a Prisa. Y aclaro que soy de izquierda y simpatizante y votante del PSOE y Zapatero, no me he visto perjudicado porque tengo una empresa y que el gobierno me haya estropeado el negocio negandome los derechos de retrasmisión del futbol.

  7. 18 septiembre 2009 6:43 am

    En los editoriales de El País hay criticas que comparto. En este blog se han criticado decisiones, actuaciones o pasividades del Gobierno Zapatero, esa no es la cuestión. Lo que es muy cuestionable es el bandazo que desde PRISA se ha dado con respecto al PSOE de Zapatero, porque este grupo se sienta agredido en sus intereses empresariales. Aquí hemos criticado las reformas que el Gobierno está preparando en materia de inmigración, algunos titubeos sobre el aborto -confiemos que con el dictamen favorable del Consejo de Estado, el Gobierno se anime a dar un paso importante-. Aquí, también se ha criticado por ctiva y por pasiva la negativa del actual Gobierno a dar un paso firme y definitivo en el avance hacia la aconfesionalidad del Estado y por abolir los privilegios de la Iglesia. No se trata de de evitar las críticas, tampoco de mostrar enfado porque el periódico de referencia para los socialistas haya decidido emprenderla contra Zapatero. Un periódico solvente, riguroso y serio responde a una línea editorial, en este caso digamos que próxima al PSOE; que defienda o ataque al Gobierno en virtud de las políticas emprendidas parece razonable, no tanto si lo hace en defensa de sus intereses.

    PRISA juega a poder influir en esas decisiones fomentando una respuesta crítica en el seno del PSOE. No es ésa misión del periodismo. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: