Skip to content

No a la visita del Papa, no a la visita del encubridor

28 marzo 2010

La cuestión no es que existan sacerdotes o religiosos pedófilos; también puede haber periodistas, albañiles, informáticos,  políticos o maestros que recurran a estas vejaciones. El problema no es que éstos hayan incumplido sus votos de castidad, ni que utilizando el nombre de su dios hayan persuadido a niños de lo gratificante de ciertos rituales o de lo placentero de determinados tocamientos. El problema no es el pecado sino el delito. El problema, tampoco es saber cuántos niños han sido objeto de la lascivia perturbada de estos religiosos, como se pregunta Javier Caso Iglesias, un solo caso sería injustificable. Como le responde Carolus: «Sean muchas o sean pocas la víctimas, lo más horrible y pervertido del hombre es ocultarse bajo un disfraz de santidad para cazar con impunidad». El problema no radica en si el número de sacerdotes implicados supone un 2 por ciento como calcula el cardenal Saraiva. El auténtico problema radica en la acción encubridora de la jerarquía eclesiástica. ¿Recuerdan cuando para la Iglesia católica los curas no eran pedófilos sino efebófilos? Comienzan a conocerse muchos indicios del papel delictivo de quien hoy es su máximo representante y de haber favorecido la impunidad de esos pederastas que hay bajo las sotanas.

El actual pontífice ha reprobado públicamente a estos desalmados, ha pedido perdón en nombre de la Iglesia y ha recurrido a la evangélica frase de «el que esté libre de pecado que tire la primera piedra», con la pretensión de equiparnos a todos con sus delincuentes. Como resulta que uno está en contra de todas las lapidaciones, apostaría simplemente porque tanto los pederastas como sus encubridores, sean juzgados por las imperfectas leyes humanas porque de la perfección de la ley divina no tenemos noticias. Cuando Ratzinger nos quiere uniformar, a todos, como pederastas, entonces, y de manera simbólica, yo tiraré la primera piedra porque no somos ni pederastas ni un encubridores.

Benedicto XVI tiene prevista una vista a España en este año. “No a la visita del Papa a España en 2011. No con mis impuestos”, es el lema de una iniciativa en la red social Facebook. Los blogs deberíamos iniciar una campaña en similares objetivos. Nos llamarán anticlericales o perseguidores, nos insultarán como es costumbre, pero, ¿acaso es mejor permanecer al margen, callados y mirando para otro lado cuando se prepara la visita de este encubridor? ¿Somos mejores personas y mejores ciudadanos si callamos al saber que la presencia de éste requiere, necesariamente, la colaboración del Gobierno?

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. 29 marzo 2010 7:58 am

    ¡APOSTATAMOS?

  2. 18 abril 2010 11:06 pm

    Estamos ante un claro abuso de poder ¿hasta cuando?
    Que menos que ayuden a las victimas que ellos han creado en vez de ayudar a los delincuentes. La carcel no basta. El responsable es el Vaticano. Que responda con su patrimonio.

    No hay que callar ante las injusticias.
    No a la visita al Papa ¡no con mis impuestos! Ya he firmado.

Trackbacks

  1. Tweets that mention No a la visita del Papa, no a la visita del encubridor « 14 de abril -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: