Skip to content

!Vivan las condenas!, o el andar de los cangrejos

26 enero 2010

Hubo un día que soñaba con una reforma constitucional en toda regla. Aspiraba a pasar página del Título II,  hacer de España un Estado laico, avanzar permanentemente en el reconocimiento de los derechos sociales y no cejar en el empeño de erradicar los privilegios,  la precariedad laboral, la discriminación y la injusticia. Hoy, tal y como está patio, si se afrontara una reforma constitucional me temo que fuera para socavar el estado de las autonomías, marcar diferencias entre el español de España y el resto de sus habitantes o para instaurar la cadena perpetua.

En estos días, por una simple coincidencia en el aniversario de la muerte de Marta del Castillo, Javier Arenas propone abrir el debate de la cadena perpetua porque así lo pide la calle. Lo peor de estos políticos que ejercen a golpe de titular es que conocen las experiencias de otros lugares y saben de sus resultados. Saben también, que ésta y otras condenas más radicales no suponen solución alguna. Si lo fuera, en EEUU o Italia, que la aplica para ciertos delitos, no habría delincuencia ni asesinatos.

Hay una serie de invocaciones que suelen repetir, como en una letanía monocorde, quienes se manifiestan defensores del endurecimiento de las penas:  «para evitar el dolor de las familias», «para librar a la sociedad de asesinos» o «para acabar con los terrorismos». Por fortuna, desconozco si el dolor de la familia se alivia con cualquier tipo de condena. En todo caso, se trata de hacer Justicia y no de ejercerla en función del dolor, ni de legislar desde la emoción. La sociedad más dura penalmente, no se libra de las atrocidades que llevan a determinados sujetos a la cadena perpetua o a la pena de muerte. ¿Algún violento, en el momento del acto de violencia más vil, ha dejado de cometerlo por temor a sus consecuencias legales?

Podemos continuar con los mecanismos ancestrales de acción reacción. Dejarnos llevar por el instinto, el dolor o la rabia. Sabemos que el hombre, desde que es hombre, ejerce la violencia y que los castigos más duros no han logrado erradicar las conductas asesinas, criminales.

La Carta Magna que tanto deseaba reformar hace algún tiempo,  tiene escrito que: «Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social». Hacer efectivo este propósito cuesta dinero, mucho dinero; pedir la cadena perpetua sale gratis, incluso me temo que pueda reportar un buen puñado de votos.

Así las cosas, si me piden apoyar una reforma de la Constitución, me lo pensaré mucho; temo que iniciemos el andar de los cangrejos.

Me interesó aunque en algún caso no lo comparta, lo escrito por: Eifonso Lagares,  Hugo Martínez Abarca,  Mercè Perelló, Pedro de HoyosSchevi.

Anuncios
12 comentarios leave one →
  1. JUANRRA RODRIGUEZ DEL RIO permalink
    27 enero 2010 1:34 am

    Muy buenas todos/as Gracias a PSOE que nació el espiritu constituccional que es un espiritu de igualdad.Tengo 36 años y el Psoe me representa un profundo y legitimo orgullo ademas de una GRAN VOCACION de servicio para la Sociedad.Hemos tenido y tenemos una eduacación con muchos principios,Igualdad,Compañerismo,Solidaridad,etc………..
    VIVA PSOE

    • 27 enero 2010 6:49 pm

      Juanrra, me alegro que te sientas tan bien representado por el PSOE. Yo tengo mis dudas. En ocasiones sí me siento representado por este PSOE y en otras no me reconozco en este partido.

  2. santi permalink
    27 enero 2010 7:54 am

    Primero se abrió el debate del endurecimiento de las penas y se endurecieron. Ahora piden la cadena perpetua. Si seguimos así, lo próximo será pedir que se abra un debate sobre la pena de muerte.

    • 27 enero 2010 6:55 pm

      Santi, si hoy se abordara una reforma de la Constitucional estoy convencido que las libertades y derechos ciudadanos se recortarían. En el tema de las condenas caminamos hacia la cadena perpetua . Peor incluso, puede que el PP no tenga entre sus objetivos incluirla en su programa electoral pero no le quita el sueño hacer guiños constantes a un electorado de extrema derecha que no quiere perder.

  3. 27 enero 2010 10:06 am

    Buenos días.
    Júcaro, tu primer párrafo es para enmarcar y personalmente me quita muchas horas de sueño. Creo que ése es el debate que deberíamos potenciar: analizar por qué se ha llegado a esta situación y cómo corregirla.
    Recalo aquí a través del blog de Mercè, y la verdad es que me impactó leer su opinión viniendo como viene de una persona progresista.
    Algo no funciona bien en nuestra educación como ciudadanos cuando los defensores de los derechos humanos y los garantes del bienestar de la ciudadanía promueven estos debates y (sobre todo) no reciben la respuesta contundente que deberíamos dar.
    Magnífica opinión. Un saludo.

  4. 27 enero 2010 7:03 pm

    Anna, te agradezco el comentario.

    En referencia al post de Mercè, te diré que lo leí una vez escrito este – tengo costumbre de, con cierta frecuencia agregar al mío la opinión publicada en otras bitácoras. Opiniones es una referencia para mí.

    Como creo no conocer tu blog, me paso en cuanto tenga un rato. Gracias

  5. 27 enero 2010 9:35 pm

    Algunos melones hay que asegurarse que están maduros antes de abrirlos.

    • 27 enero 2010 11:07 pm

      Totalmente de acuerdo. Lo complejo es saber cuándo es el momento y para qué queremos abrirlo.

  6. 27 enero 2010 10:00 pm

    No creo que haya que darle más improtancia a la opinión del PP. Ese partido es un sin dios, cada día sacando un debate distinto inconexo con el anterior y absolutamente irrelevante dentro de la problemática que nos ocupa.
    Hay veces que se dice que el PSOE promueve debates para no hablar de economía, pero tengo la sensación que el que lo hace es el PP, no para no hablar de economía en si, si no para no decir que tipo de reformas quiera hacer que es distinto.

    Respecto a la cadena perpetua revisable, pues miren ya lo propuso Rosa Díez hace un par de meses. No es más que populismo, pero tampoco me parece bien ponerse totamente en contra e indignarse. El debate está cerrado porque se necesita una reforma constitucional y ya está.
    De todos modos es algo que tienen países de nuestro entorno y no pasa nada, aunque su aplicación y su importancia me parece mínima.

  7. 27 enero 2010 11:12 pm

    Puede que tengas razón, pero me inquieta ciertas actitudes en el seno del PSOE. Permíteme, por una vez, discrepar de tu apreciación sobre la cadena perpetua porque entiendo que sí es oportuno y necesario oponerse e incluso indignarse.

  8. 28 enero 2010 12:14 am

    Por supuesto que te lo permito, faltaría más.

    De todos modos quiero apreciar una cosa respecto a la cadena perpetua revisable. Yo tengo la sensación de que la prisión ha perdido en parte el concepto de “Reinserción”. Las sentencias son firmes, los beneficios penitenciarios se producen mayormente por cosas poco útiles y bastante normalizadas, etc.
    La teoría nos dice que una persona, en el momento esté capacitada para la “reinserción” debería salir. Si no sale es por la otra parte de la ralidad penitenciaria, el “castigo”.
    Yo tengo la sensación de que la cadena perpetua revisable cumple bastante bien este principio de que la persona salga de la cárcel en el momento esté capacitada para reinsertarse en la sociedad, por lo menos sobre el papel.
    Luego están los problemas, los errores, las injusticias, etc. Pero este es el principio que me lleva a pensar que la idea no es tan brutal y descabellada.

  9. 28 enero 2010 8:09 pm

    Si la prisión ha perdido o, mejor aún, nunca ha tenido ese carácter de reeducación y reinserción social es por la falta de recursos materiales y humanos suficientes. Efectivamente ese mandato constitucional sólo es un objetivo hermoso que muchos desearían borrar de nuestra Carta Magna, otro motivo para no apoyar, hoy en día, una reforma constitucional.

    Si la privación de libertad no cumple ese objetivo constitucional, más que endurecer las penas lo idóneo sería tomar las medidas adecuadas para conseguir ése objetivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: