Skip to content

Del dedo, el clítoris y otras materias de blogs

22 febrero 2010
tags:

Hasta aquí, señores míos, hemos dado forma de quáles deben ser los maestros que se han de elegir en las repúblicas y universidades para enseñar la juventud; agora me pareçe  que debemos hablar çerca  de la diligençia y industria que deben tener para enseñar bien los discípulos: cómo se han de haber con ellos en cualesquiera doctrinas y artes. Pues quanto a lo primero, me paresce a  mí que deben los buenos maestros enseñar a sus discípulos  a callar mucho y hablar poco y muy pensado, porque moço parlero nunca habló cosa de provecho

El Scholástico
Cristóbal de Villalón

Perdonen la pedantería, pero tengo este libro entre manos y, al leer  el  fragmento que encabeza este post, no pude por menos que relacionarlo con algún acontecimiento reciente acaecido en el ámbito universitario y en cómo alguien —¡Jose Marí Presidente!— no aprendió aún a diferenciar la tarima de una universidad del atril de cualquier acto político. Perdonen, de igual manera, la pretensión de usar como pretexto esta obra para hacer un resumen semanal de lo publicado por la RBS.

Estas últimas jornadas podrían pasar por un juego surrealista pero también como un paso más en esa deriva con la que nos advierte Javier Caso Iglesias al escribir que la ciudadanía emprende caminos ajenos a la democracia cuando ésta se ha pervertido. No le faltan argumentos para alertarnos de esa posibilidad al comprobar cuánto de simulación, malabarismo  o filibusterismo político se observó en el Congreso. Éste, una vez más,  se convirtió en la habitual jaula de grillos y en el escenario para la lectura del enésimo discurso catastrofista de Rajoy. Malos tiempos para la política que ni rectifica ni se retracta y no deja resquicio para algo tan humano como el reconocimiento de una equivocación. Se ignora o peor aún, se esquiva eso de que nuestros errores nos dan oportunidad de aprender y crecer. Malos tiempos para la política cuando abundan los que se muestran ansiosos en recorrer los atajos para alcanzar o mantener el poder y proliferan quienes  están más pendientes de los electores que de los ciudadanos. Malos tiempos si la respuesta de un líder, ante la adversidad, se expresa con un dedo.

En uno de los capítulos del libro se trata de las lecturas que se deben recomendar. Si me  lo permiten, os propondría la lectura del periódico conservador más longevo del quiosco. No sólo por el deseable contraste de opciones, sino para reconocer los recursos, manipulaciones y confusiones a las que todos los medios tendenciosos suelen recurrir. Si sublime fue la mirada del asesino, no ha sido menor el  juego surrealista del clítoris de ABC. Sí, porque el muy conservador, monárquico, católico y  ponderado periódico parece pasárselo en grande convirtiendo una subvención para la investigación médica, con aplicaciones en el campo de la genitoplastia, en motivo de chanza y burla. Entendería, tanto alarde si, en su defensa de la doctrina liberal, se manifestara contra toda subvención, incluida la del papel prensa o las que recibe la Iglesia, pero no es el caso. Prefiere  tratarlo manoseando lascivamente el nombre de una ministra con un falso despilfarro y, ¡oh sorpresa! con la excitación sexual. Significativamente,  el muy conservador, no lo hace en las páginas de su negocio con la prostitución y contactos. ¡Ya ven! Un periódico tan conservador como católico disfrutando  y haciendo gozar con estos menesteres. Definitivamente, como escribe Reven, nada es lo que parece y las diferencias resultan semejanzas no sólo entre Oriente y Occidente.

En El Escolástico hay espacio para reprobar la servidumbre y loar la libertad. Good news! para nuestro gobierno cuando hace avanzar la Administración electrónica y los reproches para la pretensión de propiciar el lucro de accionistas frente a los intereses y derechos de la sociedad o cuando tenemos a quien actúa como Ministro de Telefónica y cuando se está dispuesto a limitar la capacidad informativa de la red sometiéndola al control de empresas y gobiernos.

En el libro de Cristóbal Villalón, por último, hay un capítulo en el que un maestro persuade que ninguno se debe quejar de la Naturaleza. Y, aunque se refiere a nuestra negligencia y poco cuidado en adquirir eso que llaman saber, la ocasión la pintan calva para enlazar con otras negligencias y escasos cuidados. Aunque tengamos un presidente que está en su sitio, la ordenación del territorio es una asignatura pendiente cuando no un absoluto despropósito. En el cómodo dejar hacer de las administraciones o en la ineficacia de éstas, encontramos buena parte de las causas que originan estas inundaciones. Llover, llueve, desde luego, pero no puedo olvidar algo que escuché hace unos días: De vez en cuando los ríos y arroyos nos presentan enojados sus escrituras de propiedad. Como cuesta tanto rectificar y aprender de la experiencia, pasadas las lluvias, se repetirán las mismas prácticas para volver a construir en cualquier lugar y reincidir en la usurpación de los dominios de los cauces naturales del agua.

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. 22 febrero 2010 12:52 pm

    Júcaro, uso el nick Reven, no Raven jaja.

    Buena entrada, sigue así 😀

    • 22 febrero 2010 3:46 pm

      Como escribía de las dificultades que tienen algunos para reconocer sus errores, no quisiera parecerme a semejantes personajes. Te pido disculpas.

  2. 24 febrero 2010 9:18 am

    Quedé estupefacta y paralizada con el … mandato? …. mandamiento? … reglamento?….: ” los buenos maestros deben enseñar a sus discípulos a callar mucho y hablar poco….”
    Parece arcaico pero lamentablemente es actual.!
    Los maestros que instamos a los jóvenes a expresar sus propios juicios de valor y a manifestar sus inquietudes … ¡ Somos llamados al orden! por las jerarquías.
    Es evidente que el objetivo del poder es generar seres atrofiados que no ” hablen”…para lograr moldearlos a su antojo convirtiéndolos en ” descerebrados”
    El tema es luchar para cambiar esta realidad que se expande como un reguero.
    Durante la época militar argentina había una consigna que se reiteraba :” El silencio es salud”.
    Por lo visto nada ha cambiado.

    • 24 febrero 2010 6:47 pm

      El texto pertenece al siglo XVI y sin embargo, efectivamente, parece actual. El libro recopila una serie de diálogos ficticios allá por 1528 entre doce personajes relacionados con la Universidad de Salamanca, sobre la educación del universitario ideal.

      En todo caso, y por trasladarlo al presente y en espacios democráticos, obsérvelo como una invitación al hablar pensado. La capacidad de compartir nuestras ideas nos acerca a un saber compartido. No se trata de una llamada al orden para no hablar, sino para hablar sensato; no para callar, sino para consolidar nuestra capacidad de comunicación.

      Saludso

  3. 24 febrero 2010 9:45 am

    De descerebrados, el poder y la soberbia…

    Hola Haydee, tengo una compa en la Uni. que se llama como tú, y como tú -supongo- es argentina.

    Yo venía por lo porno…

    * febrero 24, 2010. Un post pornográfico… (+ Júcaro)
    (Publicado en 2010 Febrero 4 por Júcaro en su blog 14 de abril. PAQUITA) 14deabril.wordpress.com/

    No hay peor lujuria que pensar. Cuando hace unos meses reproduje Opinión sobre la pornografía, de Wislawa (…)

    Buen día -soleado y ventoso en madrid- tengamos: PAQUITA

  4. 24 febrero 2010 6:48 pm

    Me encanta que me lleves a tu blog. Gracias.

  5. 25 febrero 2010 10:21 am

    Un post intenso, y quizás por ello certero. La cosa está muy malita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: