Skip to content

El albor de otra España

14 marzo 2010

CRISOL - Periódico trimestral

Lectura completa pinchando en la imagen

La víspera electoral, Madrid apareció con una fisonomía insólita.    Cuanto ocurría en las calles tenía una relación inmediata con las  elecciones; nada distraía al buen pueblo madrileño de esta cuestión. Volaban aeroplanos, nevando proclamas; automóviles y camiones circulaban repartiendo manifiestos y candidaturas; los ocupantes de algunos inventaron el mitin rápido, el mitin de dos minutos; estudiantes, obreros y muchachos distribuían papeles de todos colores, que el transeúnte   leía presuroso y, a veces, rompía indignado. Nadie era indiferente; la ciudad tenía abiertos todos sus poros, y  absorbía a pleno pulmón el aire electoral. También se percibía que había tomado ya su resolución, firme e inconmovible,  y que la propaganda ya no era invitación, sino demostración que corrobora  y vigoriza. Una oleada roja, de proclamas rojas, recorría todo Madrid. Inmediatamente, otra amarilla la sucedía,   que era suplantada, un instante después, por una inundación blanca. Dejemos ahora aparte el texto de algunas proclamas, escritas por plumas viles —por fortuna las alcantarillas estaban cerca—. A juzgar por la dinámica  vibración electoral, Madrid era comparable al pueblo europeo donde se ejercita la propaganda y el sufragio con mayor consciencia y civismo. Seguramente en la nación de máxima educación, no ofrecerán  las elecciones un nivel superior.

CRISOL
Martes, 14 de abril de 1931

Entradas relacionadas:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: