Skip to content

Las orejeras de Mayor

25 marzo 2011

Mayor Oreja calificó, en su día, de trampa la tregua anunciada por ETA y no se equivocó en aquella ocasión. Desde entonces, la derecha más forofa —en política el fanatismo también es moneda corriente— le tiene subido en los altares y él se enroca en su catecismo etarra de bolsillo.

Quien no dimitió en su día, permaneciendo en el cargo mientras su gobierno negociaba con la banda terrorista, se ha manifestado en muchas ocasiones como un auténtico iluminado. Quien fuera ministro de Interior, mientras el PP negociaba con ETA, ha llegado a declarar que «el gobierno del PSOE y ETA están negociando porque ambos tienen el proyecto común de debilitar España». Cuando surgió la  candidatura de Sortu, afirmó que «todos sabemos que la izquierda abertzale y ETA estarán en las próximas elecciones porque hay una negociación con el Gobierno». Nunca presenta pruebas de sus acusaciones pero él, sin dar cuenta a nadie,  suelta  una y otra vez la misma cantinela de autosuficiencia con goteras.

Oreja, recuerda a esos que afirman ser testigos de apariciones marianas y otros prodigios, y a quienes hay que creer en sus alucinaciones por simple cuestión de fe.   Ahora, cuando el Tribunal Supremo impide que Sortu concurra a las elecciones y que la izquierda abertzale entre en el juego democrático, este personaje no se inmuta y continúa por la misma senda de siempre.

Mayor Oreja vuelve a las andadas y, pese a la discutida decisión del Supremo, insiste en los mismos fantasmas, en la misma teoría conspirativa, para afirmar que la ilegalización de Sortu es una teatralización. Si Mayor Oreja fuera honesto en sus declaraciones, presentaría alguna que otra vez prueba de cuanto dice, pero ni lo hizo cuando era ministro ni, en coherencia con lo que manifestaba,  dimitió mientras su Gobierno negociaba con ETA, ni lo hará ahora. Él seguirá con su  obsesivo raca-raca mientras que la extrema derecha le siga jaleando y el PP se muestre encantado con sus jaculatorias.

6 comentarios leave one →
  1. 25 marzo 2011 11:16 am

    Como es costumbre ya en la derecha casposa y nostalgica de un pasado que REALMENTE no fué mejor, una cosa es lo que uno dice y otra lo que uno hace.
    Mientras Camps, por poner otro ejemplo, ilumina la sala, repreta de periodistas, con su bronceado y su sonrisa prepotente y falsa, algun compañero de partido se llena la boca, no ya de una sonrisa desvergonzada, si no de grandilocuentes palabras en condena de los casos, prsuntos eso si, de corrupción como oos que les salpican a ellos mismos.

    Las treguas son segun quienes las protagonicen, lícitas, ilícitas e incluso hipoteticamente inexcistentes como el caballero de Italo Calvino.
    Sólo se me ocurren un par de explicaciones posibles para esta actitud del señor Mayor Oreja, ambas cuando menos inquietantes y en cierto modo moralmente motivos de su exclusión del panorama político por vergüenza torera:

    O está senil el hombre y no recuerda, ni recordaba mas que selectivamente lo sucedido en materia terrorista, o su actitud raya en la inmoralidad mas absoluta y peca de una desvergüenza sobrecogedora al negar para si mismo oo que para otros crítica y cuestiona, ambas actitudes igualmente contrarias a lo que eticamente sería exigible aun cargo electo.

    Como siempre la derecha dando lecciones que no pone después en practica como el mal cura.

    Un saludo.
    salud y República!!
    Nexus.

  2. Edu permalink
    25 marzo 2011 5:16 pm

    Pregunto si la foto es antes o después de una de sus acusaciones.

  3. 26 marzo 2011 7:45 am

    Nexus; poco que añadir a tu comentario, solemos coincidir. Saludos

    Edu: Buena pregunta pero tampoco tengo clra si Oreja reza o se tapa la boca

  4. 26 marzo 2011 9:18 pm

    Yo creo que hay que darle una salida política al conflicto vasco. No se puede condenar por “lo que se cree” o “por lo que uno piensa que va a ser”. La lucha contra el terrorismo tiene que ser con democracia, democracia, democracia, nunca violando los derechos, ni si quiera los derechos de los que no respetan los derechos.
    Buen fin de semana,
    Paco Piniella

  5. 27 marzo 2011 3:57 am

    A mayor oreja: menor cerebro. Yo creo desde hace tiempo que este hombre es retrasado mental y por eso ya no quiero debatir de nada que venga de su boca.

    Un saludo Juan Carlos.

  6. 27 marzo 2011 10:53 am

    Paco, totalmente de aceurdo. Por eso en el post se ahce rerferencia a que el Tribunal Supremo impide la izquierda abertzale participe en democracia.

    Reven; esa es una opción, otra sería la de denunciar, de vez en cuando, la verborrea obsesiva de este señor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: