Skip to content

La violencia escolar: BCN como pretexto

11 noviembre 2006

Me niego a aceptar que los jóvenes de hoy son peores que los de ayer, que la violencia en las escuelas es superior a la de hace unos años y que los padres de hoy son todos unos desalmados. La simpleza del “cualquier tiempo pasado fue mejor”, es eso, una memez que solo se sostiene desde la añoranza y el pesimismo congénito.

¡Claro que existen casos de violencia en las aulas!, ¡por supuesto que las autoridades educativas deben garantizar el derecho al trabajo del profesorado y el de los alumnos a recibir una enseñanza en condiciones aceptables! Pero me pregunto si esa violencia, la violencia escolar que tanto se publica, es tan generalizada y si la situación es tan alarmante como se nos quiere presentar.

Esta semana informa la prensa que unos pocos centenares de docentes se manifestaron en Barcelona contra la violencia escolar. No es necesario escribir que un solo acto violento es repudiable y justifica una expresión de solidaridad con los profesores agredidos así como la exigencia de medidas que garanticen el ejercicio de una labor tan relevante como la docente. Pero que por este asunto, en una ciudad como BCN, se manifiesten según unas fuentes seiscientas, según otras mil personas puede significar que la situación no es tan generalizada, que éste, el docente, es un cuerpo de gente egoísta que no se inmuta ante las agresiones que sufre el compañero del colegio de enfrente o del instituto vecino, o que la gran ciudad se ha vuelto insensible definitivamente.

En la ciudad condal deben trabajar decenas de miles de docentes en la enseñanza pública obligatoria y la manifestación contaba con el apoyo de los sindicatos USTEC, UGT, CCOO, CGT y ANPE. Que tantas organizaciones llamaran a la movilización -incluidas emisoras de radio como RNE y la Cadena SER que aprovecharon el día para abordar el tema- y que los concentrados fueran tan pocos, resulta o sorprendente o sintomático.

La violencia escolar existe, se produce tanto localidades pequeñas como en grandes urbes, en el norte y en el sur, y la sensación de desamparo del profesorado hay que atajarla definitivamente. Lo que ya no parece proporcionado es el alarmismo emergente ni que la escuela sea más noticia de las páginas de sucesos que de las secciones de cultura y educación.

Anuncios
12 comentarios leave one →
  1. andrés permalink
    11 noviembre 2006 12:44 pm

    cierto, ya sabemos todos que Barcelona es en realidad Walt Disney y que el que diga que en Cataluña hay un problema en realidad ataca a lo más profundo del catalanismo porque es un facha y un nazi.

  2. catam permalink
    11 noviembre 2006 2:35 pm

    Andres querido…. En Cat, hay mas o menos los mismos problemas que en cualquier otra comunidad autonoma.

    Pero tenemos amigos. Tenemos a gentecilla como tu, que aprovecha que el jucar en un lago……. para despotricar de … algo.

    Digo “” algo “” porque yo no me enterado de lo que recriminas.

    Seguramente no mentero por la dificultad que tengo de estar traduciendo todo el rato de castellano a ruso, de ruso a catalan y viceversa.

    ( ruso ?¿ oro de moscu, etc… )

    Y por supuesto que no somos Walt Disney, nosotros no somos frios ni estamos refrigerados.

    Ah ¡¡ que querias decir el Parque Disney ?¿ Perdona…. no te habia entendido. ¡ ¡ 😀

    Recuerda… traduccion al ruso, al dialecto catalan y viceversa.

    No, no somos un parque tematico. Y por suerte no somos Terra Mitica, aunque al final… la pagaremos tambien. 😀

    Tienes problemas ?¿

    Sufres en silencio ?¿

    Amoal …. dicen que alivia. 😀

    >:o)

    II*II

  3. Júcaro permalink*
    11 noviembre 2006 6:18 pm

    Para quienes aprovechan que escribo Barcelona, como podría haber escrito Sevilla Madrid o Valencia, y solo la referencia a BCN es motivo para lecturas distorsionadas; para quienes así proceden, copio y pego un breve fragmento de El Quijote (Capítulo LXXII): “….Barcelona, archivo de la cortesía, albergue de los estranjeros, hospital de los pobres, patria de los valientes, venganza de los ofendidos y correspondencia grata de firmes amistades, y, en sitio y en belleza, única”.

    Para quienes leen demasiado ligero y no ven más allá de cuatro palabras “en negritas”, repito el título del post: “La violencia escolar: BCN como pretexto”

    Saludos

  4. 12 noviembre 2006 11:23 am

    Entiendo que la violencia escolar existe, e incluso que puede ser un problema creciente. Estoy de acuerdo en que eso no significa que a todas horas, y en todos los colegios, se este ejerciendo esa violencia. Quizás el problema sea que en esta epoca de abundancia de Medios de Comunicación, sea dificil a veces medir la importancia de un problema. Y desde luego, no debemos confundir las churras con las merinas, y determinada gente podia dejar de meter a Cataluña y su identidad en todas las discusiones. Un saludo.

  5. 12 noviembre 2006 11:28 am

    Siento discrepar.
    La sociedad es más violenta y los niños crecen en ambientes más violentos con padres que no los pueden controlar. Eso es un hecho, sólo es necesario tener profesores cerca para que opinen.
    El respeto se está perdiendo, los padres no tienen el tiempo que tenían para educar y delegan en los profesores, cuya misión no es esa.
    Comentaban el otro día en la radio un chiste gráfico de no sé que periódico donde un padre visitaba al profesor y le decía “mi hijo no le pegaría si usted le consintiera lo que yo le consiento”.
    Cierto que no todos los niños están insultando y pegando profesores pero que la violencia aumenta es impepinable, otra cosa es el alarmismo debido a la distorsión estadística que crean los medios de comunicación.

  6. Júcaro permalink*
    12 noviembre 2006 12:39 pm

    Álvaro, totalmente de acuerdo.

    La violencia escolar no es un invento de los medios de comunicación, es real, existe, y deben tomarse medidas para erradicarla. Los medios de comunicación la exageran hasta crear la sensación que los colegios e institutos son unos espacios violencia incontrolada y sinceramente, no es eso.

    En cuanto a lo de Barcelona, alucino. Basta citarla para que algunos se exalten sobremanera.

  7. Júcaro permalink*
    12 noviembre 2006 1:00 pm

    Gemma, no lamentas discrepar porque ése es un buen ejercicio. Aunque coincidir no lo sea menos.

    Lo que escribes no es tan distinto a lo que expongo. Cuando se habla de estos temas siempre saco a relucir un dato incuestionable. Hoy la educación es, afortunadamente, obligatoria hasta los 16 años; no siempre fue así. Cuando no era obligatoria, el chico que a los doce, trece años, “no servía para estudiar” se le retiraba de la escuela y además se le ponía a trabajar. Si la familia era de pocos recursos, ya no te digo. Pero eso no era óbice para que la violencia y el acoso escolar fuera similar al de hoy. Sin entrar a discrepar la diferencia entre respeto y miedo, si puedo decirte que antes se producían escenas de violencia similar. ¿Hemos olvidado las novatadas?, ¿Quién no recuerda a aquel chico mayor, simple matón, pero del que todos nos cuidábamos en no molestar para no ser víctimas de su crueldad?

    Antonio Muñoz Molina, en su última novela, nos narra de manera magistral la violencia de unos escolares con sus compañeros y con los profesores y seguramente muchos conozcamos casos similares. La narrativa española está llena de ejemplos. Pero la cuestión no es negar la evidencia de lo que hoy se produce, ¿quién puede defender que hoy no existe violencia en el ámbito escolar?, lo que no comparto es el alarmismo, ese cierto amarillismo de cierta prensa obsesionada con reeditar El Caso.

    Saludos

  8. JordiS permalink
    13 noviembre 2006 1:49 am

    Los casos de violencia escolar son solo la punta del iceberg del autentico problema, que es el hecho de que bastantes profesores no pueden hacer otra cosa durante su hora de clase que tratar de imponer un minimo de orden, cosa que ademas raramente consiguen. Y este si que es un problema generalizado.

    Las causas de que no se pueda imponer orden, y por tanto, tampoco impartir enseñanza alguna, son multiples: alumnado heterogeneo en la misma aula (pues no se puede clasificar a los niños), algunos alumnos no entienden el idioma del profesor (y no me refiero solo al catalan sino tambien al castellano) aunque se espera que ellos y sus padres sean votantes politicamente correctos, un modelo pedagogico basado no en enseñar al que no sabe sino en no traumatizarle (no sea que se cabree y de mayor vote a otros), primacia de objetivos politicos y no educativos en la gestion de los colegios (para un inspector los padres siempre tienen razon, no porque la tengan sino porque ademas de padres son votantes), … En resumen, las escuelas hoy son lo que una cultura izquierdista, utopica en teoria pero tremendamente practica en realidad, ha hecho de ellas. Con ello han conseguido el desprestigio de la enseñanza publica, con el obvio resultado de que quien puede pagarselo (incluyendo los altos cargos progresistas, somo el nuevo presidente de Cataluña) se va a la privada, donde se aplica el viejo estilo traumatizante. Mientras los hijos de la gente con menos recursos sobrevive como puede en la selva escolar del gobierno. Esto desde luego se reflejara despues en la vida laboral, como se refleja en Francia con las diferencias entre quienes asisten a una “universidad-parking” o quienes asisten a una Grande Ecole. Aqui ya empezamos con eso en la tierna infancia, para mas INRI.

    Esta es una cosa mas que el pueblo tiene que agradecer a los izquierdistas. Y van …

  9. 13 noviembre 2006 11:05 am

    Jordi, ¿En Madrid no se produce este tipo de violencia?, ¿y en Baleares, Castilla León, País Vasco, Valencia o Murcia? La Educación está transferida y se reproduce allá donde gobierna la izquierda y la derecha

  10. JANET permalink
    26 febrero 2007 7:27 pm

    Me dirijo aqui pidiendo ayuda, me siento muy impotente ante lo que me sucede. Soy uruguaya y resido en Calella-Barcelona, hace 2 años y medio que resido aqui, tengo 3 hijos uno que esta cursando 4 de ESO tiene 16 años, otro de 12 años que esta 5 de primaria y la niña de 5 años que cursa p5. Mi niño de 12 años tiene en su clase un compañerito, tambien inmigrante de Marruecos, con graves problemas de conducta, debido a una situacion puntual familiar, y como consecuencia la conducta agresiva de este niño se torna bastante insoportable. Mi preocupacion es que en el colegio no toman medidas alguna, somos varios padres que estamos preocupados con dicha situacion, y consideramos que este niño tendria que estar un un instituto donde traten sus carencias familiares.
    En mi pais cuando suceden dichas situaciones existe una institucion(Consejo del Niño) donde se envian a estos niños para rehabilitarlos, aqui me han dicho que no existe nada y que ni siquiera pueden expulsarlo del colegio.
    LA IMPOTENCIA DE NOSOTROS LOS PADRES DEL RESTO DE ALUMNOS ES QUE DEBEMOS HACER? SENTARNOS A ESPERAR A QUE NOS LASTIME DE GRAVEDAD A ALGUN NIÑO O QUE LE MATE A ALGUNO. Realmente no sabemos a donde recurrir para ayudar a los niños nuestros y en particular al chico problematico.
    Espero que me puedan ayudar con alguna solucion o de pronto a donde recurrir GRACIAS ESPERO VUESTRA RESPUESTA
    JANET

  11. Júcaro permalink*
    26 febrero 2007 10:03 pm

    Difícil imaginar que desde la Dirección del centro educativo no se atiende la preocupación que usted manifiesta pero si usted lo dice seguro que así será..

    En cualquier caso, lo primero seria expresar tanto verbalmente como por escrito el problema ante la Dirección del Centro, preferible que el escrito le sea sellado por la Secretaría del centro y aconsejable guardar copia del mismo donde figure el nº de Registro de Entrada.

    Contactar con los representantes de los padres en el Consejo Escolar del Centro para que en las sesiones de dicho órgano se trate del tema. En este mismo sentido buscar la complicidad de las asociaciones de padres que pudieran existir en el mismo centro.

    Si con todo no se dan pasos en la búsqueda de una solución adecuada, habría que recurrir a la Delegación Provincial y a la denuncia pública.

  12. 27 febrero 2007 2:01 am

    Si ha aumentado la violencia en las aulas , y creo que se ha producido una intolerable quiebra del respeto debido a la figura del maestro. No salen más a la calle porque se les ha silenciado con una buena remuneración, que ha conducido a un sector importante del cuerpo docente a ir pasando día tras día, sin otro objetivo que el descrito: pasar los días. Quede claro que no les culpo, puesto que no son “geos”, son maestros, el oficio más noble y elevado que existe. Algunas soluciones ya las apunté en un comentario a otro post, sobre la falta de respeto a la cosa pública. Me remito a lo dicho en esa ocasión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: