Skip to content

Del rostro de Camps a la crónica gestual

5 octubre 2009

Dijo el gürtelindo mejor trajeado, y repite su aparato de propaganda, que se reunió con Rajoy para hablar de economía y de lo malo que es Zapatero. Todos sabemos que son palabras de distracción y engaño. Puede que estas declaraciones  sean producto de alguna alucinación, de cierto tendencia al onanismo compulsivo,  que estén motivadas por los efectos colaterales de una insolencia infinita o que simplemente obedezcan un acto más de desvergüenza política a la que nos tienen acostumbrados ciertos políticos que pretenden el atontamiento ciudadano.

Vean el vídeo y mientras escuchan la paranoica verborrea del señor con traje y corbata, observen el rostro de la periodista situada detrás del protagonista. Es de suponer que se trata de una reportera que cubre la información alargando micrófono o grabadora hasta el ínclito señor que tiene la palabra. Observen el rostro de esa mujer porque igual nos ha proporcionado una nueva forma de hacer periodismo. Sorprenden sus gestos. Los periodistas que cubren estos actos suelen estar situados al otro lado de las cámaras. En el guión que tienen que representar no hay espacio para las manifestaciones de aprobación o rechazo, de aceptación o repudio pero ante el cúmulo de sandeces que escucha, esta mujer no puede controlar los estímulos que recibe y su gestualidad se nos muestra tan natural como explícita.    

Quien escribe no será capaz nunca de transmitir en un texto las sensaciones que le provocan declaraciones tan zafias y trampas tan evidentes. Si el arte de la gestualidad es parecido al de las adivinanzas, porque hay que descubrir de lo que se trata sin que nos lo digan, en este caso todos recibimos el mensaje con suficiente claridad. Al principio su rostro no dice nada especial pero conforme divaga el señor al que apuntan todos los micrófonos, la expresividad en la cara de la periodista va transmitiendo señales de sorpresa e incredulidad, como si se percatara de pronto que le están, que nos están, tomando el pelo. Sus ojos nos delatan la inocencia de quien no puede dar crédito a tanta desvergüenza y zafiedad. Periodistas y blogueros, démonos por vencidos; la mejor crónica, la mejor columna de opinión está escrita en el rostro de esta mujer.

En la blogosfera:  

Bochorno en Canal 9, de Miguel Ángel Vázquez

Anuncios
6 comentarios leave one →
  1. 5 octubre 2009 12:56 pm

    Salud

    Pues tiene razón. Había visto el vídeo, pero no me había fijado en la periodista que gesticula, y comparto que es el mejor comentario que se puede hacer al discurso descarado del político de turno.

    Hasta luego 😉

  2. 6 octubre 2009 11:15 am

    En efecto, uno tiene la impresión de que la criatura va a vomitar de un momento a otro sobre el traje, pagado por vete a saber quien, del que más que hablar desbarra con ese cinismo mecánico que les han imbuido, a través de un chip implantado, a todos los peperos con carguito.

  3. 9 octubre 2009 8:53 am

    A mí, que dada mi coincidente profesión he estado en más de una ocasión en similares situaciones -con la grabadora en ristre, alargándola hacia elpersonaje que hace declaraciones-, no sé por qué me da que la periodista gesticula porque se orina y trata de contenerse…

  4. Scila permalink
    21 diciembre 2011 10:20 am

    ¿habrá ordenado suprimir el vídeo?ya no está visible.

  5. Scila permalink
    21 diciembre 2011 10:21 am

    ¿Quien habrá ordenado suprimir el vídeo? Ya no está visible.

Trackbacks

  1. Mesa de redacción » Camps, el camino del zen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: