Skip to content

ABC: Espejo moral

31 marzo 2010

¡Que poco han cambiado! (EL CLARÍN, 28 de junio de 1883)

Cuando los escándalos que afectan a la iglesia están a la orden del día, resulta sorprendente que un periódico católico, monárquico y conservador, como es ABC, salga en defensa, no de la Iglesia, algo que sería lógico, sino que haga una defensa de su jerarquía de manera torpe y necia.

En el editorial de hoy, se puede leer: «Los casos de pederastia cometidos por sacerdotes y religiosos están sirviendo como plataforma para una campaña sin precedentes contra la Iglesia Católica». A parte de tener poca memoria histórica —creo que fue Petrarca quien dijo:«la hediondez de la vida de los papas llega hasta el cielo»—, ¿pretende acaso el editorialista que callemos ante los desmanes de tanto religioso pervertido?

Muchos no criticamos a la Iglesia por estos casos que ahora escandalizan y que se han dado siempre. Sabemos que degenerados hay en cualquier ámbito y que acciones violentas y agresivas contra los menores se dan, de igual manera,  fuera de la iglesia. Lo que indigna no es que se produzcan, que también, sino la reacción tibia e indulgente para con los acosadores. Lo que no es adminisble es que ellos, con el perdón de los pecados, quieran ocultar acciones que son delitos.  Estas acciones delictivas no pueden saldarse con una penitencia eclesiástica o un traslado de diócesis, sino con la aplicación de la ley y la pena, en cada caso, impuesta por un tribunal.

«Inquisición contra la Iglesia», es el título de este editorial de ABC. A parte de resulta significativo el uso que ahora, los partidarios de la iglesia de Roma, hacen del nombre que aquella institución religiosa y exterminadora, lo que más sorprende del editorial es esta frase: «Pero a quienes reclaman que, en todo caso, se aplique el rigor de las leyes, deberían recordar que incluso las legislaciones civiles son conscientes del daño añadido que puede sufrir la víctima de violencia sexual con la recreación del crimen en un proceso penal». ¿Sugiere ABC que además, por el bien de los menores agredidos y violentados, miremos para otro lado? Hace unos meses este mismo rotativo llevó a la primera página la mirada de un inocente que ellos sentenciaron como la de un asesino.

No, no hay esperanza. La Iglesía y sus voceros se están poniendo imposibles.  Ellos parecen haber decretado las normas y procedimientos para todo lo que huela a incienso y los pederastas de santuario gritan aleluyas ante tanta proclama de impunidad. ¡Qué cosas!

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 1 abril 2010 9:02 am

    Es lo que trae que todavía en el siglo XXI un Estado aconfesional siga mezclando lo público y lo privado. Que crean en lo que les dé la gana pero como ciudadanos de un Estado Democrático de Derecho se atengan a las leyes civiles y políticas y el perdón que quede en el ámbito privado. Pero no, seguimos mezclando Iglesia y Estado y ningún gobierno, ni de izquierdas ni por supuesto de derechas, se atreve a meter mano y poner cada cosa en su sitio. Por ejemplo, la LOE (Ley Organica de Educación) aprobada por el Gobierno Socialista quita de 1º y de 2º de Bachillerato la hora de tutoría para poner la hora de religión. ¡Esto lo hacen los socialistas, madre mía!

    Un saludo, Montse

  2. 1 abril 2010 9:30 am

    Montse, soy socialista y votante del PSOE -desconozco, el grado de coherencia existente en esta dualidad-, pero ello no me impide observar con asombro y pesar cómo este gobierno ha reforzado el papel recaudatorio del Estado para la Iglesia Católica.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: