Skip to content

El espíritu ciudadano

21 marzo 2010
Reconociendo que el resultado de las elecciones municipales en las ciudades más importantes de España, Barcelona en primer término, crean al país una situación comprometida, de la que es difícil prever cómo va a salir, nos es grato consignar la admirable demostración, de ciudadanía que se hizo el domingo, en nuestra ciudad especialmente.
Un número extraordinario de votantes acudió a los comicios, la mayoría para depositar en las urnas un sufragio que era al mismo tiempo una protesta, y no ocurrieron incidentes lamentables. Ni la abstención forzosa y prolongada durante ocho años, ni el carácter trascendental que se daba a estas elecciones, ni las crispaduras provocadas por campañas estridentes, ni, en fin, la afluencia de electores, superior a la que se tenía calculada, dieron motivo a que se alterara el ritmo de la calle.
Nos referimos a Barcelona, por supuesto; pero la misma conducta disciplinada y serena fue la normal en casi toda España.
Vimos aquí formarse largas colas ante los colegios y resistir los electores la espera necesaria sin impacientarse nv abandonar su puesto. Soportaban después los reparos de los interventores, como nunca exigentes, y presentaban la documentación que se les pedía. Cualquiera que hubiese deseado alborotar habría tropezado con la resistencia y aún con la indignación de los demás. Y así se pudo llegar al final de la jornada sin tropiezo alguno que motivara los escándalos y violencias de otras veces. Si alguno hubo, fue una excepción y no tuvo consecuencias. La movilización, ciudadana se hizo dentro de un orden perfecto.
Esto es esperanzador én medio del desconcierto que ha seguido al escrutinio. No se ha perdido la serenidad, y suceda lo que suceda  es necesario, es indispensable que ésta se conserve. Se acercan para España acontecimientos que pondrán nuevamente a prueba, a una prueba más dura y difícil,el temple del espíritu ciudadano. Estemos preparados.
Quiera Dios que la prudencia, contención y mesura demostradas el domingo por el pueblo de Barcelona, no sufran a través de los sucesos que se avecinan el menor quebranto, y quiera también, que el ejemplo barcelonés sea seguido por todo el resto de la nación española en momentos que pueden ser decisivos para su porvenir.
LA VANGUARDIA
14 de abril de 1931

Entradas relacionadas:

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. RMC permalink
    21 marzo 2010 10:40 pm

    Buen post, un placer leerte,
    que tengas una feliz semana
    un abrazo.

  2. 24 marzo 2010 3:52 am

    Muy evocador tu post Júcaro, es emocionante poder leer semejante texto que no conocía.
    Que emocionante debió ser vivir aquellos días y aquellos acontecimientos, volverán las oscuras golondrinas?…
    Un saludo
    Salud y República!!
    Nexus.

Trackbacks

  1. González-Sinde asegura que la regulación de la propiedad intelectual “está en orden” | Articulos
  2. Ayer se proclamó la República en España « 14 de abril
  3. Notas de una gran jornada electoral « 14 de abril
  4. A pulmón lleno « 14 de abril
  5. La vasija dispuesta « 14 de abril

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: