Saltar al contenido

Un PSOE meapilas

28 mayo 2008

Ahora el desencanto ya no es una patente de la derecha. La decepción nos llega cuando el Congreso rechaza suprimir los símbolos religiosos de las tomas de posesión. El Gobierno ha ampliado los privilegios de la Iglesia y el grupo socialista en el Congreso hace una pirueta al laicimos. Según José Antonio Alonso no es necesario modificar el protocolo porque “no hay ninguna referencia a una señal o a un símbolo religioso“. Entonces me pregunto, quién y por qué autoriza, permite o tolera la presencia de Biblia y crucifijo en las tomas de posesión de cargos públicos.

Ahora es difícil reconocer a los nuestros y otra vez más sería pertinente preguntar, ¿quiénes son los nuestros? Ahora que el PSOE propone dejar que la laicidad avance al ritmo que establezca la “convicción colectiva“, manifiesto mi indignación por esta actitud servil y conservadora. Quizá no es el momento para vomitar aquí mi cabreo, en cualquier caso, ¡perdonen que lo haga!

About these ads
13 comentarios leave one →
  1. 28 mayo 2008 10:04 am

    “Quién y por qué autoriza, permite o tolera la presencia de Biblia y crucifijo en las tomas de posesión de cargos públicos.” Sí, señor. Es inadmisible. El PSOE se jacta de que no estamos en un país religioso, aunque sí con una larga tradición cristiana. ¿España laica? Por lo visto ‘algunos’ saben que no hay meterse con ciertas instituciones. Como ya dijo el hidalgo caballero….’Con la Iglesia hemos topado’. Saludos desde Madrid.

  2. 28 mayo 2008 10:38 am

    No merece la pena cabrearse por eso, no dejan de ser símbolos, a mi me cabrea, me indigna, me encocora, me molesta y “me jode”, que sigamos con la enseñanza religiosa suFRAGAda por todos a través de la enseñanza concertada.

  3. 28 mayo 2008 11:52 am

    Coincido con el Señor Centeno, es mucho más grave la financiación de la enseñanza ultracatólica a través de los conciertos – en gran parte porque no existen, mayoritariamente, colegios laicos privados que se acojan a dicha concertación, que sí existen en otros países europeos, principalmente porque no hay tradición de ello tras 40 años de nacionalcatolicismo-. En cuanto a los símbolos que aparecen en la toma de posesión de cargos públicos habrá que decir también que si quien jurara el cargo fuera musulmán pues habría un Corán, no una biblia, y se retiraría la cruz. Es decir, no son más que símbolos y como tales son retirables e intercambiables sin que con ello se vulnere ninguna ley o tradición – en este caso lo último-.

    En cuanto a la matización del concierto vaticano, bueno, yo diría que hay que darse cuenta de que no llevamos ni 100 días de esta legislatura. Tiempo al tiempo. En política eso del ya, ahora mismo, de golpe y porrazo… como que no sirve de mucho, porque sólo se consigue que la ciudadanía se resista, e imagino que lo que se busca – entra usted también en ese ejercicio de imaginación, Don Júcaro- es mejorar cosas, no dificultar un cambio a mejor.

    Ôo-~

  4. 28 mayo 2008 12:51 pm

    Lo siento, pero lo que el “hidalgo caballero” dijo fue: “Con la iglesia hemos dado”, que no “topado”
    (Don Quijote, 2ª, IX)

  5. 28 mayo 2008 3:54 pm

    Parece muy razonable ese discurso de lo etéreo de los símbolos, pero sólo si lo aplicamos a la totalidad de la simbología.
    Si el símbolo es inútil ha de serlo en todos los casos, porque sino me permitirán creer que es un elemento en el que escudarse para seguir restregando a la ciudadanía de este Estado laico los ornamentos de la secta derechista más mediática de los últimos años.

  6. 28 mayo 2008 3:57 pm

    *En la tercera línea de mi comentario anterior: “si no” va separado en ese caso.

    Saludos

  7. 28 mayo 2008 5:49 pm

    Amigo Júcaro, llevas razón. Los símbolos también son importante. Desde luego que cuando no se es capaz de suprimir cruces y biblias en los actos, difícil será que la enseñanza religiosa no sea una importante parte del pastel presupuestario de la Educación.
    No es incompatible. No porque sea peor matar, vamos a justificar herir a alguien.
    Lo símbolos son importantes por lo que significan y quitarlos hubiera significado un primer paso de un gobierno que busca la laicidad. Lo que pasa es que este gobierno esta contaminado por los Bonos, Vázqueces y el miedo electoral. A pesar de que muchos militantes socialistas hablen de partido laico. El movimiento se demuestra andando.

    Salud y República

  8. 28 mayo 2008 7:45 pm

    No soy de los que se cabrea por estos temas, aunque sí estoy totalmente de acuerdo con el artículo de Júcaro ¿ y quienes son los nuestros ?

    Respeto todos los símbolos, pero en un Estado aconfesional (eufemismo de laico) la religión y lo que la rodea deben de estar en el ámbito privado, única y exclusivamente.
    Claro que, luego vienen las bodas “Reales” con la Iglesia por delante, los bautizos de los nietos (con Rouco y la pila de agua del río Jordán), los funerales múltiples y de carácter público (y más Iglesia de por medio).
    Y no sigo con las romerías -la Cabeza, el Rocío- o las procesiones de Semana Santa que invaden todas las vías públicas.

    Creo que somos pequeños “Quijotes” luchando contra gigantescos molinos con sotana.

    Salud y República. Alfa79

  9. 28 mayo 2008 8:39 pm

    Toda la razón del Mundo y me cuesta porque soy militante de ese Partido, pero se equivocan. La Iglesia nunca nos perdonará ser rojos y masones. Que se lo digan a los que vociferan desde la COPE.
    Salud y República,
    Paco

  10. 29 mayo 2008 1:35 am

    Salud

    Valiente reflexión. Definitivamente al PSOE le viene mal ser gobierno, no sabe cómo comportarse y termina escorándose a la derecha, y no pues, no puede olvidar su esencia para no ganarse oposición obispal, que para algo se le votó.

    En fin, al menos no acepta los dictados del partido como tantos otros, y los recibe o con alegría o con decepción, según toque el caso. Los militantes coherentes son los que pueden recomponer los partidos descarriados ;)

    Hasta luego.

  11. 29 mayo 2008 12:14 pm

    Menos mal que es un partido plural donde caben todas las voces. A lo mejor es eso, que algunas voces quieren jurar y no les basta con ir a misa.

  12. 30 mayo 2008 1:42 am

    Esperemos que no sea un símbolo del viaje a la moderación socialista….no me gustaría ver la flexibilización del mercado laboral como el siguiente hecho.

    un saludo Júcaro

Trackbacks

  1. Maripuchi y su Mundo » Blog Archive » ¡Ay, qué cruz!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 30 seguidores

%d personas les gusta esto: