Skip to content

Semana de pinganillos y caspa

24 enero 2011

No sé por qué me meto, pero bueno. ¿Algún psicólogo de guardia? Resulta que  vengo a coincidir con la derecha más casposa y como los conversos suelen convertirse en los más fundamentalistas de cada causa, me despierto a media noche sudoroso, angustiado y con el temor de haberme transformado en  un  propagandista más de la unagrandeylibre. ¿Será un síndrome irreversible o un desajuste pasajero?

El desasosiego está producido porque, en lo referente al uso de las distintas lenguas  del Estado  en el Senado, coincido con lo que braman desde la TDT caspa y escriben en las cavernas más profundas de la prensa cañí. Es cierto que el Senado es la cámara de representación territorial como proclama  la Constitución, que la legalidad de la medida no ofrece dudas y que el gasto consiguiente, por mucho que lo manipulen con sobredosis de demagogia,   no precisa de una simple modificación presupuestaria. Aún así, ¿para qué recurrir a intérpretes cuando pueden entenderse directamente?¿Dejamos aparcado el sentido común como un recurso obsoleto e inservible?

Me inculcaron que las lenguas hay que observarlas como herramientas de integración, como un tesoro cultural que necesitamos conocer,  cultivar, preservar y promover. Y sin embargo, será cosa de los nacionalismos  —incluido el español—,  de la estupidez o de la ignorancia eso de usar las lenguas no como instrumentos  para comunicarnos, acercarnos y entendernos sino para marcar diferencias. «Háblame en cristiano que no entiendo esa lengua» era la respuesta desdeñosa del cristiano viejo cuando hablaba con moriscos, judíos o con cualquiera que  se expresara en lengua distinta. Han pasado siglos y algunos aún permanecen anclados a  las intransigencias de aquella época. Pero del absurdo enfrentamiento idiomático de recurrir a intérpretes, cuando se pueden entender entre ellos, hay un abismo de perplejidad. Me dice un amigo que lo importante es el valor simbólico de la medida. Y pudiendo ser cierto parece descerebrado que personas que se entienden en un idioma recurran a la intermediación de un tercero para comprender  el significado de las palabras que se dicen. No lo entiendo, ¿es grave, doctor?

Estoy preocupado. ¿Es preocupante coincidir con esta caterva que en su estrecho cacumen gustan mezclar lengua, patriotismo y religión? ¿Es grave coincidir con esta tropa de constante grito patriotero  que siempre se escandalizan cuando el modelo de familia de otros no coincide con el suyo, cuando la religión  que profesan  otros es diferente  de la de su dios único y verdadero o cuando la lengua  usada es  distinta  de la que ellos usan?¿Es grave, doctor?

Han escrito de este tema: Domingo R. Ortega GalindoDisidente, Mercè Perellópo78, Ramón CotareloRGAlmanzán, RevenRoberto Fernández García,

8 comentarios leave one →
  1. 24 enero 2011 6:56 pm

    No, no es grave. Los motivos son diferentes, y aunque coincidieran debemos tener presente que hasta el reloj estropeado da la hora correcta dos veces al día.
    Si no es digital. O algo.

  2. 24 enero 2011 8:47 pm

    Pues en lo del reloj tiene toda la razón. Gracias

  3. 25 enero 2011 12:41 am

    También coincides con la caspa y la derechona en que 1 + 1 son 2. Y no es para preocuparse.

  4. 25 enero 2011 9:49 am

    1.- “Es cierto que el Senado es la cámara de representación territorial como proclama Constitución, (…)”

    Yo creo que la sra. Constitución puede que proclame eso, pero los efectos perversos que se están produciendo No deben Ser de su Gusto… suponiéndo que la citada sra. tenga cabeza y la use circunstancialmente.

    2.- “¿Es grave coincidir con esta tropa de constante grito patriotero siempre se escandalizan cuando (…)”

    patriotero QUE siempre

    3.- Por lo demás, No te Preocupes, lo tuyo es lo de otros, en ocasiones, y es que No Somos Perfectos.

    Besicos desde el sur de Madrid: PAQUITA

  5. 25 enero 2011 4:41 pm

    Adrian y Paquita, gracias por vuestras palabras de comprensión y corrección.
    Paquita, desconozco si hay alguna sra. Constitución aunque no le hubiera ido mal a un país de tantas Angustías y Dolores.

    Besos desde el sur andaluz.

  6. 25 enero 2011 6:32 pm

    La realidad es que, discutir una “norma” tan absurda y ridícula no es coincidir -EN ABSOLUTO- con la derecha, puesto que somos muchos más quienes estamos junto la izquierda y, observamos un sin sentido todo lo que está ocurriendo.

    Si queremos reivindicar todas las lenguas de España en el Senado (un Senado INÚTIL), pues lo tenemos muy sencillo:

    Que utilicen el catalán/valenciano -sin limitaciones- a la hora de cualquier tipo de discurso u oración. A continuación, el mismo senador o senadores volverán a repetirlo en castellano-español. De igual forma, tanto la lengua gallega como el vascuence. Con la traducción posterior -por los oradores- a la lengua oficial del Estado.

    No solo nos ahorraremos centenares de miles de euros (con los que podrían sobrevivir decenas de miles de parados y de personas que los están pasando muy mal), sino que también así utilizaríamos -de facto- TODAS las lenguas de España, y además, TODOS entenderíamos todo aquello de lo que se está hablando o tratando.

    Hace poco, cuando el ex-lendakari Ibarretxe (o sus ministros Atutxa, etc) realizaban cualquier comunicado o rueda de prensa, primero se expresaban en euskera y a continuación ellos mismos lo traducían al castellano-español. Todo se entendía y nadie decía absolutamente nada. Eso se llama raciocinio y sentido común.

    Lo grave Júcaro, sería que coincidieras con la derecha en: la reducción de sueldos a los funcionarios, la mini-subida del 3% en el SMI, la congelación de las pensiones, la supresión de las ayudas sociales (400 E del Irpf, 2.500 E por nacimiento, 426 E a los parados, subida de la edad de jubilación a los 67, etc.), la subida de la luz casi de un 10 %, la utilización pública (sanidad, educación, etc) de una sola lengua -de las dos cooficiales- que hay en Cataluña (precisamente los mismos hipócritas que se arrodillan ante los pinganillos), arrodillarte ante los dictados de los financieros europeos, etc, etc…

    Esto sí que sería grave.

    La razón, el sentido común, la capacidad de entendimiento, no son baluartes ni de la derecha ni de la izquierda, sino de las personas dignas y llenas de honestidad.

    • 26 enero 2011 6:42 am

      Toni, me quedo con el último párrafo de tu comentario. Saludos.

  7. 16 mayo 2012 10:49 am

    No entiendo que cualquier gesto que ahagna unos sea juzgado y sentenciado por los medios en minutos y respecto a los pinganillos en el senado aún estemos así, estos no se disculpan ni cuando se van…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: