Skip to content

Poemas contra el ultraje: Miguel Hernández

3 enero 2010

Es Alberti el que lo ve. Hace más de dos años que no se hablan, desde la bronca pelea en la sede de la Alianza de Intelectuales Antifascistas que presidía Alberti, en Madrid, en el palacio de los Heredia Spínola, en el primer año de la guerra. Llegaba cada día Miguel Hernández del frente, donde participaba activamente, animaba a las tropas y llegó a ser comisario político con El Campesino. Y se encontraba con el ambiente de francachela de aquel oasis de neoseñoritismo de mono azul y alpargatas, en cuyas mesas corría el vino y se tomaban las más peregrinas decisiones sobre suertes ajenas. Un día, indignado por el contraste entre la situación dantesca que viven los soldados en el frente y lo que ve en el palacio de los Heredia Spínola, aún con los restos de una buena comida en la mesa, se acerca al encerado que preside la sala, todavía Miguel Hernández con el uniforme transpirando el sudor del frente y escribe: La arboleda perdida, se apresurará a falsear la verdad abiertamente cuando afirme que “la última vez que vi a Miguel fue en Madrid, cuando después de intentar convencerle de que se refugiase en la Embajada de Chile, escuché de Hernández que se iría andando a su pueblo.”.

-Aquí hay mucho hijo de puta y mucha puta.

A la vista de que la única mujer presente en la sala era María Teresa León, ésta arremete contra Hernández y le asesta un puñetazo de inusitada contundencia, que le voltea y le rompe un diente. Habían dejado de hablarse; era el otoño de 1936. Ahora, en Monóvar, Alberti, que ha visto acrecentarse su poder durante la guerra, intenta congraciarse con el poeta de Orihuela:

-Tú ya sabes cómo son las mujeres, Miguel. Pero si tú quieres, te puedes venir con nosotros. Arreglo las cosas para que se te haga un hueco en el avión y te vienes con nosotros a Argelia.

Miguel Hernández contestó secamente:

-Yo me vuelvo a mi pueblo.

De esa historia será testigo Irene Falcón. Ella va a compartir con Alberti y María Teresa, y a quedarse aún un día más, una vez que la pareja haya volado rumbo a Orán, una hermosa casa cercana al helipuerto, en donde toman té ruso con unos dulces… mientras en los alrededores, en Elda, en Monóvar, cunde el pánico. Irene Falcón se lo contará todo a Romero Marín con cierta ingenuidad.

Alberti va a sellar ese encuentro suyo con Miguel Hernández con la llave del silencio. Tiene la percepción de que, en la medida en que hubiese suturado la herida de esa enemistad, podría haber evitado la muerte de Miguel Hernández. Va a contar la historia, tiempo después, y tergiversada, a algunos amigos, pero en el caso de que Alberti escriba unas memorias, y de que a éstas le dé por llamarlas

-Tú lo que deseas es que te maten, Miguel. Es al único sitio donde no puedes ir.

Y se habrían fundido en un abrazo

Caza de rojos

Jose Luis Losa

Editorial: Espejo de Tinta

Con esta anécdota tan elocuente de su carácter como poco conocida, me sumo a la propuesta lanzada por Rafa en respuesta al ultraje perpetrado por un canalla y jaleado, con dinero público, por una patulea de imbéciles. Insolencia. Es lo que tiene la caverna; insolencia y muy poca vergüenza.

Nada más patético que un engreído que se considera poeta cuando no pasa de ser un torpe «juntaletras», un poetastro ramplón de tres al cuarto, un atolondrado ególatra y pedante.

Miguel Hernández murió, «muere un poeta y la creación se siente/herida y moribunda en las entrañas». Sí, Miguel Hernández murió en las mazmorras franquistas destrozado por la enfermedad, el hambre y la injusticia. Ahora, «yugos os quieren poner/ gentes de la hierba mala…», vuelven a intentarlo tal vez para satisfacer fobias y rencores o porque saben que si mataron al hombre dejaron vivo al poeta y porque en sus versos aparece el coraje, la honestidad, que expresó en vida. Por ello, cuando dice el juntaletras que su libro a Miguel Hernández le gustaría muchísimo, demuestra tanta pedantería como desfachatez. A la luz de estos desvaríos apostaría que el bravo de Miguel volvería a escribir algo parecido:

Aquí hay mucho hijo de puta” y mucho mamarracho, añado.

Como se trata de reivindicar la figura del poeta en el año hernandiano y de responder inundando de poemas la blogosfera, selecciono un par de estrofas que considero muy oportunas al caso:

Los que no habéis sudado jamás, los que andáis yertos

en el ocio sin brazos, sin música, sin poros,

no usaréis la corona de los poros abiertos

ni el poder de los toros.

Viviréis maloliento, moriréis apagados:

la encendida hermosura reside en los talones

de los cuerpos que mueven sus miembros trabajados

como constelaciones.

Del poema El sudor,

de Viento del pueblo

A continuación se enlaza lo publicado en otros blogs con la intención recopilar todos los post dedicados al poeta durante el primer mes del año hernandiano y como respuesta al intento de manipular su memoria:

Adria BenetAgustín, Aljatib, Alejandro Armengol,  Alfredo Domínguez, Ana, Ana Alvarado, Andrés Pulido, Angels Martínez i Castells, Antonio, Antoine Martí, Antonio Rodríguez, Anusky66, Arturo, Asociación Cultural PMH, Assur, Benito Páramo El Pinto, Bernardo Ríos, Boletín Informativo, Blanca Flores, Blogge@ndo,  Cani Mancebo, Carlos, Carlos Navarro, Carmen, Carmen Moreno Martín, Carmen RojasCastillos en el Aire, CCVF, Chemarubiov, Comandante de Campo Cohen, Cosette Bonnelly, Cruz Díaz, Culturajos, Darabuc,  David Ruiz, David Suárez, Diario de Juglares, Dilaida, Eduardo Montagut Contreras, El transcriptor, Encarna Redón, Ernesto, Fabrizio Castro, Felipe, Francisco Legaz, Francisco Sau Boix, Gabriel Meléndez, Gloria Calero, Harmonie Botella, Isabel Martínez, Iván,  , Javier Benítez Láinez, JoaquimJorge Sánchez, José Puerto Cuenca,  José ZúñigaJuan Murillo, Julia, Kutxi, Laura, Lembranza, Librería Primado, Líster, Lola Mariné, Luis Díez, Lux Aeterna, Mamen, Marcos Cadenato, María, María Jesús Paradela, Marian, Mariano Planells, Maribel González MartínezMariClaudia,  Miguel Ángel García, Mjesús, Montse, Murcia ConfidencialNynaeve, OsgiliathPaco Piniella, Paquita, Palmeral, Patricio Peñalver, Pedro DíazPilar de la Higuera, Pilar Rego, Ramón Pacheco, Raticulina, RGAlmazán, Rosa Cáceres, Rubén Ferrandiz, Severino, Songo,  Sota, Sinimey, Susana, Taller de Arte Gramático, Tecla, Trankilo,VallekAna, Vinatea, Yolanda Alfonso Romero, Yzur

Anuncios
17 comentarios leave one →
  1. 3 enero 2010 9:18 pm

    Preciosa entrada y precioso homenaje, digno de tí.
    Además de los dos citados, ha publicado también sobre el tema Sota desde aquí.

    Salud y República

  2. 3 enero 2010 9:25 pm

    Por cierto, amigo Júcaro, me ayudaría bastante si colocas todos los enlaces de las entradas del poeta que ves, como has hecho hasta ahora, para que yo les cite en la entrada que prepararé el cinco de Enero. Graicas

    Salud y República

  3. 4 enero 2010 1:07 am

    Yo también me apunto a la llamada kabileña y con el mismo poema aunque diferentes versos.

  4. Haydee permalink
    4 enero 2010 2:24 am

    Hermoso homenaje a la luminosa envergadura del poeta!!!!
    Sigue en pie en nuestros corazones y en la inexorable lucidez de la memoria.
    La memoria histórica no puede ser envilecida por cobardes de la mala hierba!!

    “Cierra las puertas, echa la aldaba, carcelero.
    Ata duro a ese hombre: no le atarás el alma. ”
    – MIGUEL HERNÁNDEZ –

  5. 4 enero 2010 11:33 am

    Os adjunto una interesante página sobre la vida y obra de Miguel Hernández para este Centenario de su nacimiento en el 2010:

    http://mhernandez-palmeral.blogspot.com/

  6. 4 enero 2010 2:56 pm

    Finalmente he optado por lo publicitado por Felipe -cuaderno de un izquierdista- en su página y que es Publicar a Miguel mañana día 5 de enero -7 de la mañana para más detalle- Título: Más allá del Odio, creo que es así… esta cabeza. Besos: PAQUITA

  7. Alfredo permalink
    4 enero 2010 7:17 pm

    En estos tiempos de tanta hipocresía conviene hacer llegar el mensaje de Miguel, borrar la imagen que algunos quieren que tengamos y trazar bien claro su nombre por encima de banderas y mediocridades. Hay mucha ignorancia.
    Saludos cordiales y gracias por citarme.

  8. Rubén Ferrándiz permalink
    5 enero 2010 1:31 am

    Quiero agradecer que se me enlace en esta entrada en la bitácora 14 de abril. Siempre es grato descubrir como tus palabras sí son leidas con atención y más aún descubrir nuevos espacios a los que seguir. De nuevo gracias.

    En cuanto a Miguel y el libro del poeta (no pienso nombrar el nombre del libro ni el del poeta para no darles publicidad) yo he sido en mi blog más blando, por decirlo de aguna manera, que aqui, pero comparto con 14 de abril el trato que se merecen quienes se atreven a usar el nombre de Miguel Hernández de esa forma.

    Saludos.

  9. 5 enero 2010 6:22 pm

    No estaba muy seguro de quien había partido la iniciativa, pero me he sumado a ella con agrado. Por cierto, me ha encantado tu post. No conocía la anécdota que mencionas. Un saludo!

  10. 6 enero 2010 1:42 pm

    El problema de la poesía de Miguel Hernández es tener que competir con Lorca o Machado en una generación bestial para la creación de la España del primer tercio del XX. Miguel Hernández a pesar de ello no puede ser el hermano menor, y el centenario puede servir sobre todo para reforzar su imagen en el extranjero.
    Eso es lo que creo como aportación al debate, lo de la anecdota pepera es mejor olvidarla.

  11. 7 enero 2010 7:26 pm

    Un fuerte abrazo solidario

  12. 11 enero 2010 10:57 am

    Es una gran alegría ver la cantidad de blogs que, recién iniciado 2010, han querido homenajear a Miguel Hernández, y es una satisfacción muy grande formar parte de ellos.

  13. 18 enero 2010 10:36 am

    Cuando vaya a casa de mis padres, tengo que revisar la biografía de Miguel Hernández, más que nada porque yo este episodio lo recuerdo algo diferente.

  14. Enrique Castro permalink
    21 enero 2010 5:01 pm

    Aprovecho la ocasión para darte la bienvenida oficial a Red de Blogs Socialistas compañero.

    Un abrazo.

  15. 24 enero 2010 10:09 pm

    YA QUE PASO POR AQUÍ… te saludo.
    Paciencia y buenos alimentos -fórmula magistral de tiempos antiguos para sobrevivir y sobrevivirnos, que funciona… muchas veces, que no todas-
    Besos de una amiga residente en Madrid: PAQUITA

  16. 16 mayo 2013 10:38 pm

    Hello There. I found your blog using msn. This is a very well written article.
    I’ll be sure to bookmark it and come back to read more of your useful information. Thanks for the post. I’ll definitely return.

Trackbacks

  1. Poeta del pueblo: Miguel Hernández. Homenaje contra el ultraje : Blogografia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: