Skip to content

La Iglesia y su modelo de familia

31 diciembre 2009

La familia cristiana, ¡qué pesadez! Me refiero a los del domingo pasado, a esos de la manifa ecuménica; me parecen tan corrientes como otros domingueros de cerveza, par de hijos y polémica por el penalti de la noche anterior. Se aburren o se dejan seducir.

—Los abortos de hoy son responsabilidad de Zapatero. ¡Con Aznar eso no pasaba!, afirma mi primo el facha.

—¡Hombre, Ricardo, no digas eso! Cuentan que fueron más de 500.000.

Mi primo viene de Madrid con las pilas puestas y aspavientos de iluminado. Son taras heredadas, sólo cambia el envoltorio y que canturrea canciones de Julio Iglesias mientras mea. Por lo demás, igual que su abuelo paterno que en el pueblo pasaba por ser todo un señor,  ya saben, aquellos de misa diaria,  mantenida en la capital de la provincia y limosnas, en vez de sueldos, a sus trabajadores. Ricardo fue uno de tantos que llegó a Madrid para defender el modelo de familia de toda la vida. Entiendan eso de defender como  un simple eufemismo para no escribir imponer que luego se me ofende y me suelta un rollo doctrinario aderezado con esencias de copeina.  

Al servicio de la familia, escribe J. A. Martínez Camino y propone, igual que Rouco, a la Familia de Nazaret como modelo. Desconozco si aquella familia de la que hablan los evangelios, sería aceptada por estos radicales de hoy. Cuenta el evangelio que «María estaba prometida a José y, antes de vivir juntos, resultó que había concebido por la acción del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió separarse de ella en secreto» (Mt. 1.18-19).

Hablan y predican de la familia tradicional sin caer en la cuenta que ese modelo presenta múltiples piezas que no terminan de encajar en el puzle idílico que predican. No parece congruente con sus palabras, el modelo de una  joven soltera que se queda embarazada antes del matrimonio, pero ya sabemos que la Iglesia descodifica sus textos con registros de inspiración divina y no hay razón humana que los comprenda. Hablan de modelo de familia tradicional olvidando que hasta hace  relativamente poco tiempo mucha de la gente que se casaba no lo hacía precisamente por amor; existían los matrimonios de conveniencia bendecidos en los altares de la Iglesia vaticana. A propósito de la familia tradicional, ¿preservamos el papel que jugaba la mujer en aquel matrimonio, con la complicidad de la Iglesia Católica? 

—Padre; que mi marido me pega.

— Así lo ha querido el Señor, hija mía. Entiéndelo como una prueba, como una cruz que el Señor te ofrece en este valle de lágrimas. Debes llevarla con entrega, amor y resignación, mucha resignación.

Y en ese así lo ha querido el Señor, se justificaban agresiones físicas y emocionales,  abusos sexuales y otras violaciones. Y en aquella resignación, mucha resignación, se fomentaba la sumisión al hombre por parte de la mujer.  

Entonces, cuando aquellas violencias ocurrían en las casas y se contaban en los confesionarios, los obispos no alzaban su voz en defensa de la familia como lo hacen ahora.   Y es ahora cuando mi primo me llama como probablemente me hubiera llamado su abuelo: hereje y rojo.

No me resigno; a pesar de todo me enternecen  los marionetas. 

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. Juan permalink
    31 diciembre 2009 1:12 pm

    Además de todo lo que argumentas habría que saber más de historia (a tu primo y a los ultracatólicos, me refiero) para hablar de familia tradicional. Recomiendo leer “Historia de la vida privada. La comunidad, el Estado y la familia en los siglos XVI-XVIII” de Philippe Ariès y Georges Duby, Ed. Taurus. Deberían saber que el término “taisible” o “tacite” respondía a la validez jurídica de un tipo de sociedad familiar, incluso sin contrato escrito, válido simplemente por el hecho de tener casa y vida en común durante un año y un día. Compartir casa, vida en común, olla, sal y despensa eran los requisitos indispensables para que un grupo de personas fueran una familia en las sociedades agrícolas del Antiguo Régimen.
    Por lo demás decir que yo vivo con mi madre ciega de 87 años a la que cuido, soy homosexual y considero que soy una familia junto con ella, y no me considero familia cristiana. Mi sobrino de 25 años y su novia son mis mejores confidentes y vienen a ver a su abuela todas las semanas a estar un rato con ella. En cambio, mis sobrinas, del PP, las de la familia tradicional cristiana vienen a casa de su abuela de 24 de diciembre en 24 de diciembre y porque su tío, el maricón, les hace la comida para que su abuela esté rodeada una vez al año de toda su familia. ¿De qué familia me hablan tu primo, Rouco y Kiko Argüello?

    • 1 enero 2010 11:23 am

      Te hablan de la que nos quieren imponer. Dicen que se ataca a la familia. Juan, formo parte de una familia de esas que llaman tradicional: una mujer y un hombre que se aman y han decidido tener dos hijos. No tengo la sensación de sentirme agredido con las reformas o medidas aprobadas ultimamente. Me pregunto, cuando escucho a los roucos de turno, por qué no dejan vivir en paz. Entiendo que ellos prediquen un modelo determinado, comprendo que a sus fieles les recomienden unas pautas concretas pero a los demás sólo deberian mostrar un mínimo de respeto. Si ellos obedecen a la ley de su dios es algo en lo que no entro, lo que me parece intolerable es que ellos quieran imponer a toda la sociedad essas pautas. ¿Aún no se han enterado que vivimos en una sociedad libre donde el católico puede vivir como católico y los que no lo somos podemos vivir conforme a otros principios?

      Juan, un placer saber de tí. Un abrazo.

  2. 31 diciembre 2009 4:58 pm

    La familia Trapisonda, un grupito que es la monda. Así se llamaba una famila protagonista de un tebeo, y es lo que me recuerda Rouco y Cía.
    Solteros, que hace votos de castidad, que someten a las mujeres (monjas) dejándolas en soldados rasos y en ayudantes de cámara, que cuídan demasiado bien de los monaguillos y de los niños de las catequesis, que suelen tener un ama de casa que en alguna vez se queda embarazada, “sin saber de quién”. Esta es la familia ideal. ¡Hay que tener poca vergüenza!

    Amigo, te deseo lo mejor para 2010.

    Salud y República

  3. 1 enero 2010 1:35 pm

    Primero, lodetuprimo… A mí más que “enternecerme” me deja más bien “espantada” ese tipo de posicionamientos “idiotas”, porque “llegado el momento”, ese momento indeseado, esas gentes son de temer, claman a favor de los populistas y arrojan al fuego a los que propugnan el cambio, a los rojos, comunistas, izquierdistas, intelectuales, ecologistas, y/o cualquier otro CON pensamiento, ejerciente de su capacidad reflexiva, SÍ me dan Miedo…

    Segunda Cuestión: me escribiste…
    * A las 29/12/2009 11:18:00 , Júcaro ha dicho…
    Paquita, para responder a esta derecha montaraz y obscena, a propuesta de RGAlmazán de el blog Kabila, hemos quedadno en publicar un post en los primeros 5 días del año del centenario. Se trata de llenar la blogsfera de poemas o referencias al poeta. Besos.

    * y en el blog de Felipe pone…
    El día 5 de Enero inundemos
    la red con poemas
    de Miguel Hernández
    ante la felonía fascista
    sufrida en su Orihuela natal

    ENTONCES ¿? ¿el 5 o los primeros 5 días?

    BESOS Y AIRADA MAÑANA -en Madrid es lo que hace- PAQUITA

  4. 1 enero 2010 2:16 pm

    Primero, lodemiprimo: reconozco que es es para echarle de comer a parte y que cuanto dices es razonable. Ya ves, será eso del vínculo familiar o cualquier otra cosa pero por muchos que discrepemos y nos digamos uno al otro, lo facha o lo rojo que es el otro, hay un cierto vínculo que hace que nuestras discrepancias no pasen a mayores. Los dos pensamos casi lo mismo del otro pero somos capaces de pasar una tarde juntos y reincidir al cabo de un tiempo.

    Segundo, como lo mejor siempre es recurrir a las fuentes, copio y pego: ” Desde aquí, lanzo una campaña para que en los primeros días de Enero, por ejemplo, los cinco primeros días, entre los visitantes kabileños blogueros, seamos capaces de homenajear a Hernández para contrarrestar esta acción ignominiosa de esta gentuza del PP de Orihuela. Podríamos sacar una entrada sobre el poeta o su obra o sobre algo que tenga relación con él. De esta forma le recordaremos en su centenario compensando este tremendo desafuero. Así mismo os ruego que al mismo tiempo citéis el artículo donde se puede ver estos lamentables poemas, para resaltar la infamia y poca vergüenza del tal Barcala”. El enlace es
    http://rafa-almazan.blogspot.com/2009/12/miguel-hernandez-ultrajado.html

    Se pretende concentrar en esos primeros días del año del centenario pero supongo que lo importantes es contribuir en la difusión de la poesía de Miguel Hernández. Besos.

Trackbacks

  1. El arte de la guerra » Si hubiera algo que destacar… (IX)
  2. El obispo de Córdoba « 14 de abril

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: